RUNNING

Entrena con reconocidas figuras del atletismo keniata

Marc Roig: “En Kenia me siento como en casa”

Marc Roig running-1

El atleta catalán Marc Roig vive en Kenia donde ayuda a los mejores atletas kenianos a preparar los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro del próximo verano. FOTO: Autoretrato de Marc Roig

(23-3-2016. Marc Roig, atleta catalán, se ha trasladado a vivir a Iten, la cuna del atletismo en Kenia. Allí, compatibiliza su trabajo como fisioterapeuta con sus entrenamientos. La decisión ha sido fácil. Y la adaptación también. Su mujer es keniana. Ahora es un Mzungo.

Hace más de 9 meses que has dejado tu Sant Pol de Mar natal (en la comarca barcelonesa del Maresme) para establecerte en la zona de Iten, en Kenia. ¿Cuál es el motivo de este cambio de vida y residencia?

El motivo principal es que Kenia también es territorio de la familia. Mi mujer, Mercy, es de allí. Además, nos sentimos, evidentemente, como si estuviéramos en casa. Eso sí, tenemos pendiente visitar Sant Pol más a menudo. Pero la adaptación ha sido fácil.

En tu caso, tus visitas recientes para participar en el Medio Maratón y en el Maratón de Barcelona te han facilitado este viaje. Pero, cuéntanos, ¿cómo ha cambiado realmente tu vida por este traslado?

Sinceramente, ha cambiado todo (admite, sincero). El estilo de vida keniano, como te puedes imaginar, es muy diferente. El horario, la comida, la relación con los vecinos… todo es distinto a lo que estamos acostumbrados aquí. Tienes que adaptarte, pero la verdad es que no es muy difícil. Además, con mis estancias anteriores en el país, ya conocía ampliamente cómo se vive aquí y la verdad es que me gusta.

¿Qué ha sido lo más difícil de todo este proceso de cambio y adaptación?

Seguramente, lo más difícil es el trato con las personas. Por el mero hecho de ser blanco, todo el mundo quiere saludarte y hablar contigo. Esto conlleva situaciones que, en ocasiones, pueden llegar a ser incómodas y se te hace un poco complejo.

Siempre voy arriba y abajo con el coche para ayudar a los mejores atletas kenianos a preparar los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro

¿Cómo es ahora el día a día de Marc Roig, el ‘Mzungo‘ de Sant Pol de Mar (‘Mzungo‘ significa hombre blanco en swahili)?

No tengo tiempo para caer en la monotonía. Cada día es diferente. No siempre estoy en casa con la familia. De hecho, he tenido que comprarme un coche de tercera mano para desplazarme por los distintos pueblos donde trabajo, donde viven los atletas. Algunos días estoy de “training camp”, pero, generalmente, el día a día gira en torno a los entrenamientos y a las sesiones de fisioterapia. Siempre voy arriba y abajo con el coche para ayudar a los mejores atletas kenianos a preparar los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro, el próximo verano. Controlo sus entrenamientos, me ocupo de la fisioterapia y paso el feedback al resto del equipo.

Atletas como Florence Kiplagat o Faith Kipyegon. Poder entrenar, a diario, con atletas de este nivel, crees que te ha hecho mejorar como corredor?

Supongo que sí, aunque, por ahora, no he mejorado mis marcas personales. Hace 10 días, por ejemplo, participé en el Maratón de Barcelona con el objetivo de correr sobre un crono de 2:18 e intentar mejorar mi marca personal de 2:18:08. Al final, tuve que conformarme con un tiempo superior (2:23:28).

CMDsport Marc Roig con Florence Kiplagat

Marc Roig actuó como ‘liebre’ en los dos récords del mundo de Medio Maratón que la keniana Florence Kiplagat batió en Barcelona en 2014 y en 2015. FOTO: Pablo Bosch

Como liebre, has participado activamente en los dos récords del mundo de Medio Maratón que la keniana Florence Kiplagat ha batido en Barcelona (en 2014 y 2015). ¿Ahora que te has establecido definitivamente en Iten, sales a entrenar mucho con ella?

La verdad es que tenemos una relación muy buena. De aquí viene también que su entrenador, Renato Canova, me propusiera para poder hacerle de liebre en el primer récord que Florence batió en Barcelona (en 2014). El año pasado repetí con el mismo éxito, otro récord del mundo (1:05:09) y este año cruzamos juntos la línea de meta, pero sin récord mundial, ya que el objetivo real de Florence era probarse de cara al Maratón de Londres del próximo mes de abril, ya que en ella se juega clasificarse para el maratón de los Juego Olímpicos de Londres. Ahora que estoy en Kenia, nuestra relación se ha estrechado aún más y suelo salir a entrenar con ella una o dos veces por semana, sobretodo, los días que hace los entrenamientos más duros.

Florence Kiplagat puede ser un ejemplo de ello. Se ha hablado mucho de las claves de los atletas africanos en general y de los kenianos y kenianas en particular. ¿Estas causas van más allá de una genética privilegiada?

Pienso que, en realidad, es la suma de todo: la genética, la competitividad del entorno y la dureza de los entrenamientos. Sobre todo, la tribu de los kalenjin, que tienen una antropología privilegiada para correr, gastando menos energía y calorías y siendo mucho más eficientes. Hay que dejar algo muy claro: nadie debe pensar que ganan sin esfuerzo. Todos los éxitos que consiguen es porque detrás hay un trabajo muy duro y en unas condiciones que, a nosotros, nos pueden parecer las menos adecuadas. Es habitual ver a campeones olímpicos que viven en chozas en las que aquí, con nuestra mentalidad occidental, casi no parecería imposible habitar. No hay ningún secreto de este éxito, ya que en Kenia está todo a la vista (reconoce, con una sonrisa en los labios). Tienen, por ejemplo, una dieta muy básica, pero en ella no hay ningún tipo de alimento procesado.

Un maratoniano keniata puede correr cerca de 200 kilómetros a la semana

¿Cuántos quilómetros puede completar a la semana un maratoniano keniata?

Pues cerca de los 200 quilómetros. Pero lo hacen de una forma muy polarizada. Ruedan a ritmos muy lentos cuando el entrenamiento es para sumar quilómetros o para soltar las piernas. Pero cuando el entrenamiento es duro, corren realmente a ritmos muy duros y exigentes. Es algo que puede sorprender cuando llegas al país.

CMDsport Marc Roig entrena duro con Kiplagat

Marc Roig entrena actualmente de una a dos veces por semana con la reconocida atleta Florence Kiplagat. FOTO: Pablo Bosch

Hasta el pasado mes de diciembre, también estuviste viviendo durante 6 meses en la capital de Etiopía, Addis Abeba, participando en el proyecto sub2h. Un proyecto científico concebido por el agente holandés Jos Hermans –representante de Kenenisa Bekele- con el apoyo del investigador británico Yannis Pitsalidis. El objetivo inicial es que, en un máximo de dos años, un atleta etíope consiga bajar de las 2 horas en los 42.195 metros. Pero, ¿será un etíope o bien un keniano?

Sinceramente, no lo sé. Pero sí aseguraría que casi con toda probabilidad será un corredor que pertenezca a uno de estos dos países.

En Kenia, el atletismo se vive en poblaciones rurales, mientras que en Etiopía los atletas de cierto nivel viven en la capital

Has estado y vivido en ambos. ¿Hay muchas diferencias entre ambas tipologías de corredores, kenianos y etíopes?

Muchas. De hecho es algo que llama la atención. Además, quieras que no, lo miro todo con un primas que puede ser más keniano. En Kenia, el atletismo se vive en poblaciones rurales, mientras que en Etiopía los atletas de cierto nivel viven en la capital. Es algo que dificulta más, en este último caso, el entrenamiento. Un atleta de fondo necesita sumar muchos quilómetros, en entrenos de mañana y tarde. Y vivir en las grandes ciudades no lo facilita. En Addis Abeba, un atleta puede perder muchas horas al día cogiendo el coche para ir a entrenar. En cambio, un keniano sale a entrenar desde la puerta de casa e incluso, así, puede salir a correr hasta 3 veces al día. Hay muchas diferencias, también en el carácter y en la forma de afrontar el trabajo.

Gracias a tu participación como fisioterapeuta en este proyecto, has tenido mucho contacto con Bekele (33 años), al cual has tratado de sus problemas en el tendón de Aquiles. El gran atleta etíope arrastra problemas físicos desde hace meses. ¿Crees que volveremos a verlo en su máximo esplendor?

Es complicado poder contestar a esta pregunta. La verdad, honestamente, no lo sé. Pero sí te diré que es lo que me haría más ilusión en este momento. Él se lo merece. Y el atletismo mundial lo agradecería.

 

Información de contacto:

http://www.marcroigtio.com

@marcroigtio


No hay comentarios

Añade el tuyo