RUNNING

Según José Luís Blanco, director técnico de la Cursa de la Mercè

Instan a los ayuntamientos a dar un voto de confianza a los organizadores de carreras

"El gasto organizativo de las carreras se ha disparado más de un 20%"

José-Luís-Blanco-director-técnico-Cursa-la-Mercè-2-bis

José Luís Blanco es el director técnico de la Cursa de la Mercè y, asimismo, presidente de La Sansi. En 2006 fue subcampeón de Europa en los 3.000 metros obtáculos y, en 2009, se proclamó Campeón de España de la misma modalidad. Antes del estallido de la pandemia del Covid-19 organizaba 17 carreras al año que alcanzaban los 50.000 inscritos.

(23-9-2020). Más de 3.000 corredores tomaron parte en la Cursa de la Mercè celebrada el pasado fin de semana en Barcelona. Ha sido la única gran carrera que este 2020 ha podido celebrarse, hasta ahora. Su director técnico, José Luís Blanco, se felicita porque “hemos demostrado que pueden hacerse carreras seguras”. Por ello insta a los ayuntamientos a dar un voto de confianza a los organizadores de carreras, como ha hecho el de Barcelona.

La Cursa de la Mercè 2020 de Barcelona pasará a los anales de la historia del atletismo popular. Tras meses de cancelación de carreras y sin citas deportivas de este tipo en el horizonte, el Ayuntamiento de Barcelona y la empresa organizadora –Club La Sansi- fueron valientes para hacer realidad esta carrera. ¿Más contentos imposible, no?

Absolutamente. Hay que tener en cuenta que la presión mediática y política era enorme. Teníamos mucha responsabilidad. Había muchos ojos puestos en nosotros, esperando algún error para entrarnos a degüello. Pero el trabajo hecho conjuntamente con el consistorio de Barcelona desde el mes de abril dio sus frutos. Lo más importante es que los participantes terminaron muy contentos.

Hemos demostrado que correr la carrera era incluso más seguro que estar en otro tipo de sitios

Además, hemos demostrado que correr la carrera era incluso más seguro que estar en otro tipo de sitios el mismo día, a la misma hora. Esperemos que todo esto abra el camino, no sólo en Barcelona, sino también en España y en Europa, para que se puedan seguir realizando eventos de este tipo, con mucha participación, pero sin aglomeraciones.

1.500 corredores el sábado. Y 1.500 más el domingo. Saliendo como si se tratara de una carrera de MotoGP. En filas de 6 atletas. Todos ellos con mascarilla. Separados por más de 2 metros. Y en salidas alternas de 5 segundos, en varias tandas. Contado así parece fácil, ¿pero qué lo más complejo de este tipo de organización?

Desde la Sansi hemos organizado carreras para 12.000 o 14.000 atletas. Pero te puedo asegurar que el trabajo que ha comportado esta Cursa de la Mercè no ha tenido precedentes. También ha sido un trabajo muy mental. Necesitábamos controlar absolutamente todo lo que hacían los participantes, desde que hacían su inscripción, pasando por la recogida del dorsal en la feria del corredor, hasta cuándo y cómo se desplazaban hasta el punto de salida el día de la competición. Como organizadores, llevamos a cabo el mismo recorrido de cualquier participante para garantizar, al máximo, las medidas sanitarias y las grandes concentraciones.

Hemos implementado una experiencia innovadora, con éxito

Con el efecto añadido que la salida y la llegada eran en puntos diferentes…

Sí, está claro que esto facilitó las medidas sanitarias, pero también acarreo más complejidad a nivel organizativo. Por ejemplo, tuvimos que idear una forma para que el guardarropa pudiera llegar a tiempo al punto de llegada mientras la propia carrera estaba en marcha. Todo ello implicó un protocolo muy concreto, donde todo estaba detallada con horarios fijos y concretos. Y todo este trabajo se ha visto reflejado en el éxito organizativo de la prueba. Hemos implementado una experiencia innovadora, con éxito.

La salida de la Cursa de la Mercè 2020 se desarrolló en filas de 6 atletas. Todos ellos con mascarilla y con una distancia de seguridad entre cada uno de ellos de más de 2 metros.

Viendo el resultado, ¿podéis ser un modelo para otro tipo de carreras de este tipo?

Desde el mes de abril, no he parado de repetir lo mismo: es posible correr en tiempos de pandemia, con total seguridad y con medidas sanitarias adecuadas.

Los corredores y corredoras tuvieron un comportamiento ejemplar

Además, quiero alabar el papel de los corredores y corredoras. Tuvieron un comportamiento ejemplar. Fue espectacular poder ver cómo hicieron caso de todas las medidas y consejos. Estaban muy motivados. Se notaba que tenían ganas de volver a correr una carrera popular de este tipo. Un detalle. En el punto de salida, a los gritos de ánimo del speaker, no había ni uno sola que no levantara las manos para animarse en los momentos previos al inicio.

Queréis ser un ejemplo, ¿pero imagino que el nivel organizativo de una competición de este tipo ha sido extremo?

Sí, sin ninguna duda. La implicación de todas las empresas implicadas y de todos los técnicos del ayuntamiento fue muy, muy alto. Podemos ser, en este sentido, un ejemplo para grandes carreras. No obstante, para carreras con menos participantes y menos complejidad, la organización tiene que estar muy capacitada para poder controlar todos los imponderables. En este caso concreto, quizás no nos podrían tomar como ejemplo, porque la logística, tanto a nivel organizativo como institucional, tiene que trabajar siempre, al 100%, en la misma dirección.

Necesitamos que los ayuntamientos entiendan que hacer deporte es salud

Este próximo fin de semana se tenía que celebrar la Ultra del Montseny que, además, era el Campeonato de España de la especialidad. Debido a la evolución de la pandemia, las autoridades locales denegaron los permisos preceptivos a los organizadores. ¿Sin la ayuda institucional es imposible tirar esto hacia adelante?

Sí, necesitamos que los ayuntamientos entiendan que hacer deporte es salud, y más en la dura realidad que estamos viviendo todos y todas. Está claro que entran en juego criterios políticos, pero también técnicos. Son los que, en última instancia, autorizan o no la celebración de una carrera. Tienen que darnos un voto de confianza. En el caso del Ultra del Montseny, la organización de la prueba tiene mucha experiencia. Quizás el gran inconveniente en este caso, como en otras citas de trail running, es que el trazado de la prueba transcurre por varios municipios. Y todo esto no facilita la organización de las mismas.

¿Habéis perdido patrocinadores ante el cambio de formato y el menor número de participantes?

En nuestro caso, por suerte, hemos podido mantener los principales patrocinadores. Hay empresas que no quieren salir en la foto, pero sí apostar por el deporte y otras, en cambio, que sí desean que se las vea. Son dos formas diferentes de ver el patrocinio.

Sin embargo, en el caso concreto de la Cursa de la Mercè, estamos muy satisfechos. La imagen de una salida escalonada es muy potente para cualquier tipo de empresa que desee vincularse a este tipo de eventos deportivos. Esperemos que pueda servir de reclamo.

En las circunstancias actuales, el nivel de gasto de cualquier carrera de este tipo es muy alto

Como empresa, ¿es solvente organizar este tipo de carreras con menos participantes?

Sin ayudas de instituciones y de patrocinadores es realmente muy complicado. A día de hoy, en las circunstancias actuales, el nivel de gasto de cualquier carrera de este tipo es muy alto. El gasto fue muy alto, pero todo salió perfecto y el Ayuntamiento también entiende que esto es una gran campaña publicitaria para la ciudad condal. En el caso de la Cursa de la Mercè, me han llegado mensajes de felicitación desde Brasil, Estados Unidos, Francia, Marruecos… palabras de otros organizadores de carreras que me han pedido acceder el protocolo que hemos llevado a cabo para que todo saliera a la perfección. Suspender o aplazar es lo más fácil, pero pensamos que podemos continuar en esta línea para salvar el sector del running, teniendo en cuenta siempre la premisa de la seguridad sanitaria.

¿En qué % han aumentado los costes organizativos para responder a las nuevas medidas sanitarias y de seguridad?

Es muy relativo, ya que hay aspectos que suponen un gasto mayor, mientras que en otros dejas de gastar tanto dinero. Te pongo ejemplos concretos. Menos personal se seguridad en algunas partes, ya que cortas menos calles. Más vallas al cerrar todo el circuito. Incremento del gasto en mascarillas, en material médico y gel hidroalcohólico… En total, podríamos decir que el gasto organizativo se ha disparado más de un 20%.

¿Habéis perdido mucho dinero por el camino?

Cuando organizamos carreras junto a ayuntamientos, pedimos un canon por el trabajo hecho. Muchos de estos consistorios han suspendido dichas competiciones y hemos tenido que llegar a acuerdos con ellos para cerrar una indemnización, ya que, en nuestro caso, desde la Sansi, ya habíamos hecho un trabajo previo para organizar dichos eventos.

Otros ayuntamientos, por el contrario, han dicho que no nos pagaban nada. Es una realidad con la que nos ha tocado convivir, lamentablemente.

 Algunos dicen que el fútbol sin público no es lo mismo. ¿Las carreras, sin animación, sin aficionados, y con estas medidas excepcionales, son lo mismo?

(Reflexiona un instante antes de responder). Hay que tener en cuenta que estamos en medio de una pandemia y debemos adaptarnos. A muchos no nos gusta tener que ir todo el día con una mascarilla. No obstante, ahora mismo, es lo que toca. Hay que reactivar el sector del running, con seguridad. No estamos en la situación de boom anterior, pero debemos trabajar en esta línea que hemos expuesto en la Mercè.

Algunos corredores nos dijeron que las salidas escalonadas son un gran acierto

¿Algunas de estas medidas excepcionales han venido para quedarse?

Algunos corredores nos dijeron que las salidas escalonadas, con 2 metros de separación entre participantes, son un gran acierto. Se puede correr desde el primer momento, sin aglomeraciones y con mayor espacio. Por lo tanto, ¿por qué no podemos adaptarlo también a la situación cuando volvamos a la normalidad? Salidas de este tipo, escalonadas, han demostrado su efectividad.

Por otro lado, las medidas relativas a la higiene también me parecen un gran acierto. No cuesta nada, a nivel organizativo, tener a algunos voluntarios repartiendo gel hidroalcohólico y tomando la temperatura a los atletas. Es importante porque incrementa de forma exponencial la seguridad de las carreras.

Es mejor hacer pocas carreras y bien hechas que muchas y con incertidumbre

José Luís Blanco ha mostrado su satisfacción por las declaraciones del concejal de deportes del Ayuntamiento de Barcelona, David Escudé, que ha dicho que en esta edición de La Mercè “se ha hecho un pasito en la historia” y que se ha creado un “nuevo modelo Barcelona de carreras” en plena pandemia por el Covid-19.

Desde la Sansi organizáis hace 7 años la Cursa dels Nassos en Barcelona (la Sant Silvestre). ¿Este es el camino a seguir?

Creo que sí. El otro día invitamos a muchos organizadores de carreras para que vieran, in situ, la implementación de nuestro protocolo. Y todos nos felicitaron por el buen trabajo. El nuestro y el del Ayuntamiento de Barcelona, con la apuesta hecha por el concejal de Deportes David Escudé. Precisamente Escude dijo que hemos hecho “un pasito en la historia”, que hemos creado un “nuevo modelo Barcelona de carreras” en plena pandemia por el Covid-19”.

Pienso que todo ello generará que tengamos más carreras, espero, hasta final de año. Eso sí, personalmente, creo que las pruebas que vengan tienen que estar blindadas y ser 100% seguras. Si no hay una organización concienzuda y bien preparada, es mejor no hacerla. Por lo tanto, es mejor hacer pocas carreras y bien hechas que muchas y con incertidumbre.


Hay 1 comentario

Añade el tuyo
  1. Joan

    Completamente de acuerdo si se quiere se puede solo hay que poner de nuestra parte todos los implicados ,organizadores ,ayuntamiento y corredoras y corredores
    Enhorabuena por un trabajo bien hecho


Responder a Joan Cancelar respuesta