RUNNING

Beneficios y riesgos del running para la salud de nuestros ojos

Recomendaciones del oftamólogo Javier Goas

correr-ojos

La exposición solar es uno de los principales riesgos para la vista que presenta correr, para lo que se aconseja llevar siempre gafas de sol. pero no sirve cualquiera, advierte el oftalmólogo.

(23-1-2019). El running tiene numerosos beneficios y entre ellos se encuentra la mejora de la salud ocular. Así lo afirma el oftalmólogo Javier Goas, del Hospital Perpetuo Socorro de Las Palmas de Gran Canarias.

Cuando hablamos de los beneficios de la práctica de running, en pocas ocasiones relacionamos el correr con mejorar nuestra salud ocular. Pero sí existe una relación positiva entre el estado de nuestra vista y esta práctica deportiva.

Así lo defiende el oftalmólogo Javier Goas, quien admite que la salud ocular no suele relacionarse con la práctica del running, si bien, entraña algunos beneficios para la visión.

Entre ellos, destaca el experto en una entrevista publicada por Canarias7, se encuentra la reducción de la presión intraocular y la protección de las células de la retina, a la que contribuye el ejercicio cardiovascular, como es correr.

El running también combate problemas de sobrepeso y diabetes, que generan presiones arteriales y niveles de colesterol altos, dos aspectos relacionados con los problemas de visión. Así, corriendo se puede reducir el riesgo de aparición de afecciones de retina como el glaucoma a la degeneración macular, que causan pérdida de visión.

Precauciones

Pero no todo son bondades. La práctica de running también comporta riesgos para los ojos, principalmente por la exposición a la radiación solar y a la entrada de cuerpos extraños en los ojos.

“La radiación solar puede comprometer cualquier estructura del globo ocular, tanto superficial como profunda, pudiendo ocasionar quemaduras en los párpados, queratitis por exposición y tumores a largo plazo. También es posible la entrada de cuerpos extraños que pueden dar lugar a infecciones como la conjuntivitis o úlceras en la córnea”, advierte.

Para minimizar y evitar la aparición de estos posibles problemas, el mejor aliado según este oftalmólogo es usar gafas de sol con protección UV, que dispongan de un filtro UV 400, que bloquee la totalidad de los rayos ultravioleta perjudiciales para el globo ocular. Estas gafas, recomienda el experto, deben adquirirse en ópticas o centros homologados y contar con el sello de estándar de calidad CE. En cuanto al material, “es aconsejable que tengan lentes de policarbonato, dado que su ligereza las hace más cómodas a la hora de practicar deporte”.


No hay comentarios

Añade el tuyo