RUNNING

4 formas de incrementar la inmunidad en los corredores

A través de la alimentación y la nutrición

nutricion-inmune

(10-4-2019). Alergias, meteorología cambiante, temperaturas en un constante altibajo. Son varios los aspectos que en primavera pueden hacer mella en la salud de los corredores. Es por ello que os traemos cuatro formas para incrementar la efectividad de nuestro sistema inmunitario y combatir estas amenazas externas.

Estamos en primavera. La estación del año en la que los corredores y corredoras peor lo pueden pasar a raíz de alergias y la cantidad de polen en suspensión que puede haber en el ambiente. En otros artículos, hemos comentado algunas fórmulas para intentar evitar los efectos de estas alergias. En el texto que sigue, sin embargo, queremos exponeros 4 deliciosas formas que tenemos a nuestro alcance para aumentar la inmunidad de nuestro organismo.

4 reglas básicas

Mantener un buen estado de salud es fundamental para rendir durante los entrenamientos y las carreras. En plena temporada de competiciones, es incluso igual de importante atender a nuestro sistema inmunológico que estar pendiente de nuestros músculos y sistemas de energía. Tal y como nos indican desde una de las marcas de referencia dentro del mercado de la suplementación deportiva, Etixx, la alimentación juega un rol fundamental para mantener nuestro cuerpo en su punto máximo. En este sentido, nos ofrecen 4 consejos básicos para ello.

1- Come un arco iris todos los días. La incorporación de lo que se conoce como el arco iris –por la variedad de colores y alimentos- en nuestra dieta es uno de los puntos más consensuados dentro del mundo de la nutrición deportiva. Y es que cada comida debe aportar alimentos que proporcionan mucho color. En este sentido, las frutas y las verduras están repletas de nutrientes a base de los llamado fitonutrientes y antioxidantes. Estos ingredientes ayudan a proteger a nuestras células inmunes de las moléculas dañinas de oxígeno –lo que popularmente se conoce con el nombre de radicales libres-.

Varios estudios –según nos recuerdan desde Etixx- han demostrado que las personas que consumen un mínimo de 5 porciones de frutas y verduras al día pueden producir células T asesinas más naturales (las que destruyen el patógeno, esto es, lo que puede producir enfermedades) y linfocitos, que matan a los virus. Por lo tanto, comiendo este número de frutos reducimos las posibilidades de sufrir una infección en 50%, en comparación con los que no aportan este tipo de color en sus ingestas alimentarias.

2- Aumentar el consumo de zinc. Se trata de un mineral básico para que nuestro sistema inmunológico esté fuerte. De hecho, está demostrado que los adultos presenta importancias deficiencias de este mineral. Un hecho que no es positivo, claro está, para el correcto funcionamiento del sistema inmune. Y es que, al igual que en el caso de otros minerales y nutrientes, su escasez –así como su presencia excesiva- puede producir algunos problemas de salud. En concreto, el zinc aumenta la producción de glóbulos blancos, algo que ayuda a reconocer y destruir las bacterias y virus invasores.

Como en el caso anterior, este mineral también potencia la actividad de las células T, que disminuye las posibilidades de padecer cáncer y otras infecciones. En este caso, la firma nutricional consultada nos aconseja su producto Multimax. Se trata de un producto lleno de vitaminas y minerales que incluye zinc, además de magnesio y calcio. Una serie de vitaminas y minerales que debemos reponer tras nuestro entrenamiento. Se trata de un suplemento diario para los runners –y los deportistas en general- de cara a mantener un equilibrio vitamínico y mineral.

3- Comer carbohidratos durante y después de las sesiones más duras de entrenamiento. La inmunidad de nuestro organismo, tal y como se ha demostrado en varios estudios científicos, disminuye las dos horas inmediatamente posteriores a un entrenamiento prolongado y/o intenso. Esto, lógicamente, tiene una explicación. Los elevados niveles de cortisol –la hormona del estrés- combinados con la disminución en la producción de linfocitos y la actividad de las células T, así lo explican. Por lo tanto, es nuclear el consumo de hidratos de carbono durante e inmediatamente después de nuestro duro entrenamiento. Con ello, además de recuperarnos cuanto antes, también reduciremos los niveles de cortisol y mantendremos en su nivel adecuado la producción de linfocitos –acciones claves para prevenir las infecciones-. De entre su variedad de productos, desde Etixx nos destacan en este caso el Carbo-Gy. Se trata de una bebida energética equilibrada que aporta altas dosis de hidratos de carbono y que se suele tomar durante la actividad. Una vez terminada ésta, podemos ingerir el Etixx Recovery Shake (una rica mezcla de glucosa, fructosa, proteínas de suero de leche y vitaminas).

4- Las naranjas, un imprescindible. Aunque la mejor época para las naranjas ya ha pasado, podemos encontrarlas durante todo el año. Las naranjas son una de las principales fuentes de Vitamina C –y de las más claras para la población en general-. Y este tipo de vitamina asegura que nuestro cuerpo esté protegido contra diferentes tipos de enfermedades. Además de las naranjas, también podemos encontrar vitamina C en otros cítricos o incluso en alimentos como el pimentón o el brócoli. Además de aumentar nuestras defensas, esta vitamina también fortalece la absorción de hierro en el intestino.

 

Información de contacto:

www.Etixxsports.com

@EtixxEs


No hay comentarios

Añade el tuyo