RUNNING

Sudoración excesiva en los pies: Causas y soluciones

sudor-pie

(4-12-2019). El sudor en los pies no es algo exclusivo de los meses veraniegos ni fruto del calor. Y es que hay personas que tienen casi permanentemente esta zona de su cuerpo con cierta humedad y notan resbalamiento en los pies. Son personas que padecen, por lo tanto, una sudoración excesiva. Los expertos de Podoactiva nos ayudan a entender esta patología, sus causas y posibles tratamientos y consejos para solventar esta cuestión.

No es de extrañar que los pies sean una de las zonas que más suden del cuerpo humano. Sin ir más lejos, en la zona plantar hay más de 250.000 glándulas sudoríparas. Una cantidad mucho mayor que en otras partes del cuerpo en las que normalmente solemos transpirar como la frente, las axilas o incluso las manos. Tal y como nos indican los expertos de Podoactiva, la sudoración es un proceso normal y necesario para el cuerpo. Gracias a este proceso, de hecho, regulamos nuestra temperatura corporal y favorecemos la secreción de sustancias que son innecesarias para nuestro cuerpo. El líquido que liberamos a través de la sudoración es un 95% de agua y el 5% restante son sustancias como el cloruro sódico.

Aclarado esto, ¿qué punto de sudoración podemos exponer que sale de la lógica y la normalidad? Nuestro cuerpo sufre cambios en diferentes etapas de la vida, ya sea en edades tempranas (entre los 7 y los 10 años) o en la pubertad, para poner dos ejemplos concretos. Durante el desarrollo hormonal, la sudoración puede incrementarse e ir acompañada de mal olor. Hay dos elementos claves para saber si esta transpiración es desmesurada. Se trata del mal olor y del color –lo podemos ver claramente en el caso que usemos calcetines blancos. Ante estas circunstancias, es necesario y pertinente acudir a un especialista.

Causas de la sudoración excesiva 

Esta transpiración más allá de lo normal puede deberse a varias causas:

  • Infecciones. En este caso, un experto deberá decirnos, a través de pruebas, si esta infección es fruto bacteriana o bien micótica. Ambas se resuelven, eso sí, de la misma forma: con la aplicación de cremas o productos prescritos. Hay que advertir que no es recomendable auto medicarse, sino acudir a un especialista.
  • Cambios endocrinos. En este caso, hay que tener paciencia y esperar a que pase el desarrollo normal de nuestro organismo. Un consejo, eso sí, podemos paliar el excesivo sudor con desodorantes antitranspirantes. Desde Podoactiva nos dan a conocer casos concretos con los que se encuentran en su consulta. En el caso de pacientes que están siguiendo una dieta hiperproteica, es hasta cierto punto lógico que suden más de lo normal. Y es que la ingesta excesiva de proteínas y lípidos incrementa el exceso de transpiración. En este sentido, es fundamental seguir una dieta equilibrada (evitando el picante, los refrescos con azúcares añadidos y beber mucha agua) y utilizar talco o productos podológicos –siempre prescritos por un entendido.
  • Factores externos. El estrés, la ansiedad o la subida de la temperatura (un factor muy a tener en cuenta en la época actual) son ingredientes que incrementan la transpiración en momentos determinados.
  • El calzado. El tipo de calzado influye sobre la sudoración de los pies. Por ejemplo, zapatillas elaboradas con materiales antitranspirantes aumentan el sudor, así como también vestir con zapatos muy cerrados en épocas calurosas.

Patologías relacionadas con la sudoración 

En función de los síntomas, podemos encontrarnos con 3 alteraciones relacionadas con la exudación:

  • Hiperhidrosis. Se trata de un exceso en la cantidad de sudoración y suele estar relacionado con el incremento de tensión, nerviosismo y/o temperatura. También puede deberse como efecto a determinados tipos de dieta, así como a algunas infecciones.
  • Bromhidrosis. Es el concepto que se da al sudor que tiene un fuerte olor y que llega a ser desagradable. Suele ser debido a cambios metabólicos (en la adolescencia, tal y como hemos comentado previamente) o bien por infecciones (micosis).
  • Cromohidrosis. Cuando las glándulas que producen el sudor lo hacen con color, hablamos de cromohidrosis. Lo observamos, básicamente, cuando usamos ropa blanca (calcetines blancos para los pies o bien camisetas de este calor para nuestro torso).

 ¿Y qué podemos hacer? 

Una vez conocidas ya las causas de la sudoración excesiva y las patologías relacionadas con la misma, la pregunta que podemos hacernos es bien clara y meridiana: ¿cómo podemos evitar esta transpiración anormal?

Desde Podoactiva nos ofrecen una serie de pequeños hábitos que pueden reducir estas alteraciones sudoríparas no deseadas. Los podemos resumir en el siguiente decálogo:

  • Lavar los pies a diario. Y secar, especialmente, la zona de los dedos para que la humedad puede dar lugar a la aparición de hongos
  • Cambiarse de calcetines todos los días. En el caso extremo de mucha sudoración, podemos incluso llegar a hacerlo dos veces al día. En este sentido, es aconsejable que los calcetines estén fabricados con materiales transpirables
  • Hidratarse y seguir una dieta equilibrada.
  • Usar desodorantes podológicos a diario. Y talcos específicos para pies que absorban el exceso de transpiración.
  • No hay que utilizar el mismo calzado cada día. Debemos ir alternándolo. También debemos ventilar el calzado tras su uso prolongado. Por cierto, en el caso de usar plantillas personalizadas, es conveniente que éstas sean perforadas.

Si aun así, persiste una sobrada transpiración, desde Podoactiva recomiendan, como medida más importante, acudir a un especialista para que éste determine el tratamiento más adecuado a seguir en cada paso. Botox, corrientes eléctricas o la cirugía, en última instancia, pueden ser las herramientas más fiables para terminar con nuestro problema. Eso sí, hay que advertir que, como en cualquier patología que se resuelve, el contratiempo puede volver a aparecer debido a ciertos factores desencadenantes (como, por ejemplo, el tipo de pie que tenemos).

Información de contacto: 

www.podoactiva.com

@Podoactiva

 


No hay comentarios

Añade el tuyo