RUNNING

El atleta se situó en Valencia entre los mejores de la historia en España

Jaume Leiva: “El sueño de los Juegos Olímpicos está un paso más cerca”

jaume-leiva-valencia

Jaume Leiva tras su participación en el Medio Maratón de Valencia este pasado domingo. Foto @CanalTerrassa

(31-10-2018). Tras un calvario de dos años entre lesiones y recaídas, el atleta Jaume Leiva reivindicó su puesto entre los grandes de la historia de atletismo de España firmando en el Medio Maratón de Valencia su mejor marca en la distancia. Una carrera en la que el keniano Abraham Kiptum marcó un nuevo récord del mundo de la distancia, parando el crono en 58:18.

Entre 2014 y 2015, estuvo más de 500 días sin poder correr. Lesionado. Incluso, doblemente lesionado tras una recaída. Casi 2 años sin poder hacer lo que más le gusta. Muchos le dieron por acabado. Pero Jaume Leiva es constante. Tozudo. Tenaz. Y, por encima de todo, tiene un sacrificio a prueba de bombas. Como la que él mismo hizo explotar el pasado domingo en el Medio Maratón de Valencia. Rebajó su marca en la distancia en más de 1 minuto y se situó entre los mejores atletas de la historia en España.

¿Cómo te sientes tras conseguir la mejor marca en medio maratón de tu vida (1:02:29) para terminar en 31ª posición y 1er. veterano?

La verdad es que aún lo tengo que asimilar (admite con una sonrisa de oreja a oreja). Nunca había imaginado hacer una marca como esta. Cuando hice mi mejor marca personal hasta la fecha, el 2012 en Granollers, ya me pareció que correr una media a 3 min/km de promedio era increíble. Pero lo que ocurrió el domingo fue aún más increíble. Sabía que llegaba a Valencia muy bien, pero no imaginaba correr con este tiempo y, sobre todo, con estas sensaciones, de menos a más.

De hecho, corriste en negativo. El primer 10.000 en 29:44 y el segundo en 29:33.

Así es. Me siento muy afortunado de poder seguir corriendo a este nivel, el mayor que nunca he tenido. Y, por encima de todo, después de todo lo que he pasado. Me siento, repito, muy, muy feliz (reconoce con esa sinceridad que siempre ha caracterizado al atleta de Terrassa). Estoy muy contento conmigo mismo, porque pienso que merecía un resultado así, por todo el trabajo que llevo haciendo desde hace años.

En 2012, batí mi marca personal y ya me pareció increíble, pero este domingo en Valencia lo ha sido aún más

Hablabas de tu marca personal anterior en esta distancia. La has rebajado en 66 segundos (1:03:35, en el Medio Maratón de Granollers de 2012). ¿En qué momento de la carrera supiste con seguridad que podrías lograr este registro?

La verdad es que lo fui asimilando a medida que iban transcurriendo los kilómetros. Pasé el primer 5.000 en 14:47, pero sabía que era un 5.000 rápido. De hecho, tuve un poco de miedo porque en el Mundial de Medio Maratón de Valencia pasé casi con el mismo tiempo (y aquel día Jaume Leiva cruzó la meta en la Ciudad de las Artes y las Ciencias con un crono de 1:05:09). No obstante, las sensaciones del pasado domingo fueron muy distintas de las que sentí en el mes de marzo. Todo fluía, todo iba perfecto e iba volando, con unas sensaciones increíbles. Ojalá todos los corredores y corredoras, ya sean élite o amateurs, pudieran sentir en algún momento lo que yo sentí sobre el rápido trazado valenciano. Iba rodado, muy fácil y me iba comiendo los kilómetros sin casi darme cuenta, y yendo cada vez más rápido. Pero, respondiendo concretamente a tu pregunta, a partir del kilómetro 15 ya sabía que haría un marcón. Veía un crono de 1:03 o quizás bajar ligeramente de ese tiempo, pero el 1:02:29 final me dejó impresionado.

¿Crees que puedes rebajar aún más este tiempo?

(Reflexiona un segundo antes de contestar). La verdad es que estoy en el mes de octubre y llevo tan sólo 2 meses de entrenamiento específico. Creo que mi nivel aún puede subir. Sin embargo, lo que costará es que salga todo rodado como en Valencia. El circuito fue perfecto, la meteorología también y el nivel fue inmejorable. No es que corriera en un grupo muy grande, ya que lo hice junto a Javi Guerra y el chileno Carlos Martín Díaz del Río. Nos íbamos ayudando, no es que íbamos detrás de un grupo con liebres. De hecho, hacía viento y notamos el viento en contra, pero todo fluía y nos sentíamos fuertes. No paramos de tirar hacia adelante. Será muy difícil volver a encontrar una carrera como ésta y mejorar este tiempo, pero creo que mi nivel atlético aún puede mejorar. Sobre todo, para la prueba del Maratón.

Ojalá todos los corredores y corredoras, ya sean élite o amateurs, pudieran sentir en algún momento lo que yo sentí sobre el rápido trazado valenciano

De hecho, me comentabas que entre tus planes está volver a correr el Maratón de Sevilla del próximo año. ¿El hecho de haberte sentido tan bien en la ciudad del Turia y tu marca te harán cambiar el calendario que ya tenías previsto a corto y medio plazo?

No, voy a hacer el mismo calendario. Lo que sí ha subido es mi nivel y espero que esto lo tengan en cuenta los organizadores. El domingo, en Valencia, por ejemplo, fui a correr sin tener un fijo económico por participar y pagándome de mi bolsillo el hotel (afirma con total sinceridad). Sé que ahora es muy fácil decir todo esto, pero la realidad es que fui a Valencia poniendo dinero de mi bolsillo. No sé si ahora me darán alguna cantidad, pero la realidad, ahora mismo, es ésta que te cuento. Sólo me consiguieron el dorsal, y aún gracias. Mi próxima cita es la Behobia-San Sebastián (11 de noviembre), una carrera talismán para mí (Jaume la ganó en 2012 con un tiempo de 1:01:33) y más en este año en el que llego tan bien. Junto a Iraitz Arrospide e Iván Fernández me dan como uno de los posibles ganadores.

¿Y después de tu carrera talismán?

Después tengo que ver si correré la Jean Bouin en Barcelona; tras esto iré 15 días a Lanzarote para desconectar y entrenar muy fuerte junto a la familia, participaré en los 10K de Lanzarote; cerraré el año en la San Silvestre Barcelonesa, en Sant Cugat; haré un medio maratón en enero, que seguramente será Castellón o Santa Pola, y un mes después el Maratón de Sevilla, que será el gran objetivo. Y después, el 31 de marzo, el campeonato de España de Maratón que se hará en Sant Cugat y que será muy especial para mí, al correrse en casa, muy cerca de Terrassa.

Atletas de la talla de Jesús España, Javi Guerra o Toni Abadía han aplaudido tu marca, lograda con esfuerzo y tesón. ¿Te sientes orgulloso de todo ello?

Me emocioné mucho con el tuit de Toni Abadía (“Hoy ha sido un día muy feliz para mí. 1h01:15 en la @MedioMaratonVLC mejorando cualquier expectativa personal. Agradecer a todos los que habéis hecho posible que disfrutase como un niño. El hombre del día para mí, @jaumeleiva constancia pura!! Enhorabuena a todos los participantes”). Que un corredor como él, con la calidad que tiene y con lo que hizo en Valencia en su debut, me mencionara, me hace sentir orgulloso, me pone la piel de gallina. Y, además, esto dice mucho de este deporte. Somos rivales, pero casi todos somos compañeros. Te juntas con gente que suma y es una suerte poder vivir este deporte así, con el nivel que tenemos ahora mismo. Acaba de salir, precisamente, el ranking de medio maratón y con mi tiempo entre los 20 mejores de la historia en España. Es increíble (admite, con un hilo de voz) poder estar en una lista junto a nombres como Martín Fiz, Chema Martínez, Abel Antón, Javi Guerra o Julio Rey.

Mi tiempo ha entrado entre los 20 mejores de la historia en España y es increíble estar en una lista junto a Martín Fiz, Chema Martínez, Abel Antón, Javi Guerra o Julio Rey

Un Toni Abadía, por cierto, que debutó en la distancia de medio maratón con un crono espectacular de 1:01:15 y que está dentro de los mejores tiempos de la historia española.

Toni es el atleta más completo y más polivalente que ha dado el atletismo español en los últimos años. Y aún le queda mucho por dar todavía, tiene un margen de mejora enorme. De hecho, el día en que dé el salto al maratón, creo que será un punto de inflexión para el fondo español. Es un reflejo de constancia, trabajo y calidad. Ojalá muchos niños y niñas lo tomen como referente, se fijen en él. Creo que Toni nos tiene que dar todavía muchísimas alegrías, como la que nos dio el domingo en Valencia.

Estás en un momento de euforia, un momento dulce. Ahora mismo, cuando has visto que tu lucha ha tenido una recompensa que ha dado sentido a tu constancia, ¿qué piensas si recuerdas todo lo que te tocó vivir tras estar casi 2 años sin poder correr por las lesiones?

Sinceramente, el domingo lloré mucho por un mensaje que escribió mi entrenador (Domingo López) en un grupo de WhatsApp que tenemos de muchos atletas a los que él ha entrenado y en el que incluso hay deportistas olímpicos. Vino a decir que nadie más, solo yo y quizás mi familia y él, sabíamos todo lo que había detrás de mi gran carrera en Valencia. Fueron más de 500 días sin poder correr, la recuperación, la recaída, escuchar a alguna gente que me decía que nunca más podría volver a correr, que estaba acabado y que me habían quemado… No sólo el domingo, sino todo lo que estoy viviendo desde el mes de agosto hasta ahora, con entrenamientos con mucha regularidad, sacrificio y lucha (afirma que “no hay más secreto que éste”)… la recompensa no se puede pagar. Casi cada día entreno solo, por lo que el regalo es aún mayor. Todo ello me da más fuerzas para seguir, para seguir demostrándome que mi gran virtud de luchador y de no darme nunca por vencido vale la pena. Y esto es la vida. Hacer lo que te gusta y que nadie te regale nada. Ganártelo por ti mismo y compartirlo con la gente a la que quieres, que es mucha. Esto es lo que más me reconforta, sinceramente.

jaume Leiva, en un tramo de la carrera en Valencia este domingo. Foto: @CanalTerrassa

¿Estás físicamente mejor que antes de las lesiones (2014 y 2015)?

La verdad es que sí (y sonríe nuevamente). He hecho muchos cambios significativos. Tras toda esta transformación, hay un entrenamiento invisible brutal con fisioterapeutas, sesiones de hipoxia, podólogos, posturólogos, pruebas de fuerza porque tenía una carencia física muy grande y debía corregirla… He cambiado mucho y ahora me encuentro ante la versión más alta de Jaume Leiva, y creo que aún queda mucho Leiva para poder correr y para poder demostrar que puedo mejorar más mi nivel. No tengo ninguna duda de que esto va a demostrarse cuando corra el maratón. Pienso que puedo estar en un tiempo de 2:11-2:12 (recordemos que su actual plusmarca es de 2:13:41 y fecha del año 2013, en Barcelona). Debo seguir trabajando porque en 2020 hay unos Juegos Olímpicos y este mi gran objetivo. Antes lo veía muy lejos, muy difícil, y aún lo sigue siendo, pero estoy un paso más cerca, justo en el camino adecuado. No hay otra que confiar en el trabajo diario y rodearme de buenos profesionales e invertir mi tiempo en entrenar y cuidar el entrenamiento invisible.

Las lesiones te han hecho más fuerte a nivel mental, ¿pero hay algún aspecto como corredor en el que te hayan hecho más débil?

No (contesta, rápido, sin dudar ni un ápice), todo lo contrario. Siempre he dicho que aquella lesión tan grave que sufrí, más que negativa ha sido positiva, por muchos aspectos. Me ha permitido conocer a gente nueva, nuevos profesionales, he podido hacer cosas que no habría hecho si no me hubiera lesionado… y me ha dado una fuerza de superación enorme (“si uno quiere, al final se puede” reafirma como mensaje de aprendizaje). No seré nunca como Eliud Kipchoge, capaz de correr un maratón en 2:01:39, pero quien podía pensar que después de 6 años podría correr una media por debajo de 1:03 y que estaría dentro de un ranking con los mejores atletas de España de toda la historia y dentro de los mejores europeos del momento. Es algo grandioso para mí. Lo único que puedo lamentar es que, en algunas ocasiones, aún tengo algún dolor.

La lesión tan grave que sufrí me ha aportado muchas cosas positivas que no habría conocido si no me hubiera lesionado

Pero siempre ves el lado positivo de todas las cosas…

Seguro que si no me hubiera lesionado, no padecería estas molestias (dice con sorna y sonriendo otra vez). Sin embargo, siempre trato de sacar algo positivo. Y si tengo algún dolor, quiere decir que debo cuidarme más y que tengo que ir al fisio. Tengo 35 años y cuando me levanto el cuerpo lo nota, pero estoy disfrutando mucho más del atletismo que hace unos años. Estoy como un niño que empieza con una afición y esta ilusión no me lo quitará nadie. Soy consciente de que no me queda una vida muy longeva dentro del atletismo, pero los 2-3-4 años que tenga en las piernas, daré mi máximo nivel. Y si no doy más, que no sea porque yo no le he luchado y lo he dado todo. No quiero quedarme con la duda de mi trabajo, porque éste es innegociable.

 

Javi Guerra, junto a Jaume Leiva en un momento de la carrera en Valencia. @CanalTerrassa.

LO QUE OPINAN TONI ABADÍA Y JAVI GUERRA DE JAUME LEIVA

Como pequeño homenaje al propio Jaume Leiva, queremos terminar esta entrevista con las palabras que le dedican dos de los mejores corredores del fondo español en la actualidad. El citado Toni Abadía nos ha definido al corredor de Terrassa como “uno de los atletas que mejor representan la constancia a pesar de todos los infortunios que ha padecido por el camino”. “Siempre se ha repuesto de todos los golpes y, una vez más, nos lo demostró a todos en Valencia”. El corredor zaragozano también elogia la capacidad de trabajo de Leiva, ya que “es un trabajador nato y está enfermo por correr y siempre saca algún tiempo cada día para poder calzarse las zapatillas”. Como atleta, lo define como un corredor con “una calidad pura, con una buena envergadura y una zancada que definen –a mi modo de ver- sus 3 pilares: constancia, trabajo y calidad”. En definitiva, “me considero afortunado de haber podido competir con él, y haberlo visto correr como aficionado, porque es un súper clase dentro del atletismo en ruta y espero que, con la ilusión de atleta júnior que tiene, nos siga dando muchas alegrías aún”.

Y también le hemos pedido lo propio al mejor maratoniano español en la actualidad, Javi Guerra. El segoviano se manifiesta en los mismos términos que Abadía. Considera que Leiva “representa la tenacidad, la lucha, el amor por este deporte y el hecho de no rendirte nunca a pesar de las adversidades”. Guerra alaba “su capacidad de seguir hacia adelante, a pesar de lesiones y recaídas , y su lucha tuvo su recompensa, luchando por su sueño, como vimos el pasado domingo en Valencia”. Un Javi Guerra que, de hecho, corrió “buena parte de la carrera con Jaume y traté de ayudarle en la medida de lo posible y creo que su esfuerzo se vio recompensado con una gran marca, que le ha hecho tan feliz a él y a los que le apreciamos”. El actual campeón de España, además, cree que “Jaume ha visto recompensado todo el trabajo que ha hecho a la sombra durante tantos meses, en silencio, y sin casi ninguna ayuda”.

 

Información de contacto:

www.jaumeleiva.com

@jaumeleiva


No hay comentarios

Añade el tuyo