RUNNING

Los beneficios de correr con zapatillas de running con placas de carbono

carbono running nike

Reactividad, estabilidad y una mejor recuperación tras el entrenamiento, son algunos de los beneficios que presenta la inclusión de placas de carbono en las zapatillas de running. Aunque, se trata de un avance que no sería apto para todos los niveles de corredores.

(24-2-2021). Como tener un muelle en el pie. Así ejemplifica el podólogo Albert Casas la sensación que aporta la inclusión de placas de carbono en las medisuelas de las zapatillas de running. Un avance con el que la reactividad se incrementa un 80%. ¿Quieres más motivos por los que probar esta tecnología que ha llegado para quedarse? Te los damos.

12 de octubre de 2019. El keniano Eliud Kipchoge es el primer ser humano que corre un maratón por debajo de las 2 horas. Concretamente, 1 hora 59 minutos y 40 segundos. “Hemos demostrado que ningún ser humano tiene límites”, rezongaba el prolífico maratoniano tras cruzar la línea de meta en el Prater de Viena. Y el #NoHumanIsLimited se convirtió en un lema mundial. No obstante, ¿qué peso tiene la tecnología en la consecución de este hito dentro del mundo del deporte? Es decir, ¿el uso de las Nike Alpha Fly que utilizó Eliud?

Nike fue la primera firma en hacerlo con varios prototipos. El resto de firmas le siguieron a la zaga. Y es que la placa de fibra de carbono en las zapatillas es la tecnología estrella por la que apuestan en sus modelos más rápidos la mayoría de compañías del mercado. Una apuesta segura. O, como mínimo un éxito de ventas, viendo el reflote experimentado por la compañía de Oregón gracias al uso de esta tecnología. Tras el impactante revuelo conseguido por Kipchoge en Viena, la World Athletics tomó cartas en el asunto para regular el uso de este material.

La regulación de la World Athletics: sí al carbono

La World Athletics (antigua IAAF), estableció que “las zapatillas no podían tener más de 40 milímetros de grosor en la suela y no podían disponer de más de una placa de fibra de carbono en su media suela”. Por lo tanto, sí quedaba autorizado el uso del carbono en las zapatillas, siempre y cuando éste estuviera incorporado vía una sola placa y no troceado (como, al parecer, usó el keniano en el prototipo de Nike en el Ineos 1:59 Challenge, las Nike Alpha Fly).

Con la aquiescencia del organismo que rige el mundo del atletismo, las principales marcas se lanzaron al mercado con sus respectivos modelos, incluyendo una placa de fibra de carbono en su media suela para sus súper zapatillas. Más allá de la lucha por vender más zapatillas en un mundo que requiere que la rueda no pare de girar, nos cuestionamos cuáles son los beneficios de incorporar este tipo de material, tan extendido por ejemplo en el mundo del ciclismo, en unas zapatillas para correr. El podólogo deportivo especializado en biomecánica Albert Casas responde a nuestras dudas.

Correr con zapatillas con carbono es lo más parecido a tener un resorte en los pies

¿Qué beneficio tiene el uso carbono en unas zapatillas?

La placa de fibra de carbono “ayuda a la espuma que lleva toda zapatilla a comprimirse y expandirse más rápidamente” afirma el experto. De esta forma, cualquier corredor verá como “se incrementa la reactividad”. Según varios estudios, tal y como nos cuenta Albert, la reactividad puede incrementarse en cerca de un 80%. Esto es, “el nivel más alto, de lejos, jamás registrado en unas zapatillas de running”. Correr con una zapatilla con carbono es “lo más parecido a tener un resorte en los pies”.

Otro de los puntos fuertes de este material tan reactivo y al mismo tiempo rígido como es el carbono es la mejora en la estabilización del tobillo. Y gracias a esta mayor estabilización, “también se reduce la fuerza de rotación del mismo, con lo que la carga de trabajo de los gemelos es mucho menor”, explica Casas. La sensación es la de “poder correr más rápido, con menor gasto energético y menor fatiga muscular, por lo que nos mantendremos más frescos, y por más tiempo, durante una carrera”.

El punto anterior, además, está íntimamente ligado con la recuperación. “Si la competición o entrenamiento en el que usamos unas zapatillas con placa de carbono genera un retardo en la aparición de la fatiga esto también tiene efectos positivos sobre el día después”, arguye el podólogo deportivo. Y se explica, con otras palabras. Es decir, “si tengo menos impacto muscular y articular cuando corro, la recuperación será menos costosa y, por lo tanto, podré volver a correr antes”, relata Albert Casas.

Lluvia de récords (de carbono)

Más allá de las voces críticas que, como en todo avance tecnológico siempre existen disidentes (ponen en duda si el beneficio es endógeno o bien exógeno), la realidad es que el uso de zapatillas con placa de carbono se ha generalizado dentro de las competiciones de larga distancia. Y los records no han parado de caer. Como llovidos de un cielo plomizo. O, en este caso, de color carbono. Vamos a citar algunas de las marcas que se han batido en los últimos meses con zapatillas que disponen de este material.

El keniano Kibiwott Kandie rebajó en casi medio minuto el récord del mundo de medio maratón el pasado mes de diciembre en Valencia. Marcó un tiempo estratosférico de 57:32. En los pies, las Adidas Adizero Adios Pro. Con placa de carbono. Dos meses antes, su compatriota Peres Jepchirchir lograba lo propio en la cita de Gdynia (Polonia) en categoría femenina. 1:05:16. ¿Sus zapatillas? El mismo modelo de Adidas, las Adizero Adios Pro. Con placa de carbono, claro está.

Eliud Kipchoge batió el récord del mundo de maratón en Berlín en 2019. Fue el primer hombre en bajar de las 2 horas y 2 minutos. Lo hizo con las Nike Zoom Vaporfly Elite. Sí, con placa de carbono. Como el prototipo, ya citado, con el que se convirtió en Viena en el hombre más rápido de la historia en los 42.195 metros. Más recientemente, el norteamericano Jim Walmsley se quedó a tan sólo 12 segundos del histórico récord de los 100 kilómetros. En sus pies, las Hoka Carbon X 2. Su nombre lo dice todo.

Principales modelos existentes en el mercado

Estos son sólo los ejemplos más llamativos que nos revelan “hasta qué punto las zapatillas con carbono han cambiado el mundo del atletismo con sus mejoras tecnológicas”, reflexiona el responsable de Clinik Podologia. Y es que “se trata de una tecnología que, una vez aceptada por la World Athletics, ha venido para quedarse”. No hay vuelta atrás, leemos en la cara del especialista. Y a continuación, para cerrar este artículo, nos repasa algunos de los principales modelos que podemos encontrar en el mercado.

Eso sí, Casas advierte de antemano: “no por el simple hecho de llevar un modelo con carbono romperemos nuestras marcas”. Éste ya sería otro melón por abrir, que “depende de muchas variables y factores”. Por ejemplo, estos modelos, muchos de ellos con drop bajo, “presuponen que el corredor/a en cuestión tiene una buena técnica de carrera”. Un detalle básico para “sacar el máximo rendimiento” a un tipo de deportivas que han revolucionado, de los pies a la cabeza, el universo del running.

  • Adidas: Adizero Adios Pro, Adizero Pro
  • Asics: Metaracer (se trata, sin embargo, de uno de los modelos con placa más moderados)
  • Brooks: Hyperion Elite 2
  • Hoka: Carbon X2, Carbon X-SPE
  • New Balance: FuelCell TC, FuelCell RC Elite
  • Nike: AlphaFly Next%, Zoom X Vaporfly Next%,
  • Saucony: Endorphin Pro
  • Skechers: Speed Elite Hyper

Más información: www.clinikpodologia.com


No hay comentarios

Añade el tuyo