Entrevista al ganador del Tor des Géants 2012

Óscar Pérez: “Mi mejor arma es la imaginación”

(2-10-2012). Tras recorrer 330 kilómetros y 24.000 metros de desnivel positivo acumulado, Oscar Pérez se proclamó vencedor de la última edición del Tor des Géants, estableciendo un nuevo récord. El ultrafondista nos explica los detalles de su experiencia y cómo supera los malos momentos con lo que considera su mejor arma: la imaginación.

¿El Tor des Géants es la prueba más dura del mundo?
Sin duda es la prueba más dura en la que he participado. La peculiaridad de ser  en formato “non-stop” la hace diferente a otras pruebas que también ofrecen estas distancias y desniveles pero fraccionadas en etapas. Junto a la Ronda dels Cims, es en la que más me he esforzado.

¿Qué tal sienta el triunfo?
El triunfo sienta bien, muy bien, no lo voy a negar, pero los que nos dedicamos a este tipo de pruebas sabemos que todo el trabajo anterior es lo que mejor sienta. Preparar una prueba de este tipo supone demasiado esfuerzo para ser juzgado en unas horas o días.

¿Cuál fue el mejor y el peor momento de la experiencia?
En tantas horas hay muchos momentos y es  imposible resumirlos en uno, pero en el primer tercio de la prueba, donde sufrí una caída, creo que se agrupan los más importantes; pensé en dejarlo, distraje todos los impulsos negativos y tuve la suerte de recuperarme.

¿Cómo ha sido la dieta que has seguido durante la competición?
No introduzco ningún tipo de aporte alimenticio extra. Me alimento tal y como lo hago un día normal en casa. En la prueba, pasta, sopa y plátanos. Solo me preocupo de tener en los controles de avituallamiento aquello que creo pueda faltar, por ejemplo, llevaba potitos de carne y verduras, para mí imprescindibles.

Durante el recorrido te encontraste a  un anciano llamado Platz, ¿te ayudó a conseguir ser el primero?
Platz me ayudó a situarme el primero y a mucho más. En poco más de una hora de conversación, este anciano de 82 años me enseñó muchas cosas. La historia del lobo  envuelta en toda su vitalidad fue el mejor estimulante para superarme a pesar de las molestias que tenía en la pierna.

¿Cómo superaste los malos momentos durante la carrera?
Los momentos malos se superan conociéndolos. La experiencia es fundamental, la imaginación, mi mejor arma. Igual que bebo cuando tengo sed, también tengo preparados ejercicios mentales para combatir las “crisis”.

¿Qué fue lo primero que pasó por tu cabeza cuando llegaste a la meta?
No lo recuerdo. Dos kilómetros antes de llegar a meta saque el teléfono y  llamé a mi mujer. Todavía me emociono al recordar la conversación. Esa fue mi verdadera llegada a meta. Cuando cruzas la línea real de llegada, pareces una marioneta a merced de cualquier cosa. ¡No sabes ni por dónde caminas!

¿Qué aporta este triunfo a tu carrera deportiva?
No tengo una carrera deportiva. Algunos escriben  currículos, pero yo no lo veo así. Alcanzo un reto y una vez superado busco otro pero no los pongo en una lista junto a las cifras de un cronómetro.

Y, ¿a nivel personal?
Lo que pueda aportarme cualquier otra. Aprender de lo que vivo e intentar crecer con ello. El Tor des Géants, lógicamente, todo lo eleva potencialmente.

Para terminar, ¿te consideras una persona de extremos?
Cuando practico deporte de forma individual me gustan las buenas dosis de exigencia física y mental. El esfuerzo es cierto que me gusta llevarlo bien al extremo. Para el resto, en absoluto me considero una persona de extremos.


No hay comentarios

Añade el tuyo