RUNNING

Entrevista a Cristian Llorens, director de la Maratón de Barcelona

“El mundo de los maratones se ha convertido en una gran agencia de viajes”

cristian-llorens

Cristian Llorens es desde hace siete años director del Zurich Maratón de Barcelona.

(27-1-2016). El Maratón de Barcelona es uno de los 3 maratones españoles que el año pasado lograron superar los 10.000 finishers, junto con Madrid y Valencia. De hecho, España es el tercer país con más maratones por encima de esta cifra, tras Japón (19) y Estados Unidos (7), según datos del experto en atletismo Joaquín Carmona. Hablamos de la fiebre por esta distancia con el director del Maratón de Barcelona desde hace 7 años, Cristian Llorens.

zurich maratón barcelona 2015

Momento de la salida del Maratón de Barcelona 2015.

¿A día de hoy, cuál es el número de inscritos para el Maratón de Barcelona en su 38 edición (13 de marzo)?
Hemos superado ya los 15.000 corredores inscritos.

¿Es una cifra superior a la del año pasado por estas mismas fechas?
Es una estadística un 4% superior a la de la pasada edición.

El objetivo es superar la cifra de 20.000 inscritos y superar así el récord del año 2012. ¿Es asumible?
Eso esperamos. Nos hemos quedado cerca en dos ocasiones, en 2012 y el pasado año con poco más de 19.500.

Barcelona es, a día de hoy, el quinto maratón de Europa con mayor participación por detrás de París, Londres, Berlín y Estocolmo. ¿Es un cartel que os favorece o bien os pesa a la hora de organizar la prueba?
Sinceramente, creo que ni una cosa ni la otra. Es simplemente un dato. Por un lado, es un dato agradable porque significa que todo el trabajo que hemos hecho durante los últimos años nos permite recoger unos buenos frutos. Pero ser la cuarta, la segunda… no nos afecta. Aun así, siempre nos gusta estar cuanto más arriba mejor.

Aparte de que el corredor disfrute y viva una gran experiencia, uno de nuestros objetivos principales también es que la ciudad se vuelque con la carrera

El Maratón de Valencia acaba de recibir la etiqueta oro (Gold Label), el máximo distintivo mundial de calidad de las carreras en ruta que ofrece la IAAF. Es una ciudad volcada con su maratón, a todos los niveles. ¿Barcelona necesita hacer aún este paso más y que la ciudad se entregue a su carrera de 42.195m.?
Estoy de acuerdo. Pero lo más importante es que la involucración de la ciudad con su maratón cada vez ha sido mayor en los últimos años. De hecho, en 2015 la gente salió a las calles como nunca antes lo había hecho con cerca de 200.000 personas animando a los corredores. Aparte de que el corredor disfrute y viva una gran experiencia, uno de nuestros objetivos principales también es que la ciudad se vuelque con la carrera. Valencia está un paso por delante, pero nosotros deseamos que la tendencia de los últimos años se mantenga y seguir mejorando en este sentido.

¿Qué es lo más complicado de organizar un evento de estas características?
Más que algo en concreto, lo más complicado es la gestión de todo el personal durante el día de la carrera. Ten en cuenta que, en el caso de Barcelona, hay más de 2.000 personas con una tarea específica. Coordinar todo este personal es lo más complejo. Aun así, el Maratón de Barcelona trabaja a un año vista. Este mes de febrero, por ejemplo, ya empezaremos a planificar el Maratón de 2017. Es un trabajo de 13 meses que ayuda a planificar y controlarlo todo.

Barcelona apuesta más por el maratoniano popular que por tener grandes nombres de atletas de élite en la línea de salida como hacen Londres o Berlín. ¿El camino a seguir, en este sentido, es más el que marca Nueva York con un maratón que es una fiesta para el corredor popular?
Nuestro objetivo es que el Maratón de Barcelona tenga una identidad propia. Berlín tiene uno de los circuitos más rápidos del mundo, o el más rápido, y han cogido la identidad de traer a los mejores atletas para batir el récord del mundo. Es su sello de identidad. Londres, por ejemplo, también ha seguido esta línea con un gran presupuesto para los corredores de élite. Nosotros, con el circuito y la ciudad que tenemos, optamos por adquirir una identidad similar a la de Nueva York. Ayudar mucho al atleta popular, que viva y disfrute de la ciudad, que pueda correr de forma cómoda… sin olvidar a los atletas de élite, pero siendo conscientes de que nunca tendremos el presupuesto de Berlín o Londres.

Los corredores buscan correr en ciudades que les llamen la atención y el recorrido de Barcelona es casi el mismo que el del Bus Turístico

En el caso concreto de Barcelona, casi el 40% de los inscritos son extranjeros. Es un factor global: el binomio maratón y turismo coge fuerza. Más que nunca.
Es básico. El mundo de los maratones se ha convertido en una gran agencia de viajes, ya que los corredores buscan correr en ciudades que les llamen la atención. En nuestro caso, por ejemplo, el gran atractivo que tiene nuestro maratón es la misma ciudad de Barcelona. La marca Barcelona tira mucho a nivel mundial. Y el recorrido que tenemos casi es el mismo que puede ofrecer el bus turístico. Por lo tanto, corriendo los 42.195 metros prácticamente puedes ver la mayoría de los edificios y emblemas de la ciudad. Este binomio es el gran futuro. Nuestro crecimiento, por ejemplo, tiene que venir en esta dirección.

Otro elemento también global es la relación entre maratón y solidaridad. El conocido Run for Charity, con tan buenos resultados y arraigamiento en los casos de Nueva York o Londres. En nuestro país también empieza a coger fuerza.
Mira, en el caso de Barcelona, de la mano del portal migranodearena.com, el año pasado sumamos casi unos 60 proyectos solidarios. Y este año repetimos experiencia. Intentamos canalizar que la gente que quiera correr el Maratón de forma solidaria lo pueda hacer. Y vemos que va cogiendo fuerza, siguiendo estos ejemplos.

maratón barcelona 2015

Para la edición 2016, el Maratón de Barcelona se ha propuesto rebasar los 20.000 inscritos.

Un químico que venía de Estados Unidos creó el Maratón de Barcelona en 1978. Una cita que ese año y en 1979 se tuvo que correr en Palafrugell, hasta que la prueba llegó a Barcelona en 1980, siendo el maratón más antiguo que se celebra en la península ibérica. ¿Qué queda, en la prueba actual, de esos tiempos?
Del circuito, por suerte, no queda nada (y se ríe, rememorando un trazado que era interurbano y evitaba pasar por el centro de la ciudad). Pero queda el espíritu. No deja de ser una carrera popular, teniendo como prioridad al corredor popular. Además, está hecha por corredores populares. La mayoría de los que estamos en el equipo organizativo somos corredores. Como en los inicios.

¿Se ha perdido el miedo a la distancia de los 42.195 metros?
Sí, totalmente. Y esto tiene una parte buena y otra negativa. Por un lado, está bien perder este miedo. Pero perderle el respeto, ya no. El maratón es un reto ambicioso, que hace mucha ilusión, y está al alcance de todo el mundo. Cualquiera puede hacer un maratón, pero debe prepararse y ser consecuente con lo que quiere hacer. El maratón hay que disfrutarlo. Y, si no lo preparas, puede ser un suplicio, puedes pasar una agonía.

Está bien perder el miedo al Maratón, pero no perderle el respeto

Algunos maratones europeos demandan un certificado médico para poder participar. No es el caso de Barcelona. ¿Os planteáis pedirlo o bien cada corredor ya es mayorcito y responsable de sí mismo?
En la mayoría de pruebas donde se solicita el certificado es por motivos legales. Aquí, por ejemplo, por ahora no tenemos esta normativa. Pero el certificado médico que demandan no garantiza que no puedas tener una cardiopatía que contraindique correr. Para saberlo, debes hacerte un chequeo más profundo. En nuestro caso, pensamos que todo corredor debe ser consecuente. Y volviendo a lo que te decía antes, hay que preparar el maratón a conciencia, hacerte una buena revisión, un electro… y ver de qué eres capaz por ti mismo.

cristian llorens

Cristian Llorens, durante el Maratón de Barcelona de 2015.

Eres corredor y maratoniano. ¿El día del maratón no te apetece atarte las zapatillas y ponerte a correr?
(Se ríe). El día del maratón no pienso en ello. Pero sí algunos días antes o después, me viene a la cabeza. Este Maratón de Barcelona no lo puedo hacer. De hecho, el nuevo circuito que tenemos desde 2006, no lo he corrido nunca. La corrí antes, pero nunca con este trazado. Y me queda un poco la sensación de que, mientras siga trabajando, no la podré hacer nunca (y sonríe, con sinceridad y resignación).

El maratón es un reto ambicioso, que hace mucha ilusión, y está al alcance de todo el mundo. Cualquiera puede hacer un maratón, pero debe prepararse y ser consecuente con lo que quiere hacer

¿Los dos récords mundiales conseguidos por la keniana Florence Kiplagat en las dos últimas ediciones del Medio Maratón de Barcelona han retribuido positivamente a la prueba madre, el Maratón?
En parte sí, pero sobre todo ha afectado positivamente al número de inscritos de la Media. De hecho, a día de hoy vamos un 28% de los inscritos del pasado año. Pusimos el Medio a 4 semanas del Maratón, pensando en el atleta local. Para que pudiera hacer su último test serio antes de los 42 quilómetros.

Florence Kiplagat vuelve este año otra vez a la carga. ¿Eres optimista con respecto a un tercer récord del mundo en el Medio Maratón de Barcelona?
Uff, no lo sé (y duda, reflexionando). El primer récord ya me pareció un hecho extraordinario. El segundo aún me lo pareció más. Y más teniendo en cuenta que la tarde anterior al día de la carrera hablé con el entrenador de Florence. Y Renato Cánova me dijo que no estaba para récord… y al final lo hizo. Y un tercer récord me parece inimaginable. Pero me lo dicen hace dos años y tampoco me lo creería. Por lo tanto, vamos a ver… Lo veo muy difícil, pero está claro que si alguien puede hacerlo ese alguien se llama Florence Kiplagat.

 

Información de contacto:
http://www.zurichmaratobarcelona.es/
@maratobarcelona

 


No hay comentarios

Añade el tuyo