RUNNING

Los beneficios de la acupuntura en el running

acupuntura

(12-6-2019). Además de para el tratamiento de lesiones, la acupuntura presenta otros beneficios en la puesta a punto del cuerpo de los corredores, por los que vale la pena al menos interesarse por esta técnica milenaria.

La acupuntura es una forma de medicina complementaria o integrativa que persigue la reducción del dolor y de los desequilibrios de nuestro organismo. Es un método de neuromodulación y el sistema nervioso es el que manda a todo el organismo. Lo hace, tratando puntos específicos, claves, (ubicados en la fascia superficial, como demuestran los estudios realizados en la Universidad de Harvard por la Dra. Helene Langevin, entre otros) y buscando el restablecimiento de dicha armonía. Para ello, selecciona puntos basados en el sistema de puntos meridianos energéticos.

Las utilidades de la acupuntura

Nos hemos cuestionado qué utilidad o influencia puede tener la acupuntura dentro del mundo del running. Para ello, hemos contactado con Raúl Rubio, experto y docente en acupuntura deportiva y que forma parte del equipo de la Clínica Medizen y es vicepresidente de la Asociación de Acupuntores Sanitarios (AAS), además de ser también fisioterapeuta.

Antes de ver los beneficios que puede apuntar la acupuntura para los corredores y corredoras, hay que tener en cuenta que esta medicina alternativa se creó de forma conjunta en toda Asia, entorno al 2.500 a.C., según recoge el libro más antiguo de la medicina (El Huang Di Nei Jing o clásico del “Emperador Amarillo”). Por lo tanto, se trata de una técnica ancestral dentro de la medicina tradicional china que, posteriormente, se extendió por Corea y Japón, hasta llegar más tarde a Europa vía Francia. Entre otras muchas utilidades, la acupuntura “se emplea como tratamiento para la reducción del dolor y los desequilibrios neurovegetativos, tratando puntos específicos del cuerpo para restablecer dichos equilibrios -con la neuromodulación- a través de los receptores nerviosos ubicados en subdermis, fascias, músculos, tendones…”. Selecciona “puntos basados en el sistema de meridianos energéticos”, afirma Rubio. Y es que cada vez son más los deportistas de élite, y también los corredores, que acuden a un acupuntor para poner a tono su cuerpo y aprovecharse de los beneficios de esta técnica.

La acupuntura nos permite recuperar el equilibrio

Las utilidades de la acupuntura en el caso del running se ven, sobre todo, en el tratamiento de lesiones. Y es que con la técnica de las agujas, “se persigue restablecer nuevamente el equilibrio del cuerpo, el que tenía antes de la lesión”, esclarece el especialista. De esta forma, “podemos acercarnos a la lesión en términos de todo el sistema nervioso y las conexiones que tiene éste con los respectivos músculos y tendones”. El objetivo final no deja de ser el de recuperar la movilidad, el equilibrio y, por lo tanto, el movimiento natural y habitual del músculo y las articulaciones. Raúl Rubio nos sintetiza los diferentes apartados en los que la acupuntura puede ser beneficiosa para los runners, no sólo el comentado anteriormente, tanto a nivel preventivo como de potenciación muscular:

  • La acupuntura nos ayuda a prevenir lesiones y a recuperarnos de éstas. “El estímulo de los puntos de acupuntura mejora el nivel de respuesta física, tanto a nivel muscular como del sistema nervioso central y se produce la segregación de una serie de neurotransmisores que facilita la recuperación de la fatiga”, cuenta el acupuntor Raúl Rubio. Por otra parte, la acupuntura “es una herramienta más dentro del ámbito de la recuperación, como pueden serlo también la electroterapia, la termoterapia, la crioterapia o la terapia manual dentro del mundo de la fisioterapia”, expone el también fisioterapeuta. En este sentido, pues, la acupuntura no es una herramienta única, sino que podemos sumarla a otro tipo de técnicas de cara a rebajar el tiempo de duración de la lesión y, en ciertos casos, puede ser más efectiva que la terapia convencional. “Si incluimos la acupuntura dentro de todo este abanico de técnicas, mi experiencia personal es que ayuda a mejorar nuestro estado físico y a recuperarse más rápidamente de una lesión”, sentencia Rubio. Gracias a la acupuntura, podemos “promover el aumento del flujo sanguíneo en un área determinada” para generar una recuperación más rápida y “estimular nuestra curación”.
  • La acupuntura ayuda a recuperarnos con más rapidez (tal y como hemos expuesto más arriba). “No hay ninguna duda de que la acupuntura reduce el tiempo del ácido láctico dentro de nuestro organismo”, por lo que podemos volver a la actividad deportiva antes. Y es que nos ayuda a “bajar el tono muscular, ya que, al realizar la neuromodulación, el músculo obedece al nervio”. Por lo tanto, “ofrece una descarga muscular inmediata, lo que previene de posibles sobrecargas del sistema tendino-muscular”, argumenta el también vicepresidente de AAS.
  • La acupuntura nos permite potenciar nuestros músculos. Está claro que una sesión de acupuntura puede aliviar un dolor puntual que padezcamos. Pero es que, además, un tratamiento regular “nos ayudará a mejorar nuestra flexibilidad y corregir de raíz problemas de tipo neurovegetativo, siempre y cuando no se haya degenerado la estructura nerviosa”. En este caso, aclara, “sería necesaria otro tipo de técnica más invasiva o la potenciación de la acupuntura mediante termoterapia, electroacupuntura, láser o diatermia”, explica Raúl Rubio.
  • La acupuntura puede llegar a tener un beneficio doble: sobre nuestra forma física (rendimiento deportivo) y también sobre nuestra capacidad pulmonar. Además de mejorar nuestra forma física y prevenir las lesiones –tal y como antes nos contaba Rubio- gracias a la acupuntura podemos incrementar nuestra capacidad pulmonar. Y es que “ésta mejora el metabolismo de las mitocondrias –orgánulo celular encargado de producir energía mediante el consumo de oxígeno- a nivel celular, por lo tanto, se mejora el proceso de captación de oxígeno por parte del organismo”, argumenta el especialista y formador de la Clínica Medizen.
  • La acupuntura puede sernos de ayuda a nivel emocional, psicológico. “La mayoría de deportistas de alto nivel que vienen a nuestra consulta, también aprovechan los beneficios de la acupuntura para relajar su mente y poder liberar su estrés y ansiedad de cara a lograr los objetivos deportivos”, en palabras del formador. Diversos estudios, sigue con su explicación, “han demostrado que la acupuntura ayuda a rebajar los niveles de cortisol, adrenalina y noradrenalina, y segregamos serotonina, la hormona de la felicidad. Al mismo tiempo, “regula la dopamina -vital en la coordinación muscular, pues su déficit produce Parkinson- y regula otras tantas hormonas en función de los puntos escogidos”. Todo ello incidirá de forma directa sobre el sistema nervioso central y ayudará a rebajar los niveles de estrés. El giro de la aguja, el estímulo en fibras y receptores envía un mensaje a diferentes partes del cerebro, liberando sustancias que trabajan en el dolor como la serotonina, y se produce una inhibición del dolor.

No es que simplemente por acudir a una sesión de acupuntura ya mejore automáticamente nuestro cuerpo en todos estos puntos. Hay que tener en cuenta que “en función del tratamiento y los puntos escogidos -en esto es clave el diagnóstico y la experiencia del acupuntor- potenciaremos unos beneficios u otros”, aclara Raúl Rubio. De hecho, “hay en marcha diversos estudios con deportistas de élite para ver qué puntos concretos ayudan a potenciar la forma física y también la capacidad pulmonar de cada persona en cuestión”, dos de los beneficios de esta técnica ancestral china comentados con anterioridad. Desde un punto de vista deportivo, “la acupuntura nos ayudará a rendir en la competición y también en la recuperación posterior”. En resumen, competiremos mejor y descansaremos de una forma deseable. No existen datos a día de hoy de qué número de deportistas acuden a la acupuntura, pero Rubio sí nos da a conocer un dato muy relevante: el 70% de los deportistas olímpicos chinos confían en ella, obteniendo grandes resultados, según un estudio publicado en 2011 en la revista Evidence-based complementary and Alternative Medicine. En el caso de deportistas europeos, esta cifra se situaría alrededor del 56%.

Técnica reconocida por la OMS

Raúl Rubio quiere lanzar el mensaje de que podemos incorporar la acupuntura a nuestra realidad de deportistas y dejar de lado “las reservas que puede tener la gente de a pie”. Y prosigue en su argumentación diciendo que “todo aquel que la ha probado es consciente desde el primer momento de sus beneficios y abandona cualquier tipo de reserva previa que pudiera tener por desconocimiento”. Y es que, en realidad, “es una técnica mínimamente invasiva; con una pequeña inserción entre los músculos de la aguja -poco profunda en la mayoría de casos- y que causa un leve hormigueo pesadez o calor que se va a los pocos minutos, como mucho”. Desde el año 2003, la propia Organización Mundial de la Salud (OMS) reconoce a la acupuntura como una técnica válida dentro del ámbito deportivo (en 1994 Harvard ya implantó sus propios estudios). En este sentido, “creo que ahora mismo hay un repunte y auge de esta técnica, sobre todo dentro del ámbito deportivo” y también como consecuencia del auge en ciertas modalidades como puede ser el boom del running.

La acupuntura no tiene ningún secreto, sino que, simplemente, permite resolver dolencias y prevenirlas ya que el tratamiento llega “a la raíz del problema”. Un ejemplo concreto. El dolor de la banda iliotibial es una de las lesiones más comunes entre los corredores y corredoras. La molestia, con frecuencia, se manifiesta y se nota en la parte exterior de la rodilla o bien en la parte trasera (lugar donde inserta con la cabeza del peroné). Ahora bien, el problema real, ya sea una mala alineación de la cadera, una alteración a nivel lumbar, la propia banda en conjunto como excesiva tensión miofascial en respuesta a un sobreentrenamiento… puede ser solventado gracias a la acupuntura. Gracias a la técnica de la acupuntura podemos tratar, pues, la lesión de raíz. Cuando uno hace terapia física con un masaje de calor y frío, la penetración del tratamiento no es tan rápida, mientras que la acupuntura “actúa en las fibras que están dañadas y el estímulo que lanza ayuda a la autocuración con unas agujas que no tienen el grosor ni de un pelo y que únicamente se usan una sola vez, con cada paciente”. Además de ser estéril, cada aguja cuenta con el certificado de garantía y calidad de la Unión Europea, deja claro el acupuntor Raúl Rubio. Por cierto, uno de los objetivos que persigue la Asociación de Acupuntores Sanitarios (AAS) de la que es vicepresidente es el de estudiar esta materia, además de intentar que reciba el reconocimiento sanitario que se merece.

 

Información de contacto:

www.clinicamedizen.es

info@clinicamedizen.es

 


Hay 1 comentario

Añade el tuyo

Publicar un nuevo comentario.