RUNNING

Entrevista a Miquel Pucurull, participante en la Maratón de Barcelona 2016

“Abandonar en un maratón forma parte del juego”

Miquel Pucurull marató barcelona 2016-1

Miquel Pucurull participó en la Maratón de Barcelona 2016 celebrada el pasado domingo pero no pudo terminarla. Este septuagenario corredor triunfa en las librerias con su libro "Mai no es tard", en el que combina sus experiencias como atleta así como vitales.

(16-3-2016). Miquel Pucurull buscaba su maratón número 46 en Barcelona. Pero una lesión le impidió hacer realidad su objetivo. Abandonar, siempre, tiene un regusto amargo. Pero la renuncia es símbolo de inteligencia. Pucu –como le conocen los amigos- lo sabe bien. A sus 77 años es una institución del atletismo popular en Cataluña.

-Este pasado fin de semana participaste en la 38 edición del Maratón de Barcelona. Pero arrastrabas una lesión que te hizo abandonar en el kilómetro 23 de la prueba, después del tramo de la Meridiana. ¿Cómo te encuentras?

Estoy bien. De hecho, mucho mejor de lo que me imaginaba tras tener que abandonar. Pensaba que el dolor en la pierna, en el isquiotibial, sería mucho más doloroso los días posteriores. Sin embargo, a pesar de este contratiempo, mis ánimos siguen intactos. Vamos, igual que antes de tomar la salida en los 42.195 metros.

-¿En qué momento del maratón te diste cuenta de que no podrías terminarlo?

Muy temprano. Incluso antes de tomar la salida. Cuando salí de casa y fui caminando hasta la Avenida María Cristina, lugar de la salida, ya me di cuenta de ello. La pierna me dolía. Y eso que sólo estaba caminando.

Me di cuenta de que no acabaría el Maraton de Barcelona de este año ya antes de tomar la salida

-Como decíamos, desde hace 3 meses tienes molestias en el isquiotibial de la pierna derecha. ¿Ahora mismo, el mejor remedio es parar de correr por una temporada y que las molestias remitan?

Sí, seguro. Es la opción más inteligente. Lo que toca. El traumatólogo que me visitó antes del maratón ya me recomendó descanso total durante 1 mes y medio. Lo hice, pero seguramente, tal y como se ha demostrado, ese parón no fue suficiente.

Durante este plazo de tiempo, también me infiltré en la zona afectada hasta en 3 ocasiones. La última el miércoles pasado, justo 4 días antes de tomar la salida del maratón. Pero la carrera estaba demasiado cerca.

CMDsport: entrevista Miquel Pucurull

Miquel Pucurull reconoce que “debería haber estado más tiempo en la ‘enfermería’, parado”

.

-¿El ‘fracaso’, en este caso en forma de abandono, ayuda a valorar mejor el camino que hemos recorrido?

Desde mi punto de vista, la palabra ‘fracaso’ no es la adecuada en este caso. Más que nada, por la carga peyorativa que siempre damos a este concepto. El término que yo creo más correcto es el de abandono. Y sí, como la escuela de vida que es el maratón, te permite constatar que cuando te estás extralimitando debes abandonar. Amamos correr, amamos el maratón… pero aún amamos más la vida.

-Con 77 años aún sigues aprendiendo, a diario, cosas nuevas de la vida. ¿En este caso, qué has aprendido de este abandono?

Pues que el deporte, y aún menos el deporte popular, nunca hay que llevarlo hasta las máximas consecuencias. Abandonar forma parte del juego y, por lo tanto, es una carta que también hay que saber jugar.

Cuando dices “basta”, después de sufrir un buen rato, te sientes liberado

-De los 51 maratones en los cuales has tomado la salida, es la sexta ocasión en la que debes abandonar (ésta la cuarta vez, a consecuencia de una lesión). ¿Qué se siente en el preciso momento de decir basta?

Efectivamente, he abandonado en seis maratones en toda mi vida como corredor popular. Dos de ellos para ver ganar a mi hija Elisenda Pucurull, en los maratones de Valencia y San Sebastián. En las otras 4 ocasiones, ésta ha sido por lesión, ya que en las 3 anteriores había sido por agotamiento. Cuando dices “basta”, después de sufrir un buen rato, te sientes liberado. Como si te hubieras quitado un gran peso de encima. Sabes que has hecho lo correcto, por tu propio bien. En mi caso, tener que abandonar no me genera ningún trauma. Ni en esta ocasión, ni en las anteriores. De hecho, ya estoy pensando en el próximo maratón. Quizás esto me sirve para “lamerme las heridas” (admite, sincero, con media sonrisa).

-Tu maratón número 46 tendrá que esperar, pues, un año. ¿Será en Barcelona, en 2017?

Sí, seguro. Siempre y cuando la salud acompañe. Cuando abran las inscripciones, seré uno de los primeros en apuntarme.

-¿No te planteas hacer un maratón antes del de Barcelona para quitarte la mala espina de este año?

No, no. No me ha quedado ninguna pesadumbre que me haga cubrir el abandono.

-Nunca es tarde para empezar a correr. Pero seguir corriendo cuando tenemos dolor sí puede conllevar un retraso sin remedio. ¿Es así?

Espero que no sea mi caso. Estoy convencido de que con un riguroso descanso –que empecé el mismo lunes de esta semana- podré recuperarme y volver a correr. Y volveré cuando no me duela nada el isquiotibial. Un comportamiento que no he hecho hasta ahora.

Mi libro ‘Mai no és tard’ (nunca es tarde) habla de correr pero también habla, y mucho, de la vida y muchos lectores me han dicho que se sienten identificados con mis vivencias

-“Mai no és tard” (Nunca es tarde en catalán) es, precisamente, el título del libro que has publicado hace dos meses con la Editorial Columna. ¿Estás sorprendido con el éxito que está teniendo?

Sinceramente, sí. Mucho. Para nada me esperaba que pudiera interesar tanto, como parece que así es. Tengo que admitir que, seguramente, genera interés por varias razones. Es un libro que habla de correr. Pero no únicamente de esto. De hecho, mucha gente me ha dicho que les gusta porque también habla, y mucho, de la vida. Además, muchos de los lectores y lectoras que corren se sienten identificados con mis vivencias.

Y, por otra parte, hay que destacar que la vertiente solidaria que tiene el libro también puede ser un acicate (los derechos de autor se destinan, íntegramente, a la investigación para la diabetes infantil).

Por último, también puede ser un gancho que el libro tenga dos “padrinos” de nivel: el prólogo de una escritora de éxito y una edición a manos de un prestigioso periodista que también corre.

-¿Hay alguna anécdota vivida con esta faceta de escritor que te haya hecho especial ilusión?

Varias. Una de ellas fue el mismo día de la salida al mercado del libro, el 7 de enero. Fui a una importante librería de Barcelona y no lo vi en ninguno de los estantes. Para mis adentros, pensé: “Miquel, mal vamos”. Tímidamente, le pregunté a una de las dependientas si tenían un libro titulado “Mai no és tard” y me dijo: “Sí. Lo teníamos desde primera hora de la mañana, pero se han vendido todos los ejemplares”. Casi me muero de la emoción (y sonríe, abiertamente).

Información de contacto:

http://calaixsastremoncorrer.blogspot.com.es/

@Pucurull


No hay comentarios

Añade el tuyo