TRAIL RUNNING

Casi 300 equipos de 35 países disputan la Gore-Tex Transalpine Run

gore-tex transalpine run

La Gore-Tex Transalpine Run alcanza su 14ª edición.

(5-9-2018). Desde el pasado domingo 2 de septiembre casi 300 equipos de 35 nacionalidades se enfrentan a la 14ª edición de la Gor-Tex Transalpine Run, que cruza los Alpes desde Garmisch-Partenkirchen (Alemania) hasta Brixen/Bressanone (Italia).

La Gore-Tex Transalpine Run cuenta con casi 300 equipos de dos corredores de 35 nacionalidades distintas. Las siete etapas de esta competición se disputan en tres países, con un total de 258,5 km de recorrido, 16.545 metros de ascensión vertical y 16.590 metros de descenso vertical. Desde sus inicios en 2005, la Gore-Tex Transalpine Run se ha consolidado como la carrera de montaña por etapas más dura del mundo, todo un reto deportivo que se desarrolla en un ambiente distendido y amigable. En la categoría femenina, llevan el dorsal número 1 las ganadoras de la última edición: las suecas Lina y Sanna El Kott Helander, mientras que en la categoría masculina son muchos los atletas de primer nivel que tratarán de arrebatar el título a Bublak y Lauterbach, el tándem ganador de 2017.

La carrera comienza en Garmisch-Partenkirchen (Alemania) y finaliza en el Tirol del Sur, en la localidad italiana de Brixen/Bressanone. Esta ruta, conocida como la ruta este, fue totalmente rediseñada en 2016 y se ha adaptado de nuevo para la edición de este año. Los participantes recorrerán picos, crestas y glaciares de Alemania a Italia, concretamente desde Garmisch-Partenkirchen hasta Brixen/Bressanone, y pararán en Nassereith, Imst, Mandarfen im Pitztal, Sölden, St. Leonhard in Passeier y Sarnthein/Sarentino. En total, los equipos correrán este año 258,5 km, que incluyen 16.454 metros de ascensión vertical y 16.590 metros de descenso vertical.

Etapas

La primera etapa cubre 43,7 km de Garmisch-Partenkirchen a Nassereith y presenta una ascensión vertical de 2.378 metros y 2.239 metros de descenso vertical. Los participantes correrán a los pies del Zugspitze, el pico más alto de Alemania, y rodearán la cadena montañosa de Wetterstein. En la segunda etapa, de Nassereith a Imst, los corredores deberán subir por primera vez a más de 2.000 metros sobre el nivel del mar. Aunque esta etapa ‘sólo’ tiene 28,1 km, incluye 1.914 metros de ascensión vertical y 1.734 metros de descenso vertical por los bellos paisajes del Starkenburger Panoramaweg. Con 47,9 km y más de 3.000 metros de desnivel positivo, el tercer tramo de Imst a Mandarfen es la etapa reina de la Gore-Tex Transalpine Run por ser la más larga y dura con más ascensiones.

La cuarta etapa, de Mandarfen a Sölden, empieza en el valle de Pitztal y finaliza en el de Ötztal. Se trata de otra etapa relativamente corta, de tan sólo 28,1 km, pero que llevará a los corredores a una altura de casi 3.000 metros sobre el nivel del mar. Cabe destacar en este tramo la empinada subida al refugio de Braunschweiger Hütte, la cresta de Rettenbachjoch a 2.998 metros y el glaciar Rettenbachjoch, así como el desafiante descenso hacia Sölden. La etapa consta de una ascensión vertical de 2.296 metros y un descenso vertical de 2.622 metros. El quinto día comienza en Sölden y acaba cruzando la frontera italiana hasta St. Leonhard in Passeier. El recorrido incluye 39,6 km con una ascensión vertical de 2.286 metros y 2.956 metros de descenso vertical. Los obstáculos del camino incluyen el puerto de montaña de Timmelsjoch (2.474 metros) y el refugio Toniger Hütte, la estación de avituallamiento más espectacular de toda la historia de la GORE-TEX Transalpine Run.

La sexta etapa, desde St. Leonhard in Passeier hasta Sarnthein/Sarentino, contará con numerosos senderos pintorescos a través de las montañas del Tirol del Sur. Esta etapa, con 34,2 km de recorrido, 2.524 metros de ascensión vertical y 2.223 metros de descenso vertical, llevará a los participantes por la cresta del Obere Scharte que, a 2.683 metros, es el punto más alto del día. La séptima y última jornada de la carrera de Sarnthein/Sarentino a Brixen/Bressanone consta de 36 km, con 2.118 metros de ascensión vertical y 2.532 metros de descenso vertical. Tras la subida de 15 km desde la salida en Sarnthein/Sarentino, los corredores permanecerán por encima de los 2.000 m durante otro tramo de 15 km antes de bajar al valle hasta la meta.

Favoritos

Este año no existe un equipo favorito claro en la carrera masculina, sino varios equipos de primera línea que se disputarán la victoria. Para empezar, está el dúo formado por el austriaco Thomas Farbmacher (Hopfgarten) y David Wallmann (St. Koloman). Farbmacher, dos veces ganador de la Salomon Zugspitz Ultratrail, se vio obligado a retirarse el año pasado en la primera etapa debido a una lesión. «Por eso David y yo nos hemos marcado como principal objetivo llegar a la meta sanos y salvos. No hay que olvidar que la GORE-TEX Transalpine Run consta de siete días consecutivos de carrera y que no se acaba hasta llegar a la meta en Brixen/Bressanone. Hay que ir día a día. Lamentablemente, mi compañero habitual, Peter Fankhauser, está lesionado este año, pero estoy convencido de haber encontrado un gran reemplazo en David Wallmann», explica Farbmacher.

No cabe duda de que Wallmann es un gran reemplazo, pues es considerado uno de los talentos emergentes del trail running. Con sólo 27 años ya ha completado “la travesía de esquí más larga del mundo”: más de 2000 km en 36 días de Viena a Niza. «No tenía previsto participar este año en la GORE-TEX Transalpine Run, pero me alegra poder cubrir a Peter Fankhauser. ¿Mi objetivo? Realmente no tengo ningún objetivo específico. Me he recuperado bastante bien de mi aventura transalpina y obtuve un buen resultado en la Stubai Ultratrail. Todo ello me motiva mucho y tengo una buena sensación con esta carrera, que comenzará el día de mi cumpleaños en Garmisch-Partenkirchen”.

Otro nombre a tener en cuenta será el de Sebastian Hallmann. Este año, el corredor de Múnich formará tándem con Lukas Naegele, originario de Colonia. Hallmann ganó la primera etapa de la carrera del año pasado junto al suizo Ralf Birchmeier, pero éste tuvo que abandonar posteriormente por una lesión. A pesar de perder a su compañero, Hallmann siguió adelante y obtuvo un impresionante resultado individual. Lukas Nägele, famoso corredor de maratón rápido en la época en que se dedicaba a las carreras de asfalto, ganó el pasado mes de junio la Ultratrail Lamer Winkel.

Pisándole los talones llegó Matthias Baur, que se encuentra en buena forma y correrá la Gore-Tex Transalpine Run con su hermano Marcus. Juntos forman el Team Salomon Running 1, un equipo que también tiene muchas posibilidades.

Por último, también cabe tener en cuenta a Moritz auf der Heide. Este joven de 30 años de Siegburg (Alemania) competirá este año junto a Nils Riegel.

En categoría femenina, las actuales campeonas Sanna y Lina El Kott Helander (Merrel/Gore-Tex) de Suecia tratarán de revalidar su título, pero deberán medirse contra Ina Forchthammer y Sarah Dörschlag, las componentes del Team Viking Footwear Power Girls, que el año pasado ya ejercieron una gran presión sobre el dúo escandinavo y este año intentarán ganar.

En la categoría mixta destacan Eva Sperger (Munich) y Jamie Ramsey (Reino Unido) del Team Gore Wear. Ramsey corrió 17.000 km de Vancouver a Buenos Aires en 600 días y Sperger fue la vencedora en la categoría femenina de la Ultratrail Lamer Winkel. Otro equipo que cabe tener en cuenta es el Team Salomon Running Mixed con Susi Lell (Alemania) y Daniel Jochum (Austria). Lell, de 31 años, pasó a formar parte de la élite internacional del trail running este año con su victoria en la Stubai Basictrail.

Novedades

Este año, la localidad de Nassereith acogerá por primera vez un final de etapa. También por primera vez, la carrera contará con una nueva categoría: la Senior Master Mixed, con 22 equipos inscritos. Además, esta edición de 2018 cuenta con RUN2, un evento totalmente nuevo que brinda la oportunidad de correr las dos primeras etapas de la Gore-Tex Transalpine Run. Esta competición, que ha atraído a 100 equipos, está dirigida a corredores avanzados que desean probar una parte del recorrido de esta carrera de siete etapas.

¿Por qué es tan especial la Gore-Tex Transalpine Run?

Se trata de un largo desafío en medio de un paraje espectacular donde se pone a prueba el espíritu de equipo. “El secreto del éxito es trabajar juntos y aceptar las debilidades de tu pareja”, revela Annette Hanssum del departamento de Marketing y RR.PP. de la marca Gore-Tex al analizar en retrospectiva la edición de 2017. “Siete días es mucho tiempo y correr en equipo une mucho. Por eso la GORE-TEX Transalpine Run es tan especial. La emoción de los corredores cuando recorren los últimos metros y finalmente cruzan la línea de meta es indescriptible”, añade.


No hay comentarios

Añade el tuyo