RUNNING

Joan Manel Torralba nos explica las causas de esta dolencia

¿Por qué se nos suben los gemelos?

(11-12-2013). A todos aquellos que practican deporte con regularidad se les han subido alguna vez los gemelos. El nombre técnico de esta dolencia, una de las más comunes entre deportistas, es la contracción involuntaria del tríceps sural y resulta extremadamente dolorosa. Existen muchos rumores acerca de sus posibles causas, pero lo cierto es que no existe un único origen. “La fatiga muscular es la gran causante, aunque también influyen la deshidratación, la pérdida de minerales y el desequilibro hidroeléctrico”, explica Joan Manel Torralba.

“El ejercicio intenso y prolongado, a través del cual el músculo puede deshidratarse y llenarse de toxinas, es uno de los posibles motivos para que se nos suban los gemelos”, asegura Torralba, quien afirma que, en este caso, el músculo comienza a quemar oxígeno con dificultades.

Realizar una actividad física sin la preparación adecuada o un buen calentamiento también provoca la aparición de calambres. Asimismo, los problemas circulatorios o de irrigación del músculo, ya sea por lesión o por mantener mucho tiempo una determinada postura, son también posibles causantes.

En el ámbito extradeportivo también se dan circunstancias que potencian la aparición de los espasmos musculares. El consumo de alcohol, tabaco, café y los medicamentos diuréticos para la hipertensión arterial aumentan las posibilidades de que se nos suban los gemelos con frecuencia, según apunta Torralba. “Una alimentación deficiente también puede perjudicar a nuestros músculos, pues nuestro cuerpo no dispondrá de las reservas energéticas necesarias”, afirma.

¿En qué momento del día se detecta más?
Los gemelos suelen subirse durante el entrenamiento o post-entrenamiento, cuando el músculo está en reposo. Sin embargo, existe un buen número de deportistas que sufren este problema durante la noche y presentan calambres nocturnos idiopáticos (sin causa aparente). Estas personas deberían llevar a cabo un pequeño plan de 15 minutos de estiramientos antes de irse a dormir.

En personas con más de 60 años los calambres pueden ser señales de aterosclerosis, que lleva a la disminución de la circulación sanguínea en determinado grupo muscular por obstrucción del flujo debido a las placas de colesterol.

Instrucciones para combatirlos

  • Una dieta sana, equilibrada y variada, además de una buena hidratación.
  • Seguir unas pautas de entrenamiento y una progresión es básico. También cabe dejar descansar al cuerpo un par de días por semana.
  • Respetar las horas de sueño porque el organismo necesita tiempo para recuperarse y regenerarse.
  • Como medida preventiva está la fisioterapia, que es la encargada de limpiar el músculo, oxigenándolo y nutriéndolo para conseguir la mejor recuperación.

Joan Manel Torralba decidió estudiar fisioterapia y quiromasaje a raíz de las lesiones que sufrió en su faceta como ciclista. Más tarde, inició sus estudios de biomecánica en ciclismo y comenzó a trabajar para la tienda Biciescapa de Sabadell, en la que continúa en la actualidad. Es aficionado al running, treking, mountain sky y natación, entre muchos otros deportes.


No hay comentarios

Añade el tuyo