RUNNING

Te explicamos una rutina compatible con el entrenamiento running

Los beneficios de las rutinas Full Body

rutina-full-body

Las rutinas full body implican el uso de gran parte de los grupos musculares y se pueden completar en cualquier sitio y con poco material.

(5-5-2021). Las rutinas Full Body está en auge gracias a la pandemia. Y es que son muchos que, ante el miedo a acudir al gimnasio, han optado estos meses por entrenadores personales o por seguir rutinas online en casa. El entrenador Diego Calvo, conocido por popularizar este tipo de rutinas en nuestro país, nos explica en qué consisten y sus beneficios.

Tal y como su propio nombre indica, una rutina full body supone que en cada entrenamiento trabajamos nuestro cuerpo en toda su globalidad. Se trata, por lo tanto, de una serie de ejercicios que, en su conjunto, nos ayudarán a activar una gran cantidad de músculos de nuestro organismo. Además, por sus características, permiten ser practicados en cualquier parte, incluso en nuestra casa.

Compatible con todos los deportes

Para conocer a fondo en qué consisten las rutinas full body, hemos contactado con el entrenador que más ha popularizado estas rutinas en España, Diego Calvo. Y, para empezar, el preparado físico nos enumera 4 ventajas claras de este tipo de rutina de ejercicios:

  • Aporta una gran cantidad de estímulos a nuestra musculatura
  • Permite una consciencia del progreso de forma cómoda
  • Es 100% compatible con otro tipo de deportes
  • Se puede implementar en cualquier lugar y con un equipamiento muy básico

¿Cuáles son los beneficios de una rutina full body?

Le trasladamos la pregunta a Diego, que nos ofrece 5 características positivas básicas de apostar por este ejemplos de aplicación de rutina dentro de nuestros entrenamientos. Son las siguientes:

  • Eficiencia y ahorro de tiempo. “En una sola sesión podemos trabajar todos los músculos”
  • Variedad y divertimiento. “Difícilmente vamos a aburrirnos con una rutina full body, ante la variedad de las actividades que incluye”
  • Incrementamos nuestro gasto calórico. “Al ejercitar toda la musculatura, el aumento en el consumo de energía genera un mayor consumo calórico que si sólo nos centráramos en una zona específica de nuestro organismo”
  • Repeticiones semanales y polivalencia. “Lo ideal sería repetir este tipo de ejercicios unas 3 veces a la semana con un día de descanso en medio de cada sesión”. Diego destaca también que “tanto nos puede ser de utilidad para ganar músculo como para perder grasa, mantenernos saludables o incrementar nuestra fuerza”
  • Mejora nuestra capacidad cardiovascular. “El hecho que nuestros músculos trabajen todos al mismo tiempo provoca una necesidad de más sangre, oxígeno y nutrientes, lo que provocará una mayor demanda de exigencia cardiovascular”

Una vez conocemos ya las rentabilidades de este tipo de entrenamiento, Diego Calvo nos propone un ejemplo concreto que sigue las premisas anteriores de “fácil aplicabilidad y ubicuidad”. Se trata de una rutina full body perfectamente compatible con nuestro entrenamiento de running y que, de hecho, “nos ayudará a mejorar nuestra fuerza, tanto del tren inferior como del superior, además de reforzar toda la zona del core”.

El preparador físico Diego Calvo, nos presenta una rutina full body compatible con el entrenamiento running.

Rutina full body de 3 bloques, por Diego Calvo

La actividad que nos sugiere el entrenador persona Diego Calvo consta de 3 bloques distintos. Y “deberemos ejecutar 4 series de cada uno de los bloques, con un descanso de medio minuto entre serie y serie”. Es decir, hacer todos los ejercicios del tirón constaría como una serie. En este sentido, “teniendo en cuenta que partimos de un estado de enfriamiento, podemos incrementar la intensidad de cada serie a medido que evolucione el entreno”. Vamos allá.

El bloque 1 incluiría: 20 flexiones de brazos (si al principio no se tiene la fuerza de brazos suficiente, “podemos llegar a poner las rodillas en el suelo para rebajar la intensidad del ejercicio) y 15 zancadas de salto con cada pierna (“empezando con una rodilla en el suelo para poder ofrecer más recorrido a todo el movimiento”).

El bloque 2 comprendería: 10 press de hombros (“eleva las caderas y acerca más los pies a tus manos que en la posición de flexión de brazos”; el objetivo de este ejercicio no es otro que el de “formar una pirámide con nuestro cuerpo, pensando que nuestra cadera es la cúspide de ésta”. Por cierto, Diego nos advierte que “cuando flexionemos los brazos, debemos dirigir toda la tensión hacia los hombros”), 20 tijeras (esto es, zancadas con salto, “con ritmo y de forma muy intensa para hacer un buen trabajo de cardio”).

El bloque 3 abarcaría: 15 crunh tocando la punta de los pies (estando echados en el suelo, tumbados sobre nuestra espalda, “tenemos que elevar nuestro torso y piernas al unísono, llegando a tocar los tobillos con las manos, formando una posición de V”; para los más aplicados, un consejo de aplicación: “cuanto más ralenticemos el movimiento, mucho más estaremos trabajando la zona abdominal), flexiones de brazos al fallo (“empieza a hacer flexiones hasta que no puedas más; en función de las fuerzas que tengas ya al final de esta serie, con las rodillas en el suelo o sin ellas”).

A partir de aquí, “podemos generar una buena base que nos ayude a trabajar todos nuestros grupos musculares con una simple sucesión de ejercicios”. Ya sea para mantenernos en forma o bien como complemento de cualquier otra actividad.

Y ya sabéis que la motivación es el acicate que nos pone en marcha. Y el hábito es lo que provocará que sigáis adelante “con la motivación intacta, gracias a este tipo de ejercicios de fácil ejecución, para todos los públicos, podríamos decir”.

Información de contacto: www.diegocalvoprohealth.com


No hay comentarios

Añade el tuyo