TRAIL RUNNING

Ganadora del trail menorquín, Camí de Cavalls 2016

Laia Díez: “el ‘boom’ de trail-runners femeninas es una pasada”

Laia_diez ganadora Camins de cavalls de menorca-1-ok

Laia Díez consiguió superar los graves efectos que sobre su estómago ejerció el calor reinante en el trail Camí de Cavalls 2016 de Menorca pensando en la familia, los amigos, una promesa y su amor a la isla. Esos pensamientos le permitieron cruzar como primera fémina la línea de meta.

(25-5-2016). La trail runner catalana Laia Díez acaba de ganar, con mucho sufrimiento, la quinta edición del Trail Camí de Cavalls. Una ruta de 185 quilómetros (2.863 metros de desnivel positivo) que da la vuelta a la isla de Menorca. La deportista puso al límite su capacidad de resistencia.

No sabemos si tu triunfo en Menorca ha sido el más sufrido de tu carrera, pero la verdad es que tuviste muchos problemas estomacales durante buena parte del recorrido. ¿Cómo te encuentras?

Pues recuperándome poco a poco y disfrutando de unos días de descanso en familia aquí en Menorca. La verdad es que fue una carrera bastante épica. Como bien dices, tuve problemas estomacales desde el quilómetro 30. Creo que todo se debió al calor, que me afectó. Al principio, se me fue un poco la cabeza, me mareé, tenía poca energía y las piernas no funcionaban como siempre. Pero pensé que debía hidratarme y comer. Es lo que hice, y pensé que las malas sensaciones ya pasarían. Pero, posteriormente, se me cerró el estómago y ya no me entraba nada de comida. Así fue como empecé a vomitar a partir del quilómetro 50. Y en cada avituallamiento, aproximadamente cada 10 quilómetros, devolvía. Casi todo líquido.

Me encontré mal hasta el quilómetro 140-150 aproximadamente. El calor me afectó. No soy corredora de calor

¿Y por qué seguiste en carrera bajo estas condiciones?

Amo mucho a la isla de Menorca y estaba convencida de que no quería abandonar. Gracias a esto fui tirando hacia delante, fui siguiendo en carrera. Pero fue un ultratrail durísimo. Me encontré mal hasta el quilómetro 140-150 aproximadamente, hasta la recta final de la carrera. En ese punto resurgí un poco. Haciendo balance del motivo por el cual me encontré así, estoy segura de que fue el calor que me afectó. No soy corredora de calor.

Laís Diez volvió a la cami de cavalls de Menorca

Laia Díez reconoce que el abandono de la Camí Cavalls al que se vió abocada en la edición de 2014, se le quedó “clavado como una espinita, por lo que me juré y perjuré a mí misma que volvería para acabarla”.

¿Qué te impulsó a seguir hacia delante durante tantos quilómetros de padecimiento aparte de tu estima por la isla de Menorca?

Varias cosas. Pero hay algunas de ellas que pesaron mucho. El Trail Camí de Cavalls es una carrera que ya gané en 2013. Volví al año siguiente, pero tuve que abandonar. Y me quedó una espinita clavada, por lo que me juré y perjuré a mí misma que volvería para acabarla y no volver a abandonar. Aparte de esto, también tenía a mi compañera, Elisa, en cada avituallamiento, Siguiéndome durante todo el recorrido, con el apoyo de mis dos hijas cada dos por tres. Un apoyo emocional que me dio mucha fuerza. La isla en sí misma y el apoyo de la gente también fueron impresionantes,

27 horas y 18 minutos para completar los 185 quilómetros. Visto desde fuera, para un neófito de la materia, puede parecer una barbaridad. ¿Por qué lo haces?

Por la satisfacción final. Cuando, en este caso, estás llegando a Ciutadella  y escuchas de fondo la voz de Dino, el speaker… y después cruzas la meta, la satisfacción final que sientes compensa todo lo demás. Acabes primera, décima o última. Todo lo que has padecido, queda tapado por este momento y el abrazo con tu familia y la gente a la que quieres. En una prueba como ésta, donde se sufre tanto, la visualización de la llegada a meta te permite tirar hacia delante.

Lo comentabas con anterioridad. Ésta era tu tercera participación en la prueba. ¿Esta victoria es más especial que la que conseguiste en tu primera participación, en 2013?

Todas las carreras de ultradistancia son especiales. La de 2013 justo fue mi tercera carrera de ultrafondo. Vine porque me apetecía mucho correr por parajes  ya conocidos. No me conocía nadie dentro de este mundo del los ultras y también fue muy bonito, muy especial. A raíz de aquella edición, conocí a más gente de la isla, a los organizadores… y se estableció entre nosotros una relación muy especial. Fue el inicio de todo. Y, ahora, al conocerlos más a fondo a todos, te esperan a meta con la emoción reflejada en los ojos. Es muy especial.

El trail Camí de Cavalls es una gran fórmula para vender el gran paraje que es Menorca

¿Una carrera como ésta es la mejor forma para vender el turismo de Menorca, más allá del sol y playa, verdad?

Sin ninguna duda. Con el Camí de Cavalls entero, con los 185 quilómetros, recorres toda la isla. Pasas por playas, pueblecitos, pasas al lado de la típica casa en medio del camino a la que accede poca gente, ves a la gente de payés que está trabajando… Es una gran manera para vender el gran paraje que es Menorca.

Menorca, una isla declarada reserva de la Biosfera por la Unesco en 1993. Si tuvieras que quedarte con algún punto del recorrido, ¿cuál sería?

Toda la isla es preciosa. La zona norte es más salvaje y con un poco más de desnivel, con puntos como Els Al·locs o Cala Pilar. Pero la zona sud, desde Cala Mitjana y Macarelleta también es preciosa. Y este año, además, los colores turquesa que había en el mar eran realmente espectaculares. Fue asombroso. Me quedaría con muchos lugares, pero quizás estos dos puntos son los que me llegan más adentro, en mi caso en particular.

Mi gran objetivo, el que me hace más ilusión, es la TDS del Montblanc, a finales de agosto

¿Cómo encaras ahora el resto del calendario de esta temporada?

En principio, dentro de 15 días tengo que correr el Ultra de Bastions (93 quilómetros y 6.350 metros de desnivel positivo). Pero no se si mi cuerpo me dejará, es un poco complicado. Este año quería afrontar objetivos más ambiciosos, pero a raíz del nacimiento de mis dos hijas, no he podido entrenar tanto como me hubiera gustado. Por lo tanto, voy a repetir la Catalonia Ultra Cup. Pero mi gran objetivo, el que me hace más ilusión, es la TDS del Montblanc, a finales de agosto. La hice hace 5 años, pero quiero prepararla bien. Y después, en septiembre, Ultra Pirineu, un trazado por el cual he entrenado mucho, pero nunca he competido específicamente la carrera.

Con tus dos hijas, tu misma lo comentabas, cada vez te es más complejo compaginarlo todo para poder salir a entrenar. ¿Cómo lo haces?

Están a punto de cumplir un año. Y este año ha sido muy difícil, realmente complicado. Me cuesta mucho, muchísimo, salir a entrenar. Porque no tengo tiempo, pero también porque quiero vivir intensamente esta experiencia. Gracias a Elisa, que es fantástica, puedo salir a entrenar. De hecho, casi es ella la que me obliga a calzarme las zapatillas y salir. Por un lado me cuesta mucho salir, pero, por el otro, me es muy fácil porque mi pareja me ayuda mucho.

Cada vez, hay más mujeres que salen a correr por la montaña. ¿Cómo valoras este boom específico dentro del género femenino?

Es una pasada. Por ejemplo, en las carreras, cada vez hay más nivel. Esto es muy positivo. En algunos deportes, quizás siempre hablamos más de los hombres, o bien los etiquetamos más. En este sentido, que cada vez más mujeres se sumen a esta práctica es muy positivo. Las mujeres se están soltando, están entrenando más. Dentro de su ritmo de vida, de sus prioridades, están buscando hacerse un hueco dentro de este deporte. Al mismo nivel que los hombres, o incluso por delante.

La resistencia es una capacidad física que las mujeres quizás tenemos un poco más desarrollada en relación a los hombres

Tu misma eres un ejemplo de ello. Las mujeres tenéis unas capacidades de resistencia y una fuerza mental que son muy adecuadas para las pruebas de resistencia.

La resistencia es una capacidad física que las mujeres quizás tenemos un poco más desarrollada en relación a los hombres. Somos muy fuertes de cabeza, aguantamos un poco más el dolor, y en el mundo del ultrafondo todo esto se nota mucho. Evidentemente, estoy generalizando. Pero esto que digo se ve reflejado en el mundo del ultratrail y explica cómo las mujeres sobresalen en este tipo de actividades.

 

Información de contacto:

@Laia_Diez

http://laiadiezfontanet.blogspot.com.es/


No hay comentarios

Añade el tuyo