RUNNING

Alejandro Hidalgo, diplomado en Educación Física y atleta, nos las relata

Ventajas de entrenar con pulsómetro

(27-5-2014). Los aficionados al running conocen la importancia de controlar sus pulsaciones durante los entrenamientos. Saber cuál es la frecuencia cardiaca a la que se trabaja otorga seguridad al corredor, además de permitirle corregir al segundo los ritmos para aumentar o descender sus pulsaciones. “Aunque podemos tomarnos el pulso de forma manual, el pulsómetro nos da precisión, inmediatez y mucha comodidad”, explica el atleta Alejandro Hidalgo, diplomado en Educación Física.

El pulsómetro se compone de un reloj-cronómetro de pulsera y una cinta elástica que el deportista se coloca en el pecho. Cuenta con un sensor que contabiliza las pulsaciones de la persona que lo utiliza y las refleja en la pantalla del reloj prácticamente de forma instantánea. “Nos permite tener bajo control nuestro umbral aeróbico y anaeróbico”, asegura Hidalgo, quien reconoce que es posible medir también el pulso con los dedos sobre el cuello o la muñeca, aunque de forma menos fiable y menos práctica, pues hay que parar la carrera para tomarlas.

Una referencia rápida para saber cuál es nuestra FCM (Frecuencia Cardíaca Máxima) es calcular 220 – tu edad. “Aunque en esta fórmula no entra ni el factor sexo (las mujeres tienen la frecuencia máxima más baja) ni el factor condición física, puede sernos de utilidad si nunca nos hemos hecho una prueba de esfuerzo”, relata el atleta. De este modo, sabremos cuál es el límite al que debemos trabajar y dosificar nuestro esfuerzo en función del tipo de entreno que realizamos y los objetivos que queremos alcanzar.

“El pulsómetro es también muy útil para aquellas personas que sufren algún tipo de problema cardiovascular. Pueden colocárselo para salir a hacer ejercicio suave, como por ejemplo caminar, y tener controlado su pulso en todo momento”, afirma.

Trabajo a distintas intensidades

  • Ejercicio moderado: sin pasar del 60% de nuestra FCM. Un ejemplo de un entrenamiento de esta intensidad sería un rodaje de calentamiento de 15 o 20 minutos y unos estiramientos.
  • Ejercicio medio: con pulsaciones que se sitúen entre el 60 y el 70% de la FCM. Ejemplo de ello sería un entreno de series a un ritmo no excesivamente exigente.
  • Ejercicio de intensidad alta: Trabajaremos con un pulso de entre el 75 y el 100% de nuestra capacidad. En este caso, realizaríamos unas series intensas (5×500 a un ritmo de 1:25 por ejemplo) o un rodaje a un ritmo muy elevado, rozando nuestros límites de esfuerzo.

Características a tener en cuenta para comprar un pulsómetro1- Números grandes en pantalla, que nos permitan ver las pulsaciones con gran facilidad y con un simple golpe de vista.

2- Posibilidad de ver el cronómetro y la frecuencia cardíaca al mismo tiempo en pantalla.

3- Buena adherencia de la cinta a nuestro pecho y comodidad en el uso.

4- Luz en el reloj por si llevamos a cabo entrenamientos por la tarde/noche.

Alejandro Hidalgo (Grao de Castellón, 1989) es diplomado en Magisterio de Educación Física y ejerce como socorrista en la Universitat Jaume I desde hace cuatro años. Entrena atletismo desde niño y milita en las filas del Club de Atletismo Playas de Castellón y en el que fue entrenador durante una temporada. Se considera un gran amante del deporte, pues también practica ciclismo de montaña y carretera, pádel y natación.


No hay comentarios

Añade el tuyo