RUNNING

El equipo Base: Castelló Esports by Runnering sube al podio de la Everest Trail Race 2016

Sito Castelló: “La Everest Trail Race es la carrera con mayor nivel de compañerismo que he vivido”

montse-urbea-sito-castello-runnering-everest-race

Montse Urbea y Sito Castelló de la tienda Base:Castelló Esports by Runnering, en la meta de la Everest Trail Race 2016.

(23-11-2016). El equipo formado por los responsables de la tienda de running Base: Castelló Esports by Runnering, Sito Castelló y Montse Urbea, han finalizado en tercera posición la dura carrera Everest Trail Race 2016. Una experiencia que Sito valora muy positivamente aunque no piensa repetir por el momento.

La Everest Trail Race, una de las consideradas carreras más duras del mundo, ha contado en su edición del 2016 con la participación del equipo formado por Sito Castelló y Montse Urbea, responsables de la tienda de running ubicada en la localidad catalana de Viladecans (Barcelona), Base: Castelló Esports by Runnering, que han firmado una notoria actuación al finalizar la prueba en tercera posición en la clasificación por equipos.

Un logro que el mismo Sito Castelló otorga más relevancia si cabe al haber conseguido subir al podio con un equipo mixto frente a “equipos íntegramente masculinos muy fuertes y preparados”.

Hubo días que acabamos la etapa totalmente vacíos

En la clasificación general, los dos experimentados corredores finalizaron en los puestos 26 y 28 de un total de 60 participantes.

Una “dura” experiencia

La Everest Trail Race es una carrera dividida en seis etapas que cuenta con una distancia total de 160 km con un desnivel acumulado de 30.000 m. Es considerada una de las carreras más duras del mundo, según destaca Sito, “sobre todo porque se corre a alturas de entre 3.000 y 4.000 metros y a una temperatura que por la mañana roza los -15 grados”.

Lo mejor ha sido poder subir al podio con mi compañera

Sito Castelló comenta sobre la experiencia que “empezábamos la carrera cada día a las seis de la mañana y solíamos acabar la etapa sobre las cuatro de la tarde. Aunque el tiempo nos acompañó los seis días y nos encontramos en plenas facultades, hubo días que acabamos totalmente vacíos y con la espalda muy maltrecha por tener que cargar con la mochila que pesaba seis kilos durante toda la prueba”. De hecho, admite, unos días después de haber vuelto y aún afectado por el jet lag, que “me sigue doliendo la espalda”.

Sobre lo más positivo de la experiencia, Sito menciona el hecho de “estar cerca del campo base del Everest”, con la carga emocional que ello conlleva, y también el hecho de “haber podido subir al podio junto a mi compañera Montse”.

Compañerismo

Aún así, el aspecto que más sorprendió a los dos corredores y que destacan muy positivamente es el compañerismo que se vivió en la prueba: “He participado en muchas carreras durante los últimos 30 años y nunca he vivido un nivel de compañerismo parecido al que he vivido en esta carrera”, explica emocionado Sito, quien añade que “se valoraba tanto el que llegaba primero como el que lo hacía el último, y en seis días hicimos buenas migas con todos los participantes que no dudaban en echarte una mano si lo necesitabas”.

Se valoraba tanto el que llegaba primero como el que lo hacía el último

Próximo reto a la vista

Sobre la tercera posición conseguida, Sito se muestra muy orgulloso y remarca que “en una mala etapa podías perder todo lo conseguido en los días anteriores y nosotros tuvimos la suerte de que no tuvimos ningún día malo. A falta de dos etapas para acabar supimos que íbamos terceros en la clasificación y nos tocó apretar al final para no perderla”.

Tanto Sito como Montse conocían la Everest Trail Race y confiesan que “le teníamos mucho respeto por su dureza”. No se plantean volver a participar porque, como dice Sito: “es una experiencia preciosa pero desgasta mucho y te quedas hecho polvo”. De hecho, ya tienen en mente su próximo reto: “Con tantas carreras que existen por todo el mundo, nos apetece más ir probando diferentes que repetir. Y ahora queremos participar en alguna situada en América del Sur, quizás en los Andes”, señala Sito. Pero para ello, como lamenta el propio corredor, habrá que esperar que el día a día de su tienda de running les permita escaparse para vivir una nueva aventura.

Más información sobre la carrera: http://www.everesttrailrace.com/etr_trail/esp/index.php


No hay comentarios

Añade el tuyo