RUNNING

El entrenador Javier Cortés Huete nos aporta algunas indicaciones

La mejor postura para correr

Retrasar la sensación de fatiga y ser más rápidos, éstos son algunos de los beneficios que puede aportar correr con una buena postura. Así lo afirma el entrenador Javier Cortés Huete, quien explica que aunque haya un patrón ideal para correr por razones biomecánicas, cada atleta corre de una manera distinta.

Cabeza recta con mirada al frente, hombros bien alineados y relajados, brazos recogidos y también relajados. Estas son algunas de las recomendaciones que a nivel general nos da el entrenador Javier Cortés Huete, quien añade que “a nivel de la cadera, la mejor postura sería aprovechando al máximo el braceo y la cadera alta y en anteversión”. Por otra parte, señala que “la espalda y los abdominales se encargan de que el tronco esté erguido y ligeramente adelantado”.

En cuanto a la pisada, recomienda una “buena zancada con rodillas que se elevan hacia arriba y, a la vez, hacia adelante”. En este sentido, Javier explica que “la fase de impulso del pie debe ser por la tracción final de los dedos del pie para maximizarlo y lograr mayor amplitud de zancada”.

¿Siempre hay que correr con la misma postura?
Ante esta cuestión, el entrenador apunta que el tipo de prueba condiciona totalmente la técnica de carrera. “Un corredor de 800 m necesitará una técnica de carrera con una amplitud de zancada más amplia y deberá correr con el centro de gravedad más alto, mientras que un maratoniano tendrá una técnica más basada en la economía de carrera, con una zancada más corta y el centro de gravedad seguramente lo tendrá más bajo”.

¿Cómo podemos asegurarnos de que la postura es la correcta?
Sobre esta duda, el entrenador explica que “nuestro sexto sentido nos indica cuando hacemos bien o mal las cosas. Si vemos que nos fatigamos demasiado para el ritmo de carrera que llevamos o tenemos demasiadas molestias musculares o articulares, son síntomas de que algo hacemos mal y por lo tanto hay que corregir”.

Consecuencias de una mala postura
“A corto-medio plazo, dependiendo del número de kilómetros, provocaría sobrecargas musculares ya que una mala técnica de carrera conlleva exceso de tensión debido a un sobreesfuerzo, con las consiguientes lesiones y por otro lado también limita nuestra velocidad de carrera”.

Una serie de consejos que por una parte permitirán al corredor maximizar sus resultados y por otra evitar lesiones que le impedirán seguir adelante.

Más información en: www.entrenamientorunning.es


No hay comentarios

Añade el tuyo