RUNNING

Karim Pörtzgen, de la tienda Pro Runners Barcelona, nos da algunas recomendaciones

¿Cuándo es conveniente renovar las zapatillas de running?

zapatillas-rotas

Todo tiene una fecha de caducidad o un final, y las zapatillas de running no son una excepción. Pero, ¿sabemos cuándo es el momento más conveniente para renovarlas? Karim Pörtzgen, de la tienda especializada en running ProRunners Barcelona, nos da algunas recomendaciones para conocer en qué momento será ya necesario jubilar nuestro par de zapatillas habitual y cambiarlo por uno nuevo.

Karim Pörtzgen explica que existen tres indicadores que nos pueden ayudar a saber si la vida útil de la zapatilla ha llegado a su final. El principal es la consistencia y la resistencia de la zapatilla. “Un modelo en buenas condiciones es consistente, resistente, no permite movimientos laterales y aguanta correctamente el peso del corredor en cada pisada. Mientras que una zapatilla gastada se vuelve flexible y ya no controla eficientemente los movimientos laterales. Además se flexa por el arco plantar, cuando éste debe estar rígido”, comenta el responsable de la tienda ProRunners Barcelona, quien asegura que estos detalles pueden ser percibidos con una simple manipulación de la zapatilla con las manos, como él mismo muestra en el vídeo al final del artículo.

También se puede detectar de forma táctil la consistencia de la amortiguación, el segundo aspecto a tener en cuenta. “Si podemos hundir la amortiguación apretándola con un dedo, es señal de que es cambio puede ser necesario”. Aunque, en este aspecto, Pörtzgen avisa que “no todas las zapatillas son iguales, ya que dependiendo del tipo de amortiguación que use cada marca y del tipo de zapatilla (de entrenamiento, mixta o de competición), la duración del rendimiento de la amortiguación variará”.

Por último, otro indicativo que puede ayudar a tomar la decisión de renovar el calzado de running es apuntar los kilómetros que se corren con cada zapatilla. Así, desde ProRunners Barcelona recomiendan no correr más de 1200 km con la misma zapatilla de entrenamiento, ni superar los 600 km con una mixta o los 300 km con una de competición.

No fiarse de la suela gastada
Sin embargo, recomienda no fiarse del desgaste que presente la suela, ya que puede llevar a equívocos. “Puede presentar un alto nivel de desgaste la suela, pero si la zapatilla conserva una buena amortiguación y estabilidad, seguirá siendo apta para su uso unos cuantos kilómetros más”, apunta.

Ver vídeo con la explicación y ejemplos visuales de ProRunners Barcelona:

Más información: www.prorunners.es


No hay comentarios

Añade el tuyo