RUNNING

Según la psicóloga deportiva Meritxell Bellatriu

Cómo gestionar psicológicamente el confinamiento por el coronavirus

confinamiento coronavirus

Se recomienda activarse por la mañana y no quedarse en pijama todo el día pese al teletrabajo

(18-3-2020). La psicóloga deportiva Meritxell Bellatriu nos da las claves para sacar partido psicológicamente del confinamiento por coronavirus. Recomienda, entre otras acciones, marcar una serie de rutinas, gestionar el miedo y evitar la sobreinformación.

El dramaturgo y crítico irlandés George Bernard Shaw dejó escrito que “nos hacemos sabios no por el recuerdo de nuestro pasado, sino por la responsabilidad de nuestro futuro”. Una frase que viene como anilla al dedod de la situación actual de confinamiento ante el estado de alarma decretado por el gobierno español ante los efectos de la pandemia por coronavirus.

Gestionar este tipo de situaciones desde un punto de vista psicológico no siempre es fácil. Por este motivo, hemos contactado con la psicóloga deportiva Meritxell Bellatriu que nos ofrece una serie de recomendaciones para la gestión psicológica durante esta cuarentena.

La adecuada gestión psicológica de este momento singular y complejo que nos está tocando vivir tiene un objetivo dual, tal y como nos comenta la experta. Por una parte, “evitar que el miedo crezca exponencialmente y acabe complicando aún más la compleja situación sanitaria en la que nos encontramos” y, por otra, “hacer más llevadera la situación de confinamiento durante la cuarentena”.

Teniendo en cuenta esto, le cuestionamos a Bellatriu ¿qué es el miedo? Se trata de “una emoción que nos ayuda a protegernos y sin él no podríamos sobrevivir.”

Gestión del miedo

Por lo tanto, en momentos como el actual, “el miedo es necesario para mantenernos en alerta y ser prudentes, minimizando riesgos” nos relata. No obstante, siempre hay que controlarlo, ya que “el miedo desproporcionado puede llevarnos a perder la razón, a actuar de forma desmesurada y a entrar en pánico”.

En conclusión, “el miedo mal gestionado puedo exponernos a más riesgo que la causa originaria que lo propició”. Así las cosas, “es importante aceptar el miedo como una emoción normal ante la situación actual e intentar evitar respuestas desproporcionadas que no hagan más que complicar nuestro momento actual”.

Informarse evitando la sobreinformación

Estos días estamos recibiendo una cantidad ingente de información a través de infinidad de canales diferentes. Es difícil seleccionar la información veraz. De hecho, “debemos informarnos bien, pero evitando la sobreinformación y filtrar todos los ímputs recibimos”.

El consejo de la psicóloga deportiva es “usar los canales oficiales de información, evitando los medios no contrastados, y evitar también estar conectado permanentemente,”. No por estar todo el rato colgado de los medios de comunicación estaremos más informados, “ya que dicha forma de proceder puede incrementar nuestra sensación de peligro y generarnos más angustia”.

Mantener una actitud positiva

Debemos afrontar la situación actual con positivismo. En el caso de tener hijos a nuestro cargo, “debemos informarles debidamente y de forma adecuada, siempre teniendo en cuenta su edad”. Debatiendo sobre la cuestión del coronavirus, “ellos podrán plantear sus dudas e inquietudes con libertad”.

Debemos normalizar el debate, “evitando cualquier mentira porque los niños tienen una capacidad de adaptación mayor de lo que en ocasiones imaginamos”. Hablar abiertamente sobre esta cuestión, “les ayudará -a ellos, pero también a nosotros- a reducir su miedo e inquietud”.

Tal y como decíamos, “mantener la calma y poner en marcha todas aquellas estrategias que nos ayuden a afrontar el momento de una forma positiva es fundamental”. Debemos dejar de lado “el hecho de centrarnos únicamente en aquello negativo, evitando comentarios y actitudes catastrofistas”, en palabras de Bellatriu.

Una forma de ejercer este positivismo es “mantener una actitud constructiva”. De hecho, “gracias a actuar de una forma responsable y adecuada y seguir las recomendaciones vigentes, estamos haciendo un bien para los demás en concreto y para la sociedad en general”. Hay que grabárselo a fuego: quedarse en casa nos ayuda a salvar vidas. Por lo tanto, “tenemos una gran oportunidad de contribuir a un bien común”.

Gestión del tiempo

Es nuclear “gestionar nuestro tiempo y planear una rutina diaria”. Es aquello del “saber escoger el tiempo es ahorrar tiempo” que describió el filósofo y pensador inglés Francis Bacon. Vivimos en una sociedad que está acostumbrada a estar permanentemente en movimiento.

Confinarnos en casa sin una fecha de salida concreta “nos genera angustia y malestar psicólogico”. Es totalmente “normal”, admite la experta. La situación actual ha frenado en seco todo nuestro día a día, nuestra cotidianidad. Ante esta perspectiva de pasarnos unos cuantos días en casa, “debemos adaptarnos a la situación para hacerla más llevadera y no sufrir más de lo necesario”.

En este sentido, debemos definir -según nos cuenta Bellatriu- una rutina diaria. De esta forma, “evitaremos caer en el desespero, el desánimo o el temor constante”. Y aquí van una serie de consejos concretos si trabajáis desde casa:

  • No os quedéis en pijama todo el día: hay que activarse por la mañana con una buena ducha y vestirse como si fuéramos a salir de casa.
  • Marcaros un horario fijo de trabajo: el resto del día, cuando no trabajéis, intentad incluir todas aquellas cosas que pueden aportaros bienestar de una forma adaptada para el momento. Un ejemplo concreto, si os gusta salir en bici marcaros un tiempo de entrenamiento con rodillo diario. Por suerte, muchos entrenadores y preparadores físicos están facilitando estos días recomendaciones o rutinas de ejercicios que pueden ser de utilidad.
  • Aprovechar el tiempo perdido: más que verlo como una carga, podemos ver este momento actual como una oportunidad. Una oportunidad para hacer todo aquello que normalmente no tenemos tiempo para hacer (leer, escribir, hacer un álbum de fotos, cocinar, etc.). Y Bellatriu nos lanza una reflexión muy interesante en este sentido: “el miedo se gestiona mucho mejor a través de comportamientos saludables que con medidas innecesarias”.

Rutina con niños

Los más pequeños de la clase también precisan de sus rutinas. Es importante mantener sus horarios habituales. Por ejemplo, si por la mañana lo normal es que los niños estén en el colegio, lo más recomendable ahora mismo es que hagan los deberes durante este lapso de tiempo o, en su defecto, actividades educativas.

Asimismo, otro consejo que nos lanza Bellatriu es el de “dedicar el tiempo libre que tenían a realizar actividades más de ocio”. Como todo padre y madre sabe bien, “los niños necesitan salir y moverse”, algo totalmente vetado ahora mismo. Pero existen alternativas. Y saludables. La psicóloga deportiva sugiere llevar a cabo actividad física en casa y en familia.

Protégete y protege

No somos expertos en gestionar situaciones de este calibre, por lo que “debemos seguir las recomendaciones y medidas sanitarias de precaución que nos proporcionan los medios de información contrastados”. Gracias a ello y a nuestro sacrificio personal “todo mejorará con el paso de los días”.

Podemos tener la debilidad de pensar que “quizás no hay para tanto y que no pasa nada si transgredimos la norma un poco saliendo de casa”, pero “no es momento de pensar en satisfacciones inmediatas ni en deseos individuales”. Es básico tener un pensamiento solidario y de comunidad, ya que nuestra supervivencia depende de nosotros.

“Debemos dejar de lado cualquier ápice de egoísmo y pensar en los colectivos más vulnerables durante esta crisis como puede ser la gente mayor o los enfermos”.

Busca distracciones y diversifica

Una de las debilidades de estos días puede ser el de extralimitar el tiempo en el que estamos conectado a la información y a la tecnología. Sin embargo, “debemos aceptar que hay una parte de la situación que está fuera de control”. Sólo están en nuestra manos las decisiones que tomemos en la medida en la que se presenten los retos.

En realidad, especifica la psicóloga deportiva, “es lo de siempre: lo que está bajo nuestro control es el presente, no el futuro”. Por lo tanto, un secreto adecuado es el de “buscar diversificar nuestro tiempo con actividades diferentes y que sean mediante una”. Las actividades manuales y el deporte son buenas opciones para tener un mejor confinamiento.

Y una adenda en el caso de compartir nuestro hogar con más personas. “Tan importante es compartir actividades como tener algún espacio diferenciado, ya que nuestro espacio personal es importante”.

Relaciónate con precaución

Somos seres sociales y necesitamos una cierta cuota de socialización. En la situación actual, “el ocio y las relaciones sociales han salido sumamente perjudicadas”. Pero “seamos positivos, no estamos en el siglo pasado, la tecnología ha avanzado a pasos agigantados y, actualmente, tenemos diferentes vías para mantener el contacto con los nuestros” y sin riesgo alguno de contraer el coronavirus ni contagiarlo.

Podemos hacer videollamadas en grupo si queremos entretenernos e incluso quedar virtualmente para hacer un café o mantener una charla animada. “Nada puede sustituir el cara a cara presencial pero, si queremos disfrutar de un futuro saludable juntos es importante que unamos esfuerzos y nos sacrifiquemos todos”, apostilla Meritxell Bellatriu.

Y lanza un último mensaje para todos y todas apelando al espíritu mosquetero. “Por una sociedad
mejor, caminemos en la misma dirección: ¡¡¡UNO PARA TODOS Y TODOS PARA UNO!!!”.

Información de contacto:
www.meritxellbellatriu.com [1] meritxellbl@copc.cat
@meritxellbl


No hay comentarios

Añade el tuyo