Sin Categoría

Las ventas de Mammut se disparan un 40% en 2011

(18-1-2012). Manuel Baquero, country manager de Mammut Sports Group en España, atribuye estos resultados a dos factores fundamentales: la buena acogida de unas colecciones “espectaculares” y la facilidad y rapidez en las reposiciones. Y es que, en su opinión, “los clientes que se arriesgan con ocho o nueve meses de antelación en las programaciones tienen el derecho de pedir reposiciones y las marcas, el deber de garantizarlas”.

Baquero asegura que, después del “gran interés” que despiertan las colecciones de Mammut, un factor fundamental que ha tirado de sus resultados es que la marca “se ha volcado mucho en el canal y ha reforzado las reposiciones. Ello ha sido posible -continúa- gracias a que tenemos un proveedor muy sano y muy fuerte que puede satisfacer nuestras necesidades de producción”. Según argumenta, “entendemos que los detallistas que se arriesgan y programan con ocho o nueve meses de antelación tienen derecho a pedir reposiciones y las marcas tenemos el deber de garantizarlas”. No obstante, critica que otras marcas no pueden satisfacer las reposiciones, que han sido según él “cruciales” para la enseña.

Otro aspecto que ha favorecido el crecimiento de Mammut, distribuido en España desde 2004 por Benás Esquí y Montaña, es que el catálogo “es cada día más amplio” y abarca diferentes disciplinas como esquí, escalada o alpinismo y distintas categorías de producto que van desde textil y calzado a material técnico. “Esta amplia oferta permite que nuestros clientes crezcan. De hecho, más que crecer en clientes –hemos incrementado un 15% en 2011- nuestro incremento viene dado sobre todo porque aumenta el volumen de los pedidos de los clientes establecidos”.

Asimismo, Baquero recuerda que, en términos de sell out, la marca llega con gran fuerza al consumidor final y realiza grandes campañas televisivas en horario prime time.

Stores y shops in shop
A finales de año, Mammut abrió en Benasque su primer store en España. Baquero explica que estas tiendas, que funcionan en régimen de franquicia de la mano de un detallista, concentran una oferta de producto de la marca que oscila entre el 95 y el 100% del total, ya que, en ocasiones, pueden encontrarse otras enseñas de productos que Mammut no fabrica, como crampones o calcetines.

“El caso de la de Benasque, pionera en España, es excepcional porque el local tiene 70 m2 más 20 m2 de almacén, mientras que las dimensiones que se exigen para ser un store Mammut van de 150 a 200 m2. Pero la marca llega a acuerdos puntuales con detallistas en determinados enclaves estratégicos de montaña, como es el caso de Benaque, un destino mítico de montañeros y esquiadores, pero donde es difícil encontrar locales de mayores dimensiones”, explica Baquero.

Para 2012, Mammut tiene en estudio otros dos proyectos de stores que, a difrencia del de Benasque, ubicado en un enclave de montaña, serán en ciudad. Asimismo, y a más corto plazo, tiene previstos shops in shop como los que tiene en Zaragoza, Ribas de Freser o León.

Soft shops
La tercer fórmula utilizada por Mammut son las ‘soft shops’, que supone una presencia “más ligera en la tienda” y que “en lugar de tener mobiliario propio y una zona acotada, consiste en participar en el punto de venta con banners y otros elementos decorativos que permitan que se respire ambiente Mammut”. En la actualidad, la marca cuenta con un ‘soft shop’ en Vic y anuncia que seguirá expandiéndolos.


No hay comentarios

Añade el tuyo