RUNNING

Aquarunning: el fresco complemento al entrenamiento del runner

Te explicamos en qué consiste esta modalidad deportiva

aquarunning

(11-7-2017). En verano, cualquier excusa para refrescarse es buena y si además podemos seguir practicando nuestro deporte favorito, no se puede pedir más. En esto consiste el aquarunning, un método de entrenamiento basado en correr dentro del agua. Además de ser una alternativa fresca para los meses de verano, está muy indicado en corredores que quieren combinar su habitual plan de entreno con otras técnicas y que sobre todo buscan minimizar el impacto en articulaciones.

En líneas generales, en el aquarunning se desarrollan técnicas de entrenamiento atlético en un medio diferente al habitual que, como afirma Daniel Rossi, técnico y asesor de actividades acuáticas en Go Fit, “elimina la carga que tienen muchos ejercicios fuera del agua logrando una activación muscular mayor por la resistencia que ofrece el medio al desplazamiento y a todo movimiento”.

Anunci-NIKE-MEN

Uno de los principales beneficios del aquarruning es precisamente la reducción del impacto gracias a la flotabilidad del cuerpo en el agua. Esto permite que las articulaciones implicadas en carrera o durante un entrenamiento tengan una menor carga y que el riesgo de sufrir lesiones disminuya notablemente.

De hecho, como explica Daniel, “es una técnica que puede ayudar en la recuperación de esguinces, tendinitis o cualquier otro tipo de lesión típica en el runner y al mismo tiempo favorecer el fortalecimiento muscular”.

Requisitos

El aquarunning siempre se tiene que realizar en piscinas de 1,80 principalmente porque los ejercicios que se practican son en suspensión, es decir, no existe contacto de los pies con el suelo de la piscina. “Para facilitar la flotación”, explica Rossi, “la persona utiliza diferentes sistemas como pueden ser unos cinturones de resistencia o en algunos casos un chaleco especial”.

Cuando se hace aquarunning es importante que la postura sea la correcta. Lo aconsejable es que el tronco permanezca recto y los hombros estén fuera o justo a la altura del agua, siempre relajados y adoptando la misma posición que cuando se va a correr. En este caso no hay que preocuparse por el ritmo. Como explica Daniel, “el agua siempre va a ejercer una resistencia que nos va a impedir movernos de la misma forma que cuando lo hacemos en el entorno habitual”. Hay estudios que demuestran que una cadencia entre el 40-50% equivaldría al mismo ritmo que se puede llevar en una carrera normal con los beneficios que conlleva.

Como comenta Rossi, “las sesiones de aquarunning deben ser de aproximadamente de unos 45 minutos y nunca superarse la hora de duración. La intensidad variará siempre en función de la tipología de persona y de si está más o menos entrenada”.

Lo más habitual en aquarrunning es hacer series de unos cinco minutos aproximadamente con recuperaciones de uno o dos minutos hasta que el cuerpo se vaya acostumbrando al medio. “Lo importante es siempre trabajar a un ritmo que podamos mantener, nunca forzarlo en exceso”, explica el técnico.

Ejercicios

Los ejercicios que principalmente se practican en aquarunning son desplazamientos. “Se pueden hacer desde skipping arriba y atrás hasta variantes de diferentes pasos como zancadas largas y cortas, pasos cortos, paso trote, soldadito, etc. En algunas fases podemos introducir ejercicios específicos como Fartlek que mejoran la eficiencia cardiovascular y aquellos en donde también se implique al tren superior o los que ayuden a la estabilización y equilibrio de la cintura pélvica o core”, afirma Rossi. El trabajo lumbar y abdominal también es fundamental para la correcta postura en carrera.

A los beneficios anteriormente enunciados como la inexistencia del desgaste articular y muscular por el impacto, hay que añadir también la mejora de la flexibilidad, el aumento de la resistencia aeróbica y la mejora de la circulación sanguínea.

Aunque el aquarrunning es una modalidad que cualquier runner puede incorporar en su entrenamiento, “siempre tiene que ser complementaria. No se puede tomar como entreno único para correr”, concluye Rossi.

Más información: www.go-fit.es


No hay comentarios

Añade el tuyo