RUNNING

Óscar Alonso de la tienda 400 Metros explica qué tipos de prendas existen y cuándo es recomendable usarlas

Beneficios de correr con prendas compresivas

(22-1-2014). Existen multitud de prendas compresivas que reducen las vibraciones por impacto en el músculo y mitigan la sensación de fatiga. Las más populares son las perneras, aunque también existen los manguitos, las medias de descarga o las camisetas de compresión. La utilización de todas ellas se recomienda a partir de los 30 minutos de ejercicio, pues es cuando el músculo comienza a desgastarse. Óscar Alonso, de la tienda 400 Metros, nos indica en qué situaciones emplear estas prendas de ropa y nos explica qué beneficios le reportan al corredor.

“Las prendas compresivas no deben utilizarse como norma general. Si nos acostumbramos a llevarlas, sufriremos sobrecargas el día en que no las llevemos”, destaca. Únicamente deberemos hacer uso de las mismas cuando la actividad física es prolongada, pero no para hacer un simple rodaje suave.

Asimismo, Alonso recuerda que es sobre terrenos duros sobre los que tiene sentido su utilización, por tratarse de superficies que pueden cargar los músculos. “En terrenos blandos no hace falta llevar ropa compresiva porque el músculo no sufre”, recalca.

Existen diversos modelos de prendas compresivas. Las perneras, que ayudan al tren inferior, son el producto estrella de muchos establecimientos. Además, podemos encontrar las medias de descarga, también para las piernas, que favorecen el efecto masaje y que solo deben utilizarse cuando realmente existe una necesidad de recuperación.

Los manguitos cumplen la misma función que las perneras, pero en bíceps y tríceps. En este caso, es una prenda recomendada para los rodajes largos o muy largos. A partir de un medio maratón podremos emplearlos.

Otra de las piezas de compresión que podemos adquirir es la camiseta, que está asociada a temas térmicos. Cuanto más ceñida vaya al cuerpo, mayor efecto térmico tendrá. Existen de manga larga, corta o tirantes y podemos adquirirlas por un precio aproximado de 60 euros la primera de ellas.

Según Óscar Alonso, además de que la prenda comprima adecuadamente, es muy importante la transpiración. “El sudor que producimos al hacer deporte hay que eliminarlo y las prendas deben ser muy transpirables”, indica. Únicamente en especialidades como el triatlón es recomendable escoger piezas no transpirables. De este modo, cuando el triatleta se mete en el agua consigue un mayor aislamiento.

Sin embargo, los corredores comunes deben informarse bien acerca de las prendas compresivas que adquieren y saber cuándo utilizarlas. “Yo recomiendo que sean transpirables, adecuadas para los músculos que más trabaja cada deportista y que, por supuesto, no abusemos de su uso”, asegura Alonso.


No hay comentarios

Añade el tuyo