RUNNING

Señala que el atleta necesita retos para superarse a sí mismo

Meritxell Bellatriu analiza psicológicamente el abandono de Kilian Jornet

Meritxell-Bellatriu-analiza-a-Kilian-Jornet

La psicóloga Meritxell Bellatriu sostiene que Kilian Jornet tiene “una mirada constructiva del fracaso”.

(2-11-2020). Hablamos con la reconocida psicóloga deportiva Meritxell Bellatriu. Hemos querido que nos analizara desde su perspectiva como profesional el abandono de Kilian Jornet en su desafío de correr 24 horas en una pista de atletismo el pasado viernes, 27 de noviembre.

Kilian Jornet abandonó, de forma inesperada, su reto #Phantasm24 tras completar 337 vueltas a la gélida pista de Mandalen, en Noruega. 10 horas y 19 minutos para completar un total de 134 kilómetros y 800 metros. Un registro de otra galaxia que, sin embargo, se quedó a medias, ya que el objetivo, lógicamente, era finalizar las 24 horas. Acostumbrado a correr por la montaña infinidad de horas. Avezado a mantener el equilibrio por crestas de vértigo. Capaz de las gestas más inverisímiles dentro del mundo de la montaña, Kilian quizás se sintió como un pez fuera del agua. De hecho, horas después de ser atendido en el hospital emitió un comunicado en el que dejó claro que esperaba “otro resultado”.

El atleta catalán ha convertido su organismo en un experimento constante. Jornet dice que “se vive de emociones, no de currículum”. Una afirmación escueta, directa, que deja, a las claras, que no piensa parar de afrontar nuevas aventuras. Con su cuerpo como vehículo de análisis microscópico. La pregunta asedia a muchos. No tanto a los que le han seguido los pasos –aunque sea a mucha distancia- durante la última década: ¿Por qué un corredor que lo ha ganado todo abandona su medio más habitual, la montaña, y se pone a prueba en una nueva modalidad y en nueva superficie? Sobre esta cuestión, y las implicaciones emocionales, de este nuevo desafío, hemos querido hablar con la psicóloga deportiva Meritxell Bellatriu.

La pirámide de Maslow: autorrealización

“La necesidad de lograr cosas nuevas, de acercarse a la autorrealización es el motor más potente para que cualquier deportista de élite abandone el escenario en el que se encuentra cómodo y se inmiscuya en nuevos contextos y ello, incluso, sin tener la seguridad, ni mucho menos, que el cambio puede salir bien” sostiene Bellatriu . La psicóloga nos recuerda que el último pico de la pirámide de Maslow es el de la autorrealización. En este sentido, poniéndose en la piel del corredor, esta experta afirma que “Kilian es una persona que necesita retos, que necesita superarse a sí mismo. Es una ‘batalla’ contra uno mismo, con sus limitaciones; en cierto modo, él mismo es el rival a batir para intentar siempre ir un poco más lejos”.

La motivación intrínseca ha partido del propio Kilian con su búsqueda constante por ponerse a prueba en nuevos medios

Preparar las 24 horas en pista, “ha supuesto que Kilian haya tenido que hacer frente a un nuevo desafío”. Que haya tenido que trabajar, ex profeso, “para preparar esta competición específica”, con todo lo que ello comporta a nivel de energía. Según comenta Bellatriu, “por lo que hemos podido ver a lo largo de toda su trayectoria deportiva,  Kilian es un deportista polifacético, que puede adaptarse a diferentes disciplinas”.

El proyecto #Phantasm24 no ha sido una excepción. Lógicamente, la marca que le patrocina, Salomon, ha aprovechado el tirón de la competición para darle la mayor cobertura posible. Sin embargo, Bellatriu subraya que  “ la motivación intrínseca ha partido del propio deportista con su búsqueda constante por ponerse a prueba en nuevos medios”.

Kilian Jornet: el as de la motivación intrínseca

Se trata, en definitiva, de no conformarse con lo que uno ha logrado. Jornet ya ha manifestado en varias ocasiones que “se vive de emociones, no de currículum”. Sin haber hablado con él directamente de la cuestión, Meritxell Bellatriu interpreta que, “en este caso, las motivaciones intrínsecas (disfrute, superación de uno mismo) han ganado la partida a las extrínsecas (reconocimiento de los demás)”. Y más teniendo en cuenta los precedentes del propio corredor de Salomon.

Por poner un solo ejemplo, Kilian abandonó la mítica ultra Cavalls del Vent en 2011 cuando iba en 1ª posición. Se sentía agobiado y muy presionado a nivel mediático (reconocimiento exterior), no siendo fiel a lo que él creía que debía hacer (motivación personal).

¿Abandonar es un fracaso?

Mertixell Bellatriu reconoce que “estamos cansados de ver mensajes motivacionales como que ‘abandonar no es una opción’. Pero, lógicamente, sí lo es. Y siempre debería serlo. Ser conscientes de ello no nos debilita, sino que nos hace ser conscientes de lo que nos jugamos”.

Lo que genera más atracción de un reto es su dificultad

“Esperaba hacerlo mejor”, fueron las primeras palabras de Kilian Jornet tras analizar su abandono prematuro en las 24 horas en pista. Sobre estas manifestaciones, la psicóloga señala que “podríamos decir que él mismo lo ve como un fracaso”. Sin embargo, según añade,  “el fracaso no debería tener siempre un significado negativo. Lo que genera más atracción de un reto es su dificultad, ya que si todo fuera sencillo no tendría sentido salir de nuestra zona de comodidad. Es el ‘si no te cuesta algo, no lo disfrutas igual’, que dice el propio Jornet”.

Para Mertixell Bellatriu “el secreto de un reto es que éste se encuentre un poco por encima de nuestras capacidades o de los logros que hemos conseguido. Esto nos exigirá un esfuerzo extra, que será clave en la recompensa posterior, tanto a nivel personal como de reconocimiento de los demás”. En ese sentido la psicóloga afirma que “a raíz de un fracaso, podemos aprender para mejorar nuestra disposición”.

Lamentablemente, el fracaso se ve como algo negativo, cuando muchas veces no lo es

Otra cuestión, tal y como apunta Bellatriu, es “cómo recibimos las críticas que surjan a raíz de este fracaso”. Según expone, “hay que intentar abstraerse de una opinión externa que, si soy permeable, puede hacerme daño. Todo tiene que ver con la concepción éxito-fracaso que tenemos en nuestra sociedad y, lamentablemente, el fracaso se ve como algo negativo, cuando muchas veces no lo es”.

¿Volverá a intentarlo?

“El fracaso es un paso necesario en la vida, una parte necesaria hacia el proceso del éxito” resalta la psicóloga deportiva en un mantra que debería enseñarse en las aulas. Y es que, según añade la psicóloga deportiva, “el fracaso es un paso necesario en la vida para después poder aprender, mejorar, crecer…”.

Para salir de la zona de confort, hay que aprender a fracasar

En este sentido, Bellatriu destaca que “para salir de la zona de confort, hay que aprender a fracasar. El gancho principal de un reto es nuestra propia falibilidad. Si no fuera así, no sería un reto, no generaría ningún magnetismo para con nosotros”.

Según concluye Meritxell Bellatriu, “Kilian Jornet ha dejado claro que tiene una mirada constructiva del fracaso”. Precisamente, el propio corredor lo explicaba así horas después de su abandono: “ahora me tomaré un descanso… pero las carreras y las montañas seguirán ahí; y las 24h siguen en la lista”.

Información de contacto:

www.meritxellbellatriu.com

Mail: Meritxellbl@copc.cat

Twitter: @meritxellbl_


No hay comentarios

Añade el tuyo