RUNNING

Entrevista al atleta poseedor del récord del mundo de 10K +55

Martín Fiz: “Hace falta que Kipchoge se de cuenta de que puede batir el récord del mundo en Valencia”

martin-fiz-valencia

Martín Fiz, en Valencia, tras batir el récord del mundo de 10k para mayores de 55 años.

(16-1-2019). Pasan los años y Martín Fiz sigue ganando. Como si de un Bill Murray con zapatillas, pantalón corto y camiseta se tratara, sigue Atrapado en el Tiempo. Y también en esa lucha contra el crono que tantas alegrías le ha dado, a él en particular y al atletismo español en general. El pasado fin de semana logró en Valencia un auténtico hito: ningún corredor de más de 55 años había corrido un 10.000 tan rápido como lo hizo el vitoriano. 31 minutos y 36 segundos para volver a ver su particular marmota.

Transcurren los años, los lustros y las décadas, pero algo se mantiene invariable. Martín Fiz sigue ganando y escribiendo nuevas páginas en la historia de este deporte.

Han pasado ya algunos días de tu récord del mundo de 10K en Valencia dentro de la categoría de más de 55 años con un crono excepcional de 31:36, superando la anterior plusmarca mundial, 32:02, en posesión del británico Martin Rees desde el año 2008. Cuando uno se hace mayor, ¿este tipo de récords hacen más ilusión que cuando competías como profesional?

Es una época totalmente diferente. A mí, lo que siempre me ha gustado es la lucha por las medallas a nivel profesional. Pero vas creciendo como atleta y también a nivel biológico, y este tiempo que he realizado es una gran marca. Es por ello que me hace sentir muy orgulloso, porque los expertos también han comentado que es un crono excepcional para esta categoría de edad que ahora es la mía. Los atletas, a medida que cumplimos años, nos vamos deteriorando, pero este 31:36 demuestra que se puede intentar luchar contra el paso del tiempo. Estoy muy contento porque sigo entrenando y estando en el candelero atlético. Además, la gente ha seguido este evento atlético con mucha ilusión.

El crono conseguido demuestra que se puede intentar luchar contra el paso del tiempo

Eres natural de Vitoria. No obstante, otra ciudad con V, Valencia, te ha dado grandes alegrías atléticas. Sin ir más lejos, el pasado 2 de diciembre, en el 10K paralelo al Maratón de Valencia Trinidad Alfonso EDP, lograste el récord de España de la distancia con una marca de 32:08 (un tiempo que, ahora, acaba de batir).

(Ríe antes de responder). Es una ciudad fetiche para mí. De hecho, no es la primera ni la segunda vez que me reporta noticias positivas. En marzo de 2018, dentro de la prueba popular del Campeonato del Mundo de Media Maratón, batí el récord de España en categoría máster con 1:11:15. Valencia es la ciudad del running, es una ciudad que está creciendo mucho a nivel deportivo. Incluso la gente que no corre y a la que no le gusta el atletismo, sabe que hay una serie de citas ineludibles en la ciudad del Turia. Posee el récord del mundo en media maratón (Abraham Kiptum con 58:19) y marcas por debajo de 2:05 en maratón (Leul Gebreselassie logró ganar con 20:4:31, lo que convierte al maratón valenciano en el 10º más rápido de todos los tiempos). Se corre muy bien en Valencia y cada vez más la gente se pelea para poder participar en una carrera en suelo valenciano, incluso los atletas populares. No es de extrañar pues que la IAAF haya otorgado la medalla Gold Label tanto al maratón como a la media.

El mejor maratoniano de todos los tiempos, Eliud Kipchoge, corrió y ganó la media de Barcelona en los años 2013 y 2014. ¿Le ves participando en un futuro inmediato en Valencia?

Hace falta que Eliud Kipchoge y los maratonianos de talla mundial crean que Valencia es una gran ciudad para hacer marcas, que es una gran ciudad para hacer el récord del mundo. Siempre se habla de Berlín o Londres, pero Valencia tiene un circuito que puede ser igual o incluso más rápido.

Kipchoge y los otros atletas, si quieren un récord, deben quitarse de la cabeza el dinero que les puedan dar en Londres o Berlín y empezar a considerar a Valencia

De hecho, Kipchoge ha hecho oficial esta semana que el próximo 28 de abril buscará ganar el Maratón de Londres por 4ª vez, además de acercarse o batir el récord del mundo que logró en Berlín el pasado mes de septiembre (2:01:39).

Kipchoge y los otros atletas, si quieren un récord, deben quitarse de la cabeza el dinero que les puedan dar en Londres o Berlín, a pesar de que Valencia también puede pagar bastante bien. Deben convencerse de ello. Tras los JJOO de 2020 en Tokio, veo a Kipchoge corriendo en Valencia. Por suerte, gracias al gran trabajo de la ciudad muchos atletas africanos, tanto etíopes como kenianos, ya empiezan a saber cómo se corre en esta ciudad. Este globo sonda debe llegar a los atletas top para que vengan a correr aquí.

Tras vencer en tu categoría en los seis maratones más importantes del mundo, en los 6 World Marathon Majors (Tokio, Londres, Boston, Berlín, Nueva York y Chicago), sigues manteniendo los retos en tu día a día.

Sigo pesando 55-56 kilos, me cuido bastante y tengo la cabeza muy lúcida. Una cabeza que, de vez en cuando, me hace pensar y llevar a cabo esas pinceladas soñadoras (admite, sonriente). Me gusta compartir mis retos, socializarlos, y veo que son muy bien recibidos por parte de mis seguidores y los amantes del atletismo. En Valencia, por ejemplo, reclamé a través de las redes sociales si podía haber corredores populares que me hicieran de liebres y apareció un grupo bastante considerable de gente que me acompañaron. No me escondo, comparto lo que soy y a la gente le gusta. Siempre comparto y dejo claros mis retos y objetivos y tengo la suerte de que los estoy cumpliendo.

¿Tienes ya algún otro reto en mente?

Ahora trato de descansar y asumir lo que he hecho. El lunes, por ejemplo, me fui a pasear solo por el bosque de Armentia, que es por donde suelo entrenar, y estuve pensando y considerando lo que había hecho. Quiero disfrutar de lo que acabo de hacer, pero ya tengo la mente puesta también en otros desafíos. En el próximo mes de abril, por ejemplo, participaré en el maratón de París (14 de abril) y después para mediados de septiembre-octubre, tengo un reto muy bonito que de buen seguro llamará mucho la atención. Será una sorpresa gorda que le gustará a la gente, además de ser un objetivo solidario.

Lo que extraña a la gente es que siga teniendo ilusión por este deporte y ello me motiva a seguir buscando retos

¿La vida sin retos deportivos, cuando uno ha sido atleta de élite, sigue teniendo sentido?

Sí, tiene mucho sentido. Los más jóvenes tienen que pensar que la vida del deportista, por suerte, se ha alargado. Y para la gente mayor también tiene mucho sentido, porque, como digo yo, hay vida después de los 50. Si te cuidas, puedes llegar a correr toda la vida. En mi caso, llevo más de 300.000 kilómetros en las piernas ya. Mucha gente me dice que no le extraña lo que estoy haciendo, lo que les extraña que después de tanto años en la élite y después de tantos años corriendo, siga teniendo ilusión por este deporte. Cada vez que lo escucho, me hace estar mucho más feliz y me hace sentir que debo seguir buscando este tipo de retos.

¿Hay algún secreto (confesable) para mantener viva esta ilusión de la que hablas?

Como siempre digo, es la pasión que siento por este deporte. Mi hobby se convirtió en mi profesión y después mi profesión se acabó convirtiendo en mi hobby. Nunca corrí por dinero, a pesar que es cierto que me han pagado mucho dinero por correr y sigo viviendo del atletismo, pero cuando miro un reto nunca lo valoro desde el punto de vista económico, sino por lo que conlleva a nivel deportivo. En este sentido, pienso que éste es el error que están cometiendo muchos deportistas de deportes minoritarios, piensan primero en el dinero antes del factor deportivo. Para mí, debería ser justo al revés.

Si te miras al espejo y analizas al Martín de ahora (el 3 de marzo cumplirá 56 años) y al Martín que ganaba maratones y grandes campeonatos, ¿cuál crees que tiene, a nivel proporcional, un mejor nivel?

(Contesta rápido, sin pensarlo). Me quedo con el Martín de toda la vida, que no deja de ser una mezcla de los dos. Lo que estoy consiguiendo es la excelencia del deportista, corría de profesional y también de persona mayor. Me gusta mucho lo que estoy haciendo. Eso sí, si tuviera que quedarme con una época concreta, indudablemente, lo haría con la época de los 25 años, cuando sueñas con ir a unos Juegos Olímpicos y cumples tu reto (Martín Fiz participó en los JJOO de Atlanta, terminado 4º, y en los de Sídney 2000, donde terminó en 6ª posición). Cuando eres deportista de élite, sueñas con ir a este tipo de eventos como son unas Olimpiadas.

Y todo hasta que el cuerpo aguante…

Siempre he dicho que tengo un cuerpo privilegiado. Un privilegio que debe emanar de los valores que me dio mi padre, que se crió en la agricultura y la ganadera, trabajando mucho en el campo, comiendo arroz y comiendo productos de la tierra. Seguramente, más que lo que yo pueda hacer ahora, creo que el secreto está en lo que ellos me dieron y me transmitieron.

 

Información de contacto:

www.maratonmartinfiz.com

 

 


No hay comentarios

Añade el tuyo