RUNNING

Los beneficios de la música en la práctica de running

CMDsport música

(9-3-2016). La música se ha convertido en un elemento imprescindible de muchas actividades deportivas. De hecho, todos tenemos la imagen de un corredor con los auriculares puestos mientras entrena. ¿Qué influencia ejerce y cómo hay que escogerla cuando se practica running?

De una manera u otra, la música está presente en nuestras vidas. En el ámbito del running, diferentes estudios científicos empiezan a evidenciar los efectos positivos que ejerce sobre la persona. Como comenta Julio Rosales, NPL Coach, Trainer & Speaker, “la música nos hace percibir el paso del tiempo de manera diferente e incluso olvidarnos de él. Y es que no hay nada más desmotivador que sentir que te fallan las fuerzas, mirar tu cronómetro y ver que los segundos pasan muy lentamente. Cuando escuchamos música, percibimos el tiempo de manera diferente y es el ritmo quien parece gobernar la agujas de nuestro reloj interno”.

Respuesta fisiológica

La música genera emociones, pero también logra activar ciertos neurotransmisores que están en nuestro cerebro. “Es evidente que con la música se aumentan los niveles de dopamina, algo similar a lo que ocurre cuando se practica ejercicio físico”, asegura Julio. “Por tanto estaríamos hablando de que una acción –correr- y un estímulo –música- tienen la capacidad de hacernos segregar las sustancias que más placer nos hacen sentir. A la larga y a base de repetición, la música pueden generar un efecto de activación, es decir, cuando se escucha un tema con el que se suele entrenar, el cuerpo nos reclama salir a correr”.

Una música para cada momento

Todo entrenamiento tiene una fase de precalentamiento, seguida de la rutina propiamente dicha y finalmente un periodo de descanso. Es importante que la música se adapte a cada una de estas fases para obtener los máximos beneficios. “A la hora de hacer una lista de de temas musicales que vayamos a reproducir en cualquier dispositivo electrónico habría que tener en cuenta varios factores”, comenta Rosales. “El más importante es saber cuánto tiempo quiero estar entrenando ya que de esta manera intentaré que la lista de temas dure aproximadamente ese tiempo y así evitar mirar el reloj continuamente”.

A la hora de escoger los temas, el experto considera que es fundamental que sean acordes con nuestros gustos musicales. “Aquellos que nos resulten divertidos y motivadores son los que mejor nos acabarán funcionando. De hecho, como somos nosotros los únicos que los escuchamos, tendríamos por decantarnos por títulos que quizás nunca pondríamos en una cena con amigos por vergüenza al qué dirán, pero que, sin duda, en un entrenamiento pueden mejorar nuestro estado anímico”.

Para la fase de precalentamiento, lo más recomendable es optar por músicas con un ritmo medio. “Podríamos escoger aquellas que me inciten a moverme, que me motiven, pero con la moderación que requiere el calentamiento. Es importante que no haya cambios demasiado bruscos de tempo”, asegura Julio. En la fase de entrenamiento, de carrera o los momentos programados de sprint, el experto aconseja “recurrir a temas mucho más movidos, con ritmos un poco más trepidantes que nos lleven a lograr nuestros objetivos. Cada uno tiene que saber cuál es el estilo que más le incita e impulsa a correr con fuerza”. Por último, para el periodo de descanso y relajación se recomiendan temas mucho más tranquilos que nos ayuden a recuperarnos del esfuerzo de manera paulatina. La música clásica, instrumental o chill-out podrían ser algunos de los géneros a escoger.

Otra opción a la hora de seleccionar la banda sonora de un entrenamiento de running es optar por canciones con letras y frases en las que se motive a correr o incrementen la motivación. “De la misma forma que hay temas musicales que te ayudan en algunos momentos de la vida, sería muy positivo encontrar alguno con letras específicas para el ejercicio físico”.

La motivación

La música aumenta la motivación y está demostrado que mejora los resultados. “Cuando una persona a través de un estímulo externo como puede ser la música se siente más motivada a hacer una actividad, se nota un mejor rendimiento y, evidentemente, se gana en resultados. Como se apunta desde la Psicología de la Motivación, lo que consigamos depende en gran medida del grado de motivación/desmotivación que sintamos. Lo más probable es que el resultado que obtengamos es el que previamente creíamos que íbamos a alcanzar”, concluye.

Más información: www.juliorosales.com

 

 

 

 

 


No hay comentarios

Añade el tuyo