RUNNING

Beneficios del running para afrontar los dolores menstruales

Combate la regla corriendo

running-menstruación

Correr puede ser beneficioso para combatir los efectos de la menstruación.

(14-6-2017). Sabemos que la menstruación produce dolor y que salir a correr con ella puede suponer todo un reto. No obstante, tal como indica la doctora Maria Eulalia Fernández Montolí, deberíamos seguir corriendo si podemos, pues el running ayuda a aliviar el dolor menstrual.

Tienes planeado salir a correr hoy, pero ¡sorpresa! Llega la menstruacción y con ella todos sus síntomas. Te desanimas y correr se te hace una montaña imposible de subir. Pero puedes estar tranquila, correr no te hará sentirte peor, más bien al contrario. Tal como explica la doctora Maria Eulalia Fernández Montolí, especialista en ginecología en el Hospital Universitari de Bellvitge-IDIBELL, “el running realizado de forma moderada no afecta a la menstruación, aunque existen situaciones especiales en que si puede haber un efecto”. De hecho, correr durante el síndrome premenstrual “mejora los síntomas de este síndrome, en especial la retención de líquidos y los síntomas depresivos”, aclara la doctora Fernández.

Las causas del dolor menstrual

Durante los días del periodo, podemos tener o no tener ganas de salir a correr, aunque la voluntad no es lo único que necesitamos. Hay que entender que “la menstruación en ocasiones produce dolor. El dolor es debido a las contracciones del miometrio (el músculo de útero o matriz). Estas contracciones estan producidas por una sustancia llamada prostaglandina (PG F2α), causante del dolor producido por la menstruación. La mayor parte de la secreción de esta sustancia se produce en los dos primeros días de menstruación, y se asocia con la mayor intensidad de los síntomas”, describe la médico. Tal como detalla la doctora, las prostaglandinas son las responsables de cefalea, náuseas, vómitos, diarrea y dolor lumbar.

Aliviar el dolor menstrual con tratamientos farmacológicos

En la actualidad, las mujeres no deberíamos sufrir y reprimirnos, sino conocer las mejores herramientas para minimizar los efectos del período y salir a hacer lo que nos apetece, como correr, con la ayuda de medicación, ya sean anticonceptivos hormonales o inhibidores de la síntesis de prostaglandinas. La doctora Fernández explica en qué se diferencian: “Ambos tipos de medicaciones actúan disminuyendo la concentración de prostaglandinas, por diferentes mecanismos de acción. Los anticonceptivos hormonales producen atrofia del endometrio, que es el tejido que produce las prostaglandinas. En segundo lugar, para las mujeres que no desean tomar anticonceptivos, se pueden indicar inhibidores de la síntesis de prostaglandinas, los llamados antiinflamatorios no esteroideos. Los más efectivos son los derivados del ácido propiónico (ibuprofeno, naproxeno, ketoprofeno) y los fenamatos (ácido mefenámico, meclofenamato y ácido flufenámico). El ácido acetilsalicílico es menos efectivo, ya que el útero es menos sensible a su acción”.

Afortunadamente, esta segunda opción es muy eficaz para la gran mayoría de las mujeres, pues “los inhibidores de las prostaglandinas son efectivos en más del 80% de las mujeres, y producen alivio tanto del dolor menstrual, como de los otros síntomas. Se deben tomar al aparecer los primeros síntomas. En caso de que el dolor no desaparezca con este tratamiento hay que consultar con un ginecólogo, para descartar otras causas de dolor menstrual, que tienen un manejo específico”, aconseja la doctora Fernández.

Cómo cuidar de la higiene íntima al correr

Otro aspecto que preocupa a muchas mujeres es la higiene íntima durante los días del período, especialmente, cuando se entrena o se compite, pues pueden aparecer más infecciones. La especialista en ginecología recomienda “la utilización de ropa interior compuesta de tejidos transpirables y naturales, como el algodón o modal, ya que la falta de transpiración es una causa frecuente de infecciones vulvares”. Por ello, aconseja “evitar ropa interior de tejidos sintéticos y tangas, así como ropa muy ajustada en el abdomen si hay hinchazón abdominal”, y añade que, “si hay tensión mamaria, se puede usar un sujetador que ajuste bien las mamas. Asimismo, la doctora advierte que “los tampones se pueden usar, pero se recomienda no utilizar los super absorbentes y realizar cambio frecuente de los mismos”.

Tratamientos farmacológicos para el síndrome premenstrual

Pero las mujeres no solo sufren los efectos durante la menstruación, sino también durante el resto de fases del ciclo, como en el síndrome premenstrual. Éste tiene una aparición cíclica inmediatamente antes de la menstruación, desapareciendo después de ésta. Pueden aparecer muchos síntomas, pero se caracteriza por tensión mamaria, hinchazón abdominal y síntomas neuro-psíquicos, como depresión, o irritabilidad”. Para esta fase, la experta nos describre un amplísimo abanico de tratamientos no farmacológicos, como técnicas de relajación, fototerapia, terapia cognitiva, tratamientos con vitaminas B y E, suplementos de calcio, magnesio, aceite de onagra, tratamientos hormonales, progesterona, anticonceptivos hormonales, antiinflamatorios no esteroideos, diuréticos, ansiolíticos y antidepresivos. Además de todo ello, por supuesto, “la dieta y el ejercicio pueden ser útiles”.

La dieta como aliada

Es cierto que la dieta y el running pueden ayudar a aliviar el dolor menstrual, pero hay que tener en cuenta la intensidad del ejercicio físico y los nutrientes que se consumen, tal como lo explica la especialista. “Otra circunstancia diferente se observa en la realización de ejercicio físico con gasto energético excesivo y/o aporte dietético insuficiente para el esfuerzo físico que se realiza. En estas situaciones pueden aparecer alteraciones menstruales, con reducción de fase lútea, ciclos anovulatorios y amenorrea. Son situaciones que suelen ser transitorias”.

En resumen, la alimentación puede ayudarnos a encontrarnos mejor a la hora de entrenar o competir. Por ello, Fernández recomienda “una dieta pobre en hidratos de carbono refinados y restringir la cafeína, el sodio y el alcohol. Si se presentan menstruaciones muy abundantes, se aconseja alimentos ricos en hierro, y, si es necesario, suplementos de hierro. Y recuerda que “todo ello debe realizarse bajo recomendación médica”.

 

Datos de interés

Web: www.ginecologiabarcelona.es

Twitter: @GinecologiaBcn

Facebook: https://facebook.com/pg/ginecologiabarcelona/about/


No hay comentarios

Añade el tuyo