RUNNING

Consejos de Tristán Moreno, de Evasion Running Mallorca

Sistemas de hidratación para running

(17-7-2013). La hidratación es una parte fundamental del entrenamiento deportivo y más aún si cabe en verano. Ya sea en salidas por asfalto o por caminos de tierra, es importante mantener alto nuestro nivel de hidratación mientras corremos, sobre todo si vamos a estar practicando running más de una hora seguida. Existen diversos sistemas de hidratación diseñados para runners, de los que nos habla a continuación Tristán Moreno, de la tienda Evasion Running Mallorca.

¿Qué tipos de sistemas de hidratación para runners podemos encontrar en el mercado actualmente?
Existen desde los sistemas más básicos, como puede ser un bidón diseñado para llevar en la mano; hasta mochilas de hidratación muy técnicas.

En países como Estados Unidos se usa mucho el bidón que lleva integrado un accesorio para fijar la botella a la mano. En cambio, en España no gusta demasiado porque no es demasiado cómodo para correr, aunque presenta una preparación y un mantenimiento muy sencillo. Aquí son más populares los cinturones con bidones pequeños con una capacidad de entre 400 y 600 ml, o cinturones con un solo bidón con una capacidad de 600 ml. Y por último, encontramos mochilas con camelbak, con bidones o con una combinación de los dos sistemas de hidratación.

¿Qué sistema es más recomendable para los corredores de asfalto y para los de montaña?
Para los que practican running en caminos y asfalto, yo recomendaría los cinturones ya que son cómodos de llevar, proporcionan una hidratación adecuada al tiempo que estaremos corriendo y, además, al contar con bolsillos y compartimentos, pueden funcionar de sustitutos de una mochila.

En el caso de los runners que corran por la montaña, lo normal es que recorran distancias más largas y la opción más aconsejable sea una mochila, que cuenta con capacidades para albergar desde un litro y medio de líquido, y además permite guardar todos los complementos y accesorios que llevemos.

¿En qué aspectos debemos fijarnos a la hora de comprar bidones y cinturones de hidratación?
En el caso de los bidones, es importante fijarse que hayan sido elaborados con plásticos libres de BTA, un compuesto cancerígeno, y escoger la capacidad que se ajuste mejor a nuestras necesidades. Lo recomendable en verano es beber medio litro por cada hora de ejercicio, por lo que dependiendo de las salidas y entrenamientos que tengamos planificados, escogeremos una u otra capacidad.

Por su parte, para escoger un cinturón, también podemos valorar la calidad del tejido con el que han sido confeccionado, que sea transpirable, y que presente un ajuste conseguido y los bidones no se muevan en exceso, incomodándonos mientras corremos. Antes de comprar, recomiendo probar bien el ajuste y la comodidad.

Y, ¿en el caso de las mochilas?
Lo principal es escoger un buen tamaño, acorde con las distancias que vayamos a recorrer con ella y los objetos que queramos guardar. El peso también puede afectar en la elección, siendo las mochilas de gama alta más ligeras.

En cuanto al uso, para correr distancias largas y trail running, yo recomendaría optar por modelos mixtos o con bidones, ya que si nos quedamos sin agua, los bidones son más fáciles de rellenar que los sistemas camelbak.

¿El precio puede ser determinante en este tipo de accesorios?
Podemos encontrar bidones y cinturones de hidratación desde los 20 a los 60 euros. Lógicamente, cuanto más alta sea su calidad, mejor se adaptarán y se ajustarán a nuestro cuerpo. En cuanto a las mochilas, la horquilla va aproximadamente desde los 60 a los 170 euros. Concretamente, a partir de los 100 euros ya podemos encontrar mochilas diseñadas específicamente para correr e ideales para largas distancias.

¿Recomendaría algún fabricante o marca en concreto?
La marca Salomon dispone de una gran variedad de sistemas de hidratación y muy específicos para correr. Además, hace un año introdujo una novedad en este mercado, los bidones de plástico blando, en los que no se mueve el contenido líquido y disponen de boquillas como las que integran los sistemas camelbak, siendo mucho más cómodas de usar. Otra marca con soluciones interesantes es Ultraspire.

Una vez hemos adquirido un sistema de hidratación, ¿debemos tener en cuenta alguna consideración para su mantenimiento y limpieza?
Tanto con los bidones como con el sistema camelbak, tan sólo es necesario quitar el agua tras el uso y secarlos bien. Existen pastillas ideadas para limpiar estos recipientes y quitar malos sabores, pero, en un principio, con enjuagarlos y secarlos bien es suficiente. En el caso de las mochilas y los cinturones, se pueden meter en la lavadora si es necesario, pero se deben lavar con agua fría y sin suavizante.


No hay comentarios

Añade el tuyo