RUNNING

Prendas de compresión para running, ¿qué tener en cuenta?

medias-compresion-running

Las medias son el artículo de compresión más común, pero existen de varios tipos y funcionalidades.

(28-11-2018). Las prendas de comprensión se han convertido en un material generalizado en la mayoría de carreras por montaña y también, en menor medida, en las pruebas por asfalto. El mercado ofrece una gran variedad de prendas y diferentes tipos de compresión. Con los expertos de la tienda especializada en montaña Barrabés queremos resolver cualquier duda que os pueda surgir a la hora de adquirir un producto con estas características y especificidades.

El uso de las prendas de compresión es relativamente nuevo dentro del mundo del deporte. Los primeros deportistas de élite las empezaron a usar en la década de los 90 del siglo pasado, pero hasta hace una década o incluso menos, no se universalizaron dentro del mundo del running y trail running popular.

Eso sí, quizás muchos no saben que, médicamente, su uso es mucho más antiguo. Desde hace décadas, este tipo de prendas se usaba en la medicina como un método para recuperar el tejido muscular, además de poder reactivar la circulación sanguínea tras salir de una operación. El objetivo era evitar posibles trombos y facilitar, lógicamente, la circulación de la sangre por el organismo.

De la medicina al deporte

Teniendo en cuenta su utilidad médica, algunos visionarios consideraron que dichos beneficios también podían aplicarse al mundo del deporte y, sobre todo, a la recuperación de atletas y deportistas de élite. De hecho, si atendemos a su primer uso deportivo, éste tenía un sentido post-carrera, para la recuperación. Y no fue hasta hace poco más de un lustro que este tipo de equipación se empezó a usar durante el ejercicio con un objetivo doble: regular el calor corporal y por sus propiedades de reactivación de la circulación sanguínea.

Tras algunos análisis y estudios, fabricantes de material de running llegaron a la conclusión que dichas potencialidades de facilitar el tránsito de la sangre podían ser beneficiosas también durante la práctica deportiva, y no sólo para la recuperación posterior. Ya sea por su provecho sanguíneo –la compresión facilita el retorno venos durante el ejercicio- o por su comodidad como segunda piel, muchos corredores y corredoras apuestan ya por este tipo de indumentaria hoy en día.

Los beneficios de las prendas de compresión

La mejora del retorno venoso, tal y como nos comentan los especialistas de Barrabés, ayuda a mejorar la oxigenación de la sangre. Y esto genera una serie de beneficios:

  • Menor esfuerzo percibido, ya que con las prendas de compresión tenemos una sensación de ligereza y frescor
  • Mejora la nutrición de nuestros músculos y elimina mejor el lactato y las toxinas acumuladas. Esto conlleva que se reduzca de forma ostensible el dolor durante la carrera y también al terminarla
  • Retraso de la fatiga muscular
  • Disminución de la inflamación, por lo que la recuperación post-actividad es más efectiva y menos dolorosa

A pesar de la demostración de sus utilidades a nivel fisiológico (retraso de la fatiga, prevención de lesiones y mejor recuperación) algunos siguen teniendo dudas de si las prendas de compresión mejoran nuestro rendimiento. Una cuestión que aún no se ha resuelto, y que, en todo caso, es percibida de forma distinta por cada corredor y corredora en cuestión. Eso sí, los amantes de la ultra distancia de forma mayoritaria apuestan por este tipo de productos, porque es evidente que sienten una menor fatiga y gestionan mejor el ácido láctico.

Otro de los valores muy aplaudidos de este tipo de vestimenta es su comodidad, el efecto segunda piel. Son muy útiles de cara a evitar las temidas rozaduras con la piel, especialmente sensible en pruebas de grande recorrido. La sensación de ligereza, de no llevar nada encima, es otro de los aspectos más bien valorados por parte de sus usuarios. Al mismo tiempo, los materiales con los que están fabricadas suelen mantenerlas secas y frescas, por lo que mantienen una temperatura estable. La clave, la serie de capas con las que están construidas. Una interna, que recoge la humedad y la expulsa hacia el exterior, y otra capa externa, que tiene una función protectora.

Sin embargo, como en todo, hay opiniones para todos los gustos y algunos atletas siguen apostando por el pantalón corto de toda la visa. Y es que en casos de calor extremo o temperaturas elevadas, las prendas de compresión pueden suponer un sofoco extra que agobia a algunos corredores. Eso sí, en situaciones como estas, hay que tener en cuenta que hay diferentes grados de compresión y también de espesor: desde las prendas que comprimen bastante –enfocadas al alto rendimiento- hasta las que tienen una compresión media –para todo tipo de públicos-.

Tipos de compresión

Siguiendo con el argumentario anterior, existen diferentes tipos de compresión. La compresión más fuerte es la que suelen utilizar los atletas profesionales y está enfocada al alto rendimiento. En un escalón inferior, encontramos las prendas con una compresión media. En este caso, no están diseñadas para un rendimiento máximo durante la competición como principal objetivo, sino que priman aspectos como la comodidad, el retraso de la fatiga muscular o la mejora de la nutrición de nuestros músculos.

Teniendo en cuenta esto, las prendas que podemos encontrar en el mercado –de firmas contrastadas- ofrecen diferentes grados de compresión y es importante dejarse aconsejar por parte de un experto a la hora de conocer la utilidad que le vamos a dar –elegir el modelo de hombre o mujer y escoger bien la talla también serán fundamentales-. Para los atletas populares, desde Barrabés recomiendan apostar por las prendas de compresión que no tengan el grado más técnico.

La compresión de las prendas de marcas contrastadas podría calificarse como de “dinámica”. Esto es, no afecta a todas las zonas por igual, sino que oprime de forma diferente y en especial a aquellas más sensibles y que más lo necesitan. Esta divergencia en el grado de compresión por zonas es, al mismo tiempo, la que permite una mejor circulación sanguínea y el retorno venoso, dos de los grandes beneficios comentados anteriormente. Y es que la diferente elasticidad genera un circuito de bombeo de unas zonas a otras.

Tal y como comentábamos al principio de este artículo, las prendas de compresión aplicadas al mundo del deporte tuvieron, en un primer momento, un solo uso, a posteriori, a modo de recuperación. En la actualidad, sin embargo, también podemos clasificarlas por su funcionalidad. Así, encontramos en el mercado prendas para antes de una competición (ofrecen una compresión menor y son útiles para la noche anterior a una carrera), para usar durante el ejercicio (facilitan el retorno venoso y evitar lesiones, ya que sujetan de forma ostensible los músculos) y para usar a modo de recuperación (permiten eliminar las toxinas y el lactato existente en nuestros músculos).

Tipos de prendas disponibles

Para el tren inferior. Son las más empleadas y con un uso generalizado. Y esto tiene una explicación lógica en función de las atribuciones que tiene este tipo de vestimenta. Si el objetivo que tienen estas mallas de compresión es el del retorno venoso, está claro que las piernas, cuando corremos, es la parte de nuestro cuerpo que más va a agradecer esta funcionalidad. Dentro de las mallas para el tren inferior, podemos encontrar varias medidas: completas (protegen tanto los gemelos como la zona de las pantorrillas), cortas (ofrecen compresión en la zona de los cuádriceps) y medias de compresión (son como unos calcetines largos que sujetan nuestros gemelos).

Para el tren superior. Camisetas: su uso no está tan extendido como el de los pantalones, pero también empiezan a tener su nicho de mercado. Pueden ser de manga larga o bien de manga corta (en este caso, algunos corredores se aprovechan también de los beneficios de los manguitos). De hecho, el retorno venoso tiene sentido en las extremidades y no en el tronco, motivo por el cual algunos atletas optan por una camiseta normal combinada con unos manguitos. Además de los beneficios a nivel muscular, esta solución también nos protegerá del frío de una forma polivalente y variada. Y es que, en caso que tengamos calor, siempre podemos bajarnos los manguitos e ir jugando con ambas posiciones en función de la temperatura exterior.

 

Información de contacto: www.barrabes.com

 

 


No hay comentarios

Añade el tuyo