TRAIL RUNNING

Canicross, mucho más que correr con el perro

canicross correr con el perro

En este deporte es fundamental que el perro asocie siempre el canicross con acciones y entornos positvos como correr, montaña, contacto con más perros y, sobretodo, diversión.

(13-4-2016). La fusión del trail running y los perros da como resultado el canicross. Esta práctica deportiva, reconocida oficialmente por la Real Federación de Deportes de Invierno, va mucho más allá de correr junto al perro.

El canicross tiene lugar exclusivamente en la montaña y se debe practicar con un material homologado. Hacer footing por la playa o por el parque junto al perro no se incluye en este deporte.

El educador canino y entrenador del Club Canicross Kanstak Sport, Marc Calvo, indica que “actualmente hay mucha gente que corre con el perro; pero si hablamos de canicross necesitamos un material específico que consta básicamente de un cinturón para la persona o guía, un arnés especial de canicross (no sirve uno convencional) para el perro, y una línea de tiro que une ambas partes del equipo”. Esta última pieza se trata de una correa amortiguada que va atada por un extremo al cinturón y por el otro se engancha al arnés del perro. Jamás puede ir atado a un collar o llevar un arnés que oprima el pecho.

Con estas tres piezas y un perro con ganas de correr ya se puede empezar a practicar canicross.

Es muy recomendable hacer un buen control veterinario para determinar que el perro es apto para hacer ejercicio

¿Cómo empezar?

“En primer lugar es muy recomendable hacer un buen control veterinario para comprobar que el perro es apto para hacer ejercicio y confirmar que esté libre de cualquier enfermedad que pueda desarrollar cuando empiece a entrenar” apunta Marc Calvo. Una vez descartado cualquier problema físico del perro, es importante hacer un entreno muy progresivo. “Igual que nosotros, el perro necesita coger forma y fondo de manera paulatina para alcanzar un buen ritmo. De este modo, evitará, por un lado las lesiones y por otro lado que pueda llegar a no gustarle correr con nosotros, por el simple hecho de empezar forzándolo demasiado”, destaca el educador canino.

El deporte tiene que ser algo muy divertido para el perro y también para su guía. Es fundamental que el compañero peludo de cuatro patas asocie siempre el canicross con algo positivo: correr, montaña, contacto con más perros y sobretodo, diversión. “Recomiendo acercarse a alguno de los clubes de canicross que hay actualmente para aprender y empezar de la mejor manera posible, que es con la experiencia de canicrossers que llevan varias temporadas en las zapatillas”, destaca el entrenador de Kanstak Sport.

Para competir es obligatorio que el perro tenga un año de edad, esté registrado con el chip y tenga las vacunas en regla

La competición de canicross

Físicamente la diferencia puede ser llevar o no un dorsal y estar equipado de un modo determinado. Más allá del aspecto visible, la emoción que siente el perro ante la salida de un canicross es algo que no se aprecia en los entrenos.

Para competir es obligatorio que el perro tenga un año de edad, esté registrado con el chip y tenga las vacunas en regla. Antes de cada carrera se pasa el ‘control veterinario’, para comprobar que cumpla estos requisitos.

En toda España existen distintas ligas regionales y competiciones nacionales. La Real Federación Española de Deportes de Invierno (RFEDI) reconoce el canicross como una modalidad del Mushing (un trineo tirado por varios perros). Dentro de este deporte existen más modalidades como el Skyjoring (esquiar unido al perro), o el Bikejoring (el perro tirando de una bicicleta o de un patinete).

Todas las variantes expuestas tienen un objetivo en común: la felicidad del perro.

Temperatura y comida, cruciales

Cualquiera que practique deporte con el perro, desde paseos por la montaña hasta competiciones oficiales, debe conocer algunas amenazas que pueden poner en peligro la vida del animal. Una de las normas básicas es evitar altas temperaturas. Correr por encima de los 18º puede someter al perro a un exceso de calor corporal. Cuando esto ocurre puede tratarse de un golpe de calor, lo cual es muy peligroso para los perros, ya que provoca el fallo interno de los órganos, a menudo con consecuencias mortales.

En el canicross se prioriza la salud y el bienestar del perro por encima de todo

Otro aspecto a tener en cuenta para preservar la buena salud de los canes pasa por conocer qué es una torsión de estómago. Puede producirse cuando el perro come antes de hacer ejercicio y supone un giro del propio estómago, obturando las dos vías, tanto de entrada como de salida. Debe operarse de inmediato. “Si queremos darle de comer a nuestro perro antes de correr, como mínimo que sea unas cuatro horas antes de la carrera, aunque personalmente, yo acostumbro a dar incluso más margen” apunta el entrenador Calvo. En el canicross se prioriza la salud y el bienestar del perro por encima de todo. Una muestra de ello son los motivos de descalificación en una competición, donde se penalizan aspectos como maltratar al animal física o verbalmente o permitir que el morro del perro se sitúe por detrás del corredor.

Asimismo, cuando el perro no va tirando de su guía sino que ocurre al revés, el participante puede quedar amonestado o descalificado directamente de la carrera.

Esta práctica deportiva equilibra al animal física y mentalmente y puede dar resultados en mejoras de conducta. “Durante un canicross, el perro se centra en correr, llegando a desconectar de todo lo que le rodea. Invito a cualquiera que desconozca este deporte a ver presencialmente una carrera y situarse en la meta para apreciar en la expresión del perro una gran felicidad al haber corrido junto a su amo o guía”, destaca Marc Calvo.

El canicross es el único deporte individual, no colectivo, donde el podio es compartido por dos: el perro y el guía. Sobretodo, el perro.


No hay comentarios

Añade el tuyo