RUNNING

La nutricionista Anna Grifols nos informa

Los beneficios del agua para el corredor

(23-7-2014). Dos de las principales propiedades del agua son su capacidad reguladora de la temperatura corporal y su carácter hidratante. Sin embargo, no son, ni mucho menos, los únicos beneficios que este líquido le reporta al corredor. El agua amortigua la fricción entre las articulaciones, mitiga los golpes que pueden producirse en tejidos corporales y da forma y volumen a las células, entre muchas otras funciones. Así lo confirma la nutricionista-dietista Anna Grifols, experta en hidratación.

Es indispensable asegurar el correcto aporte hídrico diario del organismo. “De los 2,5 litros que pierde nuestro cuerpo diariamente, al menos 1,2 litros deberían proceder directamente de la ingesta de agua líquida. Otro litro debería corresponderse con la alimentación y los 300 ml restantes los obtenemos a partir del agua metabólica que nuestro organismo produce”, explica Grifols.

Durante el ejercicio físico una hidratación insuficiente puede disminuir notablemente el rendimiento del deportista e incluso ser peligroso para su propia salud. Es por esto que deben tenerse muy presentes las necesidades hídricas antes, durante y después de las pruebas deportivas.

Según apunta la nutricionista, si a pesar de tener un control sobre la hidratación es imposible mantener el balance hídrico (común en pruebas de resistencia de larga duración: maratón, triatlón, ultramaratón, etc.), se ha de compensar bebiendo un litro y medio de bebida por cada quilo perdido durante la práctica de ejercicio físico.

Propiedades del agua en el organismo

  1. Amortigua los golpes que pueden producirse en tejidos corporales claves como la médula ósea y el cerebro.
  2. Regula la presión osmótica (control de los electrolitos).
  3. Mitiga la fricción de las articulaciones.
  4. Es el principal componente de la sangre.
  5. Tiene un papel fundamental en el correcto funcionamiento de los sentidos. Por ejemplo, las ondas sonoras se transmiten a través del líquido que se encuentra en el oído interno.
  6. Transporta sustancias en el propio organismo y del exterior hacia el interior.
  7. Tiene una función estructural, ya que la presión que ejerce el agua ayuda a dar forma y volumen a las células.
  8. También ejerce una función disolvente de sustancias, indispensable para que se produzcan las reacciones químicas.

Además de la importancia de una buena hidratación, cabe tener en cuenta las consecuencias de una posible hiperhidratación. Del mismo modo que es perjudicial una deficiencia de agua, tampoco es recomendable un exceso de la misma. Según Anna Grifols, una ingesta excesiva de agua podría tener repercusiones graves sobre las células, la salud y, por tanto, el rendimiento deportivo.

“En deportes extremos hay quién utiliza una técnica de hiperhidratación con glicerol. Es una estrategia muy controvertida y que solo debe ser aplicada durante los períodos de entrenamiento por personal especializado para valorar sus efectos sobre la salud del deportista y su futura aplicación en competición”, advierte la experta en hidratación, quien recuerda que los efectos de esta técnica solo tienen una duración de cuatro horas. Asimismo, señala que también puede producirse una hiperhidratación tomando más sodio del recomendado y que es entonces cuando puede sufrirse una hinchazón de las extremidades, que comienza a manifestarse en las falanges.

Más información: http://nutriexper.com

info@nutriexper.com


No hay comentarios

Añade el tuyo