TRAIL RUNNING

Entrevista al ex corredor de trail running e impulsor del proyecto Muntanyes d'Il·lusió (Montañas de Ilusión)

Dani Tristany: “Con el deporte y la montaña, los niños pueden volver a sentirse parte de la sociedad”

muntanyes-ilusio

Dani Tristany (a la izquierda) junto a los integrantes de Muntanyes d'Il·lusió. (Foto: Dani Perona).

(3-2-2016). El ex corredor de trail running Dani Tristany ha arrancado el proyecto solidario “Muntanyes d’Il·lusió” (Montañas de Ilusión) junto a Càritas Berga y La Sportiva. Se trata de una escuela de trail running que pretende ayudar a niños y niñas de familias con pocos recursos económicos o con riesgo de exclusión social. Ya tiene 7 chicos que se reúnen, mínimo, una vez a la semana.

¿Cuál es el origen de este proyecto que pretende crear vínculos y romper barreras?
Hacía tiempo que lo tenía en la cabeza. Pero cuando competía y entrenaba, debido a la gran exigencia, no tenía tiempo para desarrollarlo. Ahora, al apartar un poco la competición, dispongo de más tiempo libre para poder llevar a cabo acciones como esta. Es un proyecto que pretende ir más allá del deporte en sí mismo. Es mucho más que un grupo de deporte o de trail running, ya que se ha convertido en un proyecto de vida, respeto y motivación.

¿Cuál es el fundamento que hay detrás de “Muntanyes d’Il·lusió”?
El objetivo de “Muntanyes d’Il·lusió” es muy claro. Pretende generar una igualdad de oportunidades para estos chicos, de entre 14 y 18 años. Que todos los niños tengan las mismas oportunidades. Trabajamos con niños, las familias de los cuales tienen problemas económicos graves. Son 7 chavales en total. E incluso alguno de ellos ya padecen riesgo de exclusión social por la difícil situación económica que viven en su casa. La idea es que mediante el deporte y la montaña puedan sentirse parte de la sociedad y volver a ella.

‘Muntanyes d’Il·lusió’ es mucho más que un grupo de deporte o de trail running, es un proyecto de vida, respeto y motivación

¿Qué supone a nivel personal?
Es algo que llena mucho. Tenía muchas ganas de iniciar el proyecto, pero, como te decía, me faltaba tiempo o tampoco sabía cómo hacerlo para que saliera bien. Pero con la ayuda de Càritas Berga y de La Sportiva, Judit Solà y yo hemos podido hacerlo realidad. Yo soy el instigador del proyecto, pero sin su ayuda sería del todo imposible poder llevarlo a cabo. Es un proyecto a tres bandas, y las tres han sido igual de importantes.

 

(Foto: Dani Perona).

(Foto: Dani Perona).

¿Cómo valoran la experiencia estos 7 chicos?
Ha tenido una aceptación muy buena. Siempre intentamos que pasen un buen rato. Pero también hay que ser flexible, hablar con ellos y ver cuáles son sus intereses. Al principio, teníamos una idea, y la hemos adaptado un poco porque nos hemos dado cuenta que los chicos se sentían más cómodos de otra manera. A todos ellos les gusta hacer actividades en plena naturaleza. A parte de hacer deporte y entrenar, también les enseñamos a respetar el medioambiente. Hacemos un poco de geografía, reconocimiento del entorno, flora y fauna, etc. Tocamos varios temas, cuanto más relacionados con la montaña mejor. Y esto conlleva que siempre haya alguno que les pueda interesar. Nos encontramos cada lunes en el patio del colegio Sant Joan de Berga. Y cuando hay alguna carrera por la comarca, aquí en el Berguedà, también nos vemos el fin de semana. A parte de esto, aproximadamente cada dos meses, hacemos una actividad durante el fin de semana, ya sea escalada o esquí de montaña, por poner dos ejemplos.

Hay que ser flexible, hablar con los chicos y ver cuáles son sus intereses

Las escuelas de trail running empiezan a tener muchos seguidores y a popularizarse. Sin ir más lejos, tú también eres monitor de la Escuela Trail de Mountain Runners del Berguedà junto a gente como Pau Bartoló o Nuria Picas.
Sí, es una pasada. Este año tenemos 170 niños y niñas apuntados. Ves que realmente hay un boom por este deporte y por esta disciplina. Y espero que quizás el año que viene podamos llegar a los 200. Es un orgullo ver que nuestro deporte y el amor por la montaña crece día a día.

Dejaste el mundo de la alta competición el pasado año con tan sólo 26 años. ¿Lo echas de menos?
Es una pregunta que mucha gente me hace. Personalmente, ahora mismo no me la planteo. Pero ello no quiere decir que no lo haga dentro de un año, dos o bien cuando me apetezca. Llegó un momento en que quedé un poco colapsado del mundo de la competición. La montaña me ha gustado desde que era pequeño. Pero en la montaña puedes hacer varias actividades como esquí de montaña, escalada, alpinismo… y no sólo correr. En el nivel en el que me encontraba, la exigencia era muy alta, debía entrenar muchísimas horas y me pasaba muchos meses corriendo. Y me colapsé de todo ello, ya que me impedía hacer otras cosas relacionadas con la montaña que también me gustan mucho. No cierro nunca ninguna puerta, pero ahora mismo no me lo planteo. Ya veremos dentro de un tiempo, si tengo ganas. Pero en el día a día no pienso en ello, la verdad.

Llegó un momento en que quedé un poco colapsado del mundo de la competición

Ahora mismo, eres embajador de La Sportiva. ¿Qué rol juegas en este sentido?
Siempre me ha gustado mucho fijarme en el material de montaña, y La Sportiva, desde siempre, es la marca que más me ha gustado. Y poder colaborar con la marca que siempre me ha llamado la atención y que me ha hecho crecer como corredor es, para mí, un honor. Además de este proyecto de “Muntanyes d’Il·lusió” también estamos trabajando juntos en otros proyectos que tendrán un fuerte impacto. Me siento un privilegiado de poder hacer proyectos con ellos. Hay una química y enlace especial. Compartimos los mismos valores y la misma forma de entender la montaña.

¿Cómo valoras una de las noticias más impactantes de este invierno, el fichaje del americano Anton Krupicka por La Sportiva?
Con permiso de Kilian, es uno de los corredores más mediáticos que hay hoy en día en el mundo del trail y ultra trail. Es una persona muy fuerte y con unos valores que comparten también la filosofía de La Sportiva. Mucha gente quizás no lo sabe, pero es como si Anton volviera a su casa. Y es que en 2006, en sus inicios, Krupicka ya corría para la marca italiana. Como miembro del equipo, me siento muy contento de que haya vuelto y le doy la bienvenida y le deseo muchos éxitos.

 

muntanyes-logo

Información de contacto:
www.danitristany.com
@Dani_Tristany

 

 


No hay comentarios

Añade el tuyo