RUNNING

El cantante y deportista ha culminado con éxito su reto ’19 días caminando’

Germán Retuerta: “Antes del reto, sólo caminaba paseando al perro”

Germán Retuerta, durante una de las primeras etapas del reto.

(13-2-2013). El pasado viernes, 8 de febrero, el músico y deportista Germán Retuerta culminó la última etapa que componía su reto ‘19 días Caminando’ y que consistía en recorrer caminando los 600 km que separan el municipio de Alcarria de Barcelona. Una experiencia que el guadalajareño recomienda encarecidamente y que asegura, satisfecho, que “ha permitido a mucha gente recargar fuerzas para afrontar sus problemas”. Sobre el reto y las vivencias acumuladas, nos habla a continuación.

19 días caminando, más de 600 km en las piernas y muchas experiencias a la espalda. ¿Cómo te sientes días después de haber finalizado con éxito el reto?
Estos días de descanso me están permitiendo recordar las experiencias que he vivido durante los 19 días, rememorar conversaciones con la que gente con la que me he cruzado, los problemas que tuve… y la verdad es que sólo ahora empiezo a ser consciente de lo que he hecho. Mientras intento recuperarme de las dolencias, me doy cuenta de que este reto ha sido una fuerte inyección de adrenalina, de fuerza y ánimo para afrontar los retos que se presenten de ahora en adelante en mi vida. Ahora me veo más capaz de conseguir cualquier cosa que me proponga y me permite ver la vida de otra manera.

Además de un reto de superación personal, la iniciativa tenía un carácter social y reivindicativo.
Sí, además de ser un reto personal, en estos 19 días he intentado transmitir un sentimiento positivo y dar el mensaje de que a pesar de que vivimos una situación difícil, todavía quedan razones para seguir adelante y que se puede seguir avanzando en la vida con esfuerzo e ilusión. De hecho, durante el camino, más de una persona me ha comentado cómo el reto le ha dado fuerzas renovadas para afrontar sus problemas y esto es lo más gratificante y con lo que me quedo.

¿Cómo ha sido tu día a día en estos 19 días? ¿Cuántos kilómetros recorrías por día?
Inicialmente, había planteado una ruta que me permitiera hacer unos 30 km por día para completar así los 600 km en los 19 días. Pero lo cierto es que más de una vez tuve que dar algún rodeo en el camino y he acabado caminando más de 600 km. Cuántos kilómetros he hecho de más, ¡prefiero no planteármelo!
En cuanto al día a día, ha habido jornadas más duras que otras pero era una cuestión de mentalizarse y concentrarse. Durante el día iba concentrado filmando las cosas que me llamaban la atención y lo que quería transmitir para que la gente que me seguía pudiera vivir la aventura como si estuviera a mi lado, y esto hizo la experiencia mucho más entretenida de lo que me pensaba. Creía que iba a ser muy monótono y aburrido, pero en general los días han pasado muy amenos.

¿En qué pensabas durante las caminatas?
Cada día era una aventura. Aunque tenía estudiada la ruta, soy inexperto en este campo y en algunas ocasiones tracé recorridos que al final resultaron intransitables, lo que me llevó a improvisar mucho.

¿Cómo solucionabas temas básicos como la higiene o la alimentación?
Durante el reto contaba con una persona de apoyo que se encargaba de llegar a los pueblos que componían las distintas etapas unas horas antes que yo y me buscaba alojamiento. En cuanto a la comida, llevaba una mochila llena de alimentos, fruta y barritas, que iba dosificando durante cada jornada. Mientras que la cena ya la hacía en el pueblo en el que iba a pasar la noche y tengo que decir que era el mejor momento del día. El único instante en el que podía relajarme, disfrutar de la compañía de personas y comer a gusto.

¿En estos 19 días has sufrido algún problema físico?
Si. Sufrí una tendinitis en la rodilla que me obligó a parar en Zaragoza para ser tratado por un fisioterapeuta, lo que supuso un gran parche para poder continuar. Y en otros momentos también he sufrido, inevitablemente, ampollas y heridas en los pies que a veces hacían muy cuesta arriba el continuar caminando.

A lo que se debe sumar la climatología, que no ha acompañado demasiado, ¿es así?
Sí, la verdad es que el frío también ha jugado en mi contra. Soy una persona muy friolera, a lo que se debe sumar que nunca me ha gustado andar. De hecho, lo máximo que había caminado hasta entonces era paseando al perro. Soy de esas personas que va a todos los sitios en coche. Y aunque iba bien abrigado gracias al material que me había proporcionado Twinner y la tienda Twinner Velociraptor MP de Guadalajara, el clima lo complicaba todo.

¿Te llegaste a plantear dejar el reto en algún momento?
Hubo varios días que pensé que no podía más. Por ejemplo, el segundo día me cayó la mayor nevada que he visto en mi vida y me produjo muchos problemas. Fueron nueve horas caminando sobre nieve muy despacio, sin ver el camino, y me planteé posponer el reto para más adelante.

También hubo otro momento que me encontraba al norte de Zaragoza, caminando por la Nacional II, que también me produjo sentimientos contrariados y ganas de abandonar, puesto que fue muy complicado tener que caminar por la carrera con el tránsito y, sobre todo, los camiones. Pero luego llegaba la noche, descansaba, y siempre encontraba una razón para levantarme y seguir adelante la mañana siguiente.

¿Recuerdas alguna anécdota que vivieras durante el camino?
Ha habido varias anécdotas, pero con lo que me quedo es con el apoyo que he recibido de la gente que he conocido por el camino y de aquellos que sin estar presentes físicamente me han transmitido su ánimo y fuerzas.

Y si tuviera que destacar alguna anécdota, sería el día de mi cumpleaños, el 1 de febrero, que me pilló en Huesca, y en el que mis familiares y amigos me prepararon una fiesta de cumpleaños.

¿Cómo fue la llegada al destino final, a Barcelona?
Muy bonita y emotiva. Levaba días pensando en la llegada y aquel día caminé más rápido que nunca aunque las fuerzas ya flaqueaban. En la llegada se encontraban mis amigos y familiares, y fue un reencuentro muy emocionante.

¿Te planteas hacer en un futuro otro reto de similar magnitud?
Ahora mismo no. Prefiero concentrarme en recuperarme, pero si algún día surge la posibilidad de hacer otro reto que pueda ayudar a la gente, lo haré.

¿Recomendarías este tipo de experiencia?
Sí. Todo lo que implique superarse y comprobar hasta dónde somos capaces de llegar y que podemos hacer frente a todo, es muy positivo y queda arraigado en nuestro interior para siempre. Pero si alguien se plantea el reto que he completado, le diría que se prepare mejor las rutas de lo que lo hice yo.

Germán Retuerta, con 25 años recién cumplidos, combina su faceta de consejero del C.D de fútbol Guadalajara con la de cantante del grupo de música Camino Equivocado.

Vídeo de los dos últimos días del reto:


No hay comentarios

Añade el tuyo