TRAIL RUNNING

Entrevista al corredor de La Sportiva, ganador del Maratón de la Ultra Pirineu

Dani Tristany: “Corro para estar en la montaña y estoy en la montaña para correr”

(15-10-2014). En la montaña, corre tan rápido que no tiene ni tiempo para mirar árboles y plantas. Y eso que es un fanático de la jardinería y la flora. Lleva 4 años compitiendo en trail running. Él tiene 26 y es el presente y el futuro de este deporte. Incluso se ve con más de 60 haciendo lo mismo. Disfrutando. De la montaña. Del entorno natural de su comarca. “Y, si te diviertes, los resultados acompañan”. Lo dice Dani Tristany. Otro ejemplo de la inacabable cantera de corredores del Berguedà.

Llevas 4 años corriendo por montaña. Y este fin de semana correrás tu primer ultra: el Tenerife Blue Trail (60km 2665+). ¿Cuál es el objetivo?
Afronto esta carrera con muchas ganas, ya que la ultra distancia es lo que ahora mismo está de moda. Pero también con mucho respeto. En un maratón siempre suelo llegar muy cansado. Pues, imagínate, en este caso y aunque los ritmos sean distintos, ¡tener que hacer aún 20 quilómetros más! Tengo ganas de hacerlo bien, ser lo más competitivo posible y, por encima de todo, disfrutar.

Vienes de ganar el Maratón del Ultra Pirineu (4:10:49), después de una lucha con el vasco Jokin Lizeaga. ¿Es el mejor triunfo de tu carrera?
Creo que no. No podemos decir que existen victorias más importantes que otras porque, detrás de todo ello siempre hay un gran trabajo. Un gran trabajo que, en ocasiones, se traduce en victoria como en el Maratón del Ultra Pirineu. Mucho mejor si es así, pero otras veces no ganas la carrera aunque lo hayas dado todo. E, igualmente, tienes que irte contento a casa porque has hecho lo máximo que podías. Todas las carreras son importantes y más si las ganas. Quizás lo más destacable de ganar en Bellver es el eco mediático que tiene esta prueba.

Partías con cierta ventaja, ya que conocías buena parte del recorrido.
Desde Bagà al Niu de l’Àliga, sí. Es una zona por donde entreno mucho. Pero la segunda parte hasta Bellver, sobre todo el tramo final, me era totalmente desconocido. Aun así, me fue muy bien. Me encontré muy cómodo y regular en todo momento.

Te pudiste sacar la espina clavada después de tener que abandonar la Marató de Muntanya de Berga.
No es exactamente esto. Aunque la carrera previa haya ido mal, la siguiente siempre la encaro con las mismas ganas. Me supo mal no hacerlo bien en el Maratón de casa, en Berga. Pero, al Maratón del Ultra Pirineu fui con las mismas ganas. Ni más ni menos. Me tomo todas las carreras con la máxima intensidad. Me gusta competir.

A la espera de ver tu rendimiento en el Tenerife Blue Trail, ¿qué balance haces de este de 2014?
Ha sido un año bueno, positivo. Es muy difícil estar en la misma línea durante todo el año. Este es un deporte muy duro, con un nivel de exigencia altísimo. Cuesta mucho mantener una línea muy regular y siempre hay picos de forma. Empecé la temporada muy bien, muy fuerte, pero durante el tramo decisivo he tenido problemas en el isquiotibial y en un gemelo. Pero, una vez superados estos problemas físicos, he vuelto a sentirme bien y a estar con los de arriba. Por lo tanto, el balance de este 2014 es muy bueno. Mirando los entrenamientos de los 4 años que llevo corriendo por montaña, es el año en el que he ido más rápido. Me quedo con este dato. Quizás no he ganado tantas carreras, pero soy más rápido. Hay mejora y eso significa que estamos haciendo bien las cosas.

En tu caso, te hemos escuchado muchas veces decir que hay que hacer un salto de calidad. ¿Teniendo en cuenta el balance de este 2014, tienes claro ya cuál debe ser el objetivo para 2015?
El objetivo creo que es el mismo de este año: ir mejorando e ir más rápido. Es muy difícil marcarse objetivos, ya que todo el mundo entrena mucho, hay mucha competencia. Al fin y al cabo, creo que el objetivo y el análisis siempre hay que hacerlo mirando lo que hace uno mismo. Es decir, los resultados pueden ser peores, pero si eres más rápido, evolucionas. No miro tanto la posición, y sí la mejora en el crono. Y si hay mejora, los resultados, tarde o temprano, acaban llegando.

En 2013 fichaste por el equipo La Sportiva-Multipower. ¿Es el salto de calidad definitivo que necesitabas?
La Sportiva es uno de los dos mejores equipos del mundo. Poder estar en un equipo con esta infraestructura, con corredores tan buenos, es un privilegio y una vía para aprender más. Es muy bonito, pero también hay más presión y hay que rendir más.

¿Qué importancia ha tenido Miguel Caballero, compañero de equipo, en tu vida deportiva?
Debe hacer más de 3 años que conozco a Miguel. Desde ese momento, conectamos mucho. Y cuando fiché por La Sportiva-Multipower, al principio, era el único corredor al cual conocía y él me protegió y me cuidó mucho. En el equipo siempre ejerce el papel de líder. Y realmente lo es. Le admiro mucho. Es un espejo a seguir, no sólo como atleta sino por cómo es como persona. Al fin y al cabo, esto último es lo más importante. La persona es lo que queda, ya que el atleta, cuando te vayas haciendo mayor, dejará de existir.

Hay otro nombre propio que también ha influido mucho en tu carrera: Pau Bartoló. Fue uno de los que te incitó a que te metieras en esto de las carreras por montaña después de participar en la carrera la Volta a la Maria, de tu pueblo, Avià. Además, hasta finales de 2013 fue tu entrenador.
En primer lugar, Pau es un amigo. También le admiro mucho. Es una persona muy inteligente, que cuando hace una cosa sabe por qué lo hace. Le he escuchado mucho. Fue mi primer entrenador y, con él, aprendí muchísimo. Incluso ahora, cuando nos vemos, siempre acabo aprendiendo algo más. Es un sabio. Y de este deporte aún más. Es un placer charlar con él, porque siempre extraes de ello cosas positivas.

Estás estudiando para sacarte el título de entrenador y quieres entrenarte a ti mismo. ¿Uno mismo se exige lo máximo o es mejor tener a una persona ajena para que te exprima?
Cuando te inicias en un deporte, el que sea, vas un poco perdido y necesitas de alguien que te guíe. En mi caso, ya llevo 4 años corriendo por montaña. Ya conozco mi cuerpo, cómo reacciona, sé cuando tendré un punto de forma, los ritmos que me van bien, etc. Quien se conoce mejor es uno mismo. En este sentido, pienso que es importante, si tienes una buena base y has competido bastante, entrenarte a ti mismo. Eso sí, siempre y cuando tengas los conocimientos adecuados. De todas formas, creo que también es esencial contar con un apoyo externo. No un control diario, pero sí que, cada 2 o 3 meses, otros ojos controlen también lo que haces.

Muchas veces sales a correr con Jessed Hernández. En el mundo del fútbol se dice que se juega como se entrena. ¿Cuanta más competencia, mejor nivel?
Para competir rápido, debes entrenar rápido. Evidentemente, con cabeza, ya que también debes respetar las jornadas de recuperación. No puedes ir siempre al máximo. Con Jessed, entrenamos muchas veces y tiramos el uno del otro. Pero también hay días en que salimos a correr juntos y vamos charlando. Aún así, creo que los entrenamientos de calidad, los más duros, es mejor hacerlos solo. Me concentro más y pienso que me va mejor.

El Berguedà es una comarca con un gran nivel de corredores y fanatismo por este deporte. Núria Picas, Pau Bartoló, Alba Xandri, Judit Franch, Rosa Valls o tú mismo. ¿El entorno natural es clave para poder mejorar?
Así es. El Berguedà es una comarca donde tenemos de todo. Está hecha para que salgan corredores. He estado, por ejemplo, entrenando mucho tiempo en Benasque, en la Vall d’Aran. Es muy bonito, pero sólo tienes alta montaña. En cambio, en el Berguedà tenemos la suerte de tener de todo: alta montaña (Rasos de Peguera, Cadí-Moixeró), media montaña (Queralt) y zonas más llanas donde también hay que trabajar. Hay que aprovecharlo.

Incluso comentas que, en el Berguedà, cada vez hay más niños que dejan de lado el fútbol y se apuntan a correr por la montaña…
Es uno de los cambios que estamos viendo entre los más pequeños. Supongo que el fútbol es caro, y correr por montaña está de moda. Sin ir más lejos, la escuela de trail running cuenta con 150 niños de todas las edades. Una barbaridad. A veces estoy entrenando y los veo. Y sorprende porque algunos de ellos son muy, muy pequeños. Parte de estos niños son los que nos tienen que jubilar (y se ríe). Es una muestra de que este deporte tiene futuro.

¿Qué te gusta más: correr o bien la sensación de libertad que te da estar cerca de la montaña?
Yo corro para estar en la montaña y estoy en la montaña para correr. Necesito ambas cosas. No podría correr por la ciudad. Soy montañero, me gusta la montaña. Y, en este caso, corro porque es quizás lo que mejor se me da. Pero también me gusta ir a la montaña con la bici, con los esquís… Correr es la excusa para estar en este medio.

Información de contacto:
www.danitristany.cat
@Dani_Tristany


No hay comentarios

Añade el tuyo