TRAIL RUNNING

Chema Martínez roza el podio en el Marathon des Sables

chema martínez

(18-4-2016). Chema Martínez ha sido el primer atleta no africano en llegar a la línea de meta del mítico Marathn des Sables, acabando con un meritorio cuarto puesto en la clasificación general.

Tras su primera experiencia el pasado año, en la que terminaba sexto como el mejor atleta no africano de la edición, el atleta español Chema Martínez vuelve a conseguir ese hito de competir de tú a tú con los “atletas del desierto”. Esta edición ha sido cuarto en la clasificación general tras rozar el podio y habiendo sido tercero en la clasificación durante 3 de las 5 etapas.

Un total de doscientos sesenta kilómetros sobre las arenas del desierto del Sahara, atravesando las impresionantes dunas de Merzouga. Una prueba de supervivencia en un lugar inhóspito con condiciones climatológicas extremas.

Si el año pasado el atleta confesaba seguir aprendiendo, este año ha demostrado que es “un aplicado aprendiz” que año tras año logra ir comiendo terreno a los grandes maestros, los marroquíes.

La pasada edición le servía de experiencia para ver como estos grandes dominadores fijan el rumbo, cómo se mueven, su adaptación al medio… Al inicio de la prueba el madrileño se confesaba aún novato para este tipo de pruebas y prometía poner toda la carne en el asador, toda la motivación y energía posible para intentar plantarles cara y si algo ha dejado claro, una vez finalizado Sables, es que tiene energía, y mucha.

El fondista olímpico volvía al encuentro con Sables un año después con una única meta: ganar. Un año de durísimo entrenamiento. Chema confesaba haber adaptado su entrenamiento para afrontar esta épica prueba: “He introducido una carrera de 235 kilómetros, una carrera técnica y con mucho desnivel, The Coastal Challenge. Una de mis carencias el año pasado fueron precisamente las zonas técnicas y por eso mismo he querido reforzarlas. Así que este año en lugar de entrenar tanto en asfalto y pista como otros años he acumulado más kilómetros en montaña, en subidas, bajadas… Mis rutinas de cara a esta prueba son las mismas de siempre: entrenar lo máximo posible, descansar e incorporar esas sesiones de fuerza y entrenamiento en mochila”.

Una aventura en la que, Chema Martínez ha disfrutado y para la que ha demostrado que se va adaptando a gran velocidad, sin embargo, haber estado tan cerca del podio deja ese sabor amargo de haber rozado el cielo: Al saber que había quedado 4º sentí un poco de rabia e impotencia, pero la verdad es que estoy contento por haber mejorado con respecto al año pasado y por saber que he dado absolutamente todo lo que tenía dentro. Han sido unos días muy duros pero me encontraba bien y estaba muy motivado sabiendo que estaba haciendo un gran papel y peleando con los marroquíes. Por último, quiero agradecer a todos los que me han apoyado a través de las redes sociales y compañeros en la carrera su cariño y la fuerza que me han dado, sabía que no estaba solo en las largas horas corriendo por el desierto. Estoy feliz con mi papel en esta edición de la Marathon Des Sables”.


No hay comentarios

Añade el tuyo