RUNNING

Se retira del atletismo de élite tras sus cuartos Juegos Olímpicos

Carles Castillejo: “Es difícil aceptar que ya no debo salir a entrenar cada día”

Carles Castillejo se retira atletismo profesional

Carles Castillejo finalizó en el puesto número 49 en Río 2016, con un tiempo de 2:18:34.

(14-9-2016). Carles Castillejo se acaba de retirar del atletismo de élite a los 38 años. Y lo ha hecho por la puerta grande: participando en sus cuartos JJOO.

En el palmarés que atesora Carles Castillejo hay un récord singular: es el único atleta español que ha sido campeón de España en 5.000, 10.000, cros y Maratón.

¿Cómo te sientes estos primeros días tras haber abandonado el mundo del atletismo profesional, de primer nivel?

Aún continúo haciendo algo de competición, pero no tengo la presión de clasificarme para ningún campeonato, ni la obligatoriedad de ganar. Continúo entrenando por las mañanas, continúo corriendo, y voy a las carreras que me apetece. El fin de semana pasado, por ejemplo, corrí una prueba de 10 quilómetros en Logroño y el próximo fin de semana quizás corro la cursa de la Mercè, en Barcelona. Me estoy adaptando al hecho de no tener que entrenar mañana y tarde. Algunos días lo echo de menos, pero lleno este espacio sin problema.

Si mi mujer me dice de pasar el día entero en la playa, aprovechando el buen tiempo, ahora ya no tengo excusa

¿Qué es lo más complejo de sobrellevar en este cambio de chip absoluto?

Lo más difícil es aceptar que no debo salir a entrenar un día. Si mi mujer me dice de pasar el día entero en la playa, aprovechando el buen tiempo, ahora ya no tengo excusa. Ya no tengo que entrenar. No tengo argumentos para decir que no (y sonríe). Estoy en el momento de hacer este tipo de cosas y darme cuenta que no pasa nada. Es lo que debo hacer, pero este cambio no es fácil. Hay que disfrutar más que nunca de la familia, después de tantos años sin poder hacer muchas cosas con ellos.

¿Cómo viviste el maratón de los JJOO de Río, sabiendo que era tu última gran competición?

La verdad, sinceramente, como uno más. No tuve una sensación de pena al saber que era la último, ni de gozo. Creo que era una decisión que tenía tan asumida y madurada, que no tuve un sentimiento de vacío, de se ha acabado. Llegué a meta, y llegué entero a pesar de que un maratón es una distancia muy puñetera, y ello me hizo sentir muy bien. Gozando. Me retiraba del atletismo de alto nivel en un maratón olímpico, en mi cuarta participación en unos Juegos. No podía pedir más. Y es este momento, el último, el que recordaré siempre como el último de mi carrera profesional.

De lo que más orgulloso estoy es de haber tenido una carrera deportiva tan larga, y al más alto nivel

¿Has tenido tiempo de hacer balance de lo que has conseguido en tus 13 años en el atletismo de élite?

(Reflexiona antes de contestar). Pienso que miras atrás constantemente. Cuando miras libretas de entreno de otros años, cuando observas tus resultados, siempre lo tienes en tu cabeza. De lo que más orgulloso estoy es de haber tenido una carrera deportiva tan larga, y al más alto nivel. Y esto teniendo en cuenta que he tenido lesiones graves, menos graves y normalitas. He conseguido títulos a nivel catalán, nacional y he sido muchas veces internacional, además de participar en 4 Juegos Olímpicos.

¿Y hay algún regusto amargo?

Quizás éste sería el de no haber conseguido nunca una medalla en Campeonatos de Europa, ya que en Campeonatos del Mundo y Juegos Olímpicos es prácticamente imposible. Tengo 3 quintas plazas en diferentes campeonatos del viejo continente. Quizás me faltó tener esa parte de suerte, que se juntaran todos los astros, para que el día señalado todo saliera a la perfección y conseguir la medalla que me ha faltado.

¿Cuál sería el mejor momento de estos 13 años a nivel de vivencia deportiva para Carles Castillejo?

La ceremonia de inauguración de los Juegos Olímpicos del 2008, en Pequín. Es la mejor imagen que puede gravar un deportista.

El mejor momento en competición fue la victoria sobre Patrick Makau en el Medio Maratón de Granollers

¿Y el mejor momento en competición?

La victoria sobre Patrick Makau en el Medio Maratón de Granollers, en el año 2012. Por todo lo que significó ganar en aquel momento al récordman mundial de maratón, como era el keniano. Fue una victoria sonada y muy mediática. Pero, por encima de todo, me cambió la mentalidad. Me di cuenta que podía conseguir algo grande si creía en mi mismo.

¿Y el peor momento?

Serían varios, agrupados bajo un mismo contexto general, las lesiones. He tenido la desgracia de lesionarme bastante y casi siempre han sido lesiones de gravedad como fracturas de estrés, que suponían 3 meses en el dique seco. La operación en el calcáneo también fue un momento durísimo. Me mantuvo alejado de la alta competición un año, en total. Tuve un bajón psicológico importante, al ver que no me recuperaba, que volvía a recaer, que volvía a entrenar sin ser el de antes, sin ser tan competitivo, etc. Todo ello hizo que me planteara dejar el atletismo de élite en muchas ocasiones. Pero, al final, por suerte, continué. Quizás el momento más oscuro de mi carrera fue esta operación y el peaje posterior.

No hay que esperar que los niños vayan a las pistas, sino que el atletismo debe llegar a los colegios

El mundo del running está totalmente en auge. Cada vez hay más gente que corre. Pero, por el contrario, falta una cantera joven en el mundo del atletismo. Faltan niños corriendo en el tartán. ¿A qué crees que es debida esta gran diferencia o falta de atletas jóvenes?

Creo que hay que diferenciar los dos fenómenos. Los runners que inundan cada fin de semana las competiciones populares tienen de 20 añas hacia arriba. Por lo tanto, es gente que ha tenido una juventud y ha hecho su vida. La ha vivido. Y corren para mantenerse en forma y para desconectar, una manera muy sana de practicar deporte.

Pero, como bien dices, en el caso de los chicos jóvenes, no tenemos tanta cantera como antes. Hay que invertir más en las escuelas y en hacer ver que el atletismo no es sólo correr. Hay que romper una barrera que quizás mucha gente no se da cuenta que existe. Los chavales juegan a futbol, juegan a básquet, juegan a tenis… en cambio, el atletismo se hace. Haces atletismo. No decimos que jugamos al atletismo. Y este verbo asusta, parece que no tenga que ser divertido. Y, en cambio, es un tipo de deporte que puede ser muy divertido, además de variado. Puedes lanzar pelotas, jabalinas, saltar percha, salto de longitud, hacer velocidad, fondo, etc. Hay que hacer ver todo esto. No hay que esperar que los niños vayan a las pistas, sino que el atletismo debe llegar a los colegios.

Información de contacto:

www.carlescastillejo.com
@C_Castillejo


No hay comentarios

Añade el tuyo