TRAIL RUNNING

Ganador, por tercera vez consecutiva, de la Transvulcania

Luís Alberto Hernando: “cada vez cuesta más ganar carreras”

Luis_alberto_hernando ganador transvulcania_2016

Las tres victorias consecutivas en la Transvulcania deberían servir a Luís Alberto Hernando para adquirir la confianza suficiente y ganar este año la Ultra Montblanc 2016, después de quedar segundo en la del pasado 2015.

(11-5-2016). Luis Alberto Hernando acaba de firmar un triplete inédito en la isla de la Palma. Tercera Transvulcania (74,6 quilómetros y 8.525 metros de desnivel acumulado) consecutiva en su palmarés. Primera carrera de una temporada en la que la calidad estará por encima de la cantidad. En el punto de mira: el UTMB.

Acabas de ganar tu tercera Transvulcania consecutiva, un logro que, hasta ahora, no había conseguido ningún corredor. Y eso que, durante la semana previa, arrastraste un catarro. ¿Te esperabas esta victoria?

Realmente, no sé si me lo esperaba, pero sí que había pensado en ello prácticamente durante toda la pretemporada, ya que era la primera carrera importante del año en mi calendario. Claro que lo piensas cuando estás entrenando a tope para una competición, y para disputarla. Pensaba que podía ganar, pero siendo consciente también que cada vez somos más los que estamos arriba y la gente que entrenamos para lo mismo. Y, de hecho, cada vez es más difícil ganar una carrera.

Llegaba a la carrera en muy buena forma, pero las sensaciones no era buenas durante los últimos días debido a un catarro

 Este año no estaba Kilian Jornet, al que batiste en 2014, y en la que supuso tu primera victoria en la isla de la Palma. ¿Qué tiene esta victoria de diferente respecto de las dos anteriores?

Todas las victorias son especiales, por una cosa o bien por otra. La del primer año, por batir a Kilian. La del 2015, por repetir victoria. Y este año, por todas las circunstancias que han envuelto el triunfo. Pero todas las victorias son importantes. Llegaba en muy buena forma, pero las sensaciones no era buenas durante los últimos días debido al catarro. Y eso me generó algunas dudas. Tenía miedo de que el resfriado me pasara factura. Pero la maquinaria funcionó y todo el trabajo de la pretemporada ha valido la pena. Hay más gente y más nivel y sigo ganando. Y me ha hecho mucha ilusión. Quizás en esta ocasión, por tenerla más reciente, me ha hecho más ilusión. Ha sido una victoria muy importante y me da mucha confianza para afrontar la temporada.

La organización incluyó un nuevo avituallamiento, con lo que el recorrido se alargó unos 2 quilómetros más y había un poco más de desnivel. ¿De aquí que tu tiempo, 7 horas 4 minutos y 44 segundos, haya sido superior al de la pasada edición?

El ritmo fue muy parecido al del año pasado. El americano Sage Canaday, nuevamente, imprimió un ritmo alto desde el primer momento hasta el quilómetro 50. Fue un buen ritmo, muy constante y muy adecuado. En este sentido, creo que corrimos a un nivel parecido al del año pasado.

La Transvulcania es una carrera muy rápida; no se puede fallar ni subiendo ni bajando

La ascensión hasta el punto más alto de la prueba, en el Roque de los Muchachos (2.420 metros) fue nuevamente clave. En ese punto es donde te marchaste en solitario, antes de afrontar la bajada de 20 quilómetros y los 2.400 metros de desnivel negativo hasta Tazacorte.

(Reflexiona antes de contestar). Todas las carreras ultra tienen su parte de estrategia, en mayor o menor medida. Pero Transvulcania, aun siendo una ultra, es una carrera muy rápida. Así pues, no se puede fallar ni subiendo ni bajando, ni en el poco llano que hay. Hay que ir muy metido en carrera, muy concentrado, no puedes despistarte y debes ir siempre con los de cabeza. En la subida no puedes perder demasiado tiempo, pero también hay que tener en cuenta que la bajada es muy larga, y después de 5 horas de carrera. Hay que regular muchísimo. Para poder estar en el podio, en Transvulcania siempre debes rondar las 7 horas. En este sentido, creo que es igual de importante llegar bien arriba, en el Roque de los Muchachos, que afrontar con fuerzas la bajada hasta Tazacorte.

Y después de esas 7 horas, cruzaste, por vez primera, la línea de meta con tu hijo Martin, que tiene poco más de 4 meses.

Tiene 4 meses, pero justamente han sido los 4 meses más importantes de la pretemporada. Son muchos entrenos pensando en cuál podría ser la carrera en la que podría entrar así, con él en brazos. Ha sido una motivación y un revulsivo para salir a entrenar con ganas.

¿Cómo te ha cambiado la vida el hecho de ser padre, no sólo a nivel personal sino también deportivo?

Hasta ahora, reconozco que no me ha cambiado demasiado. Lo único los horarios. He hecho las mismas horas de entrenamiento que el año pasado, haciendo más o menos lo mismo, pero quizás sí que en horarios un poco diferentes. Eso sí (admite, con sinceridad) quién se ha llevado la palma es la madre. La mayor parte de la carga la ha tenido que asumir ella, y al darle el pecho al niño, casi no se puede separar de él ni dos horas.

Este año no voy a competir mucho. He optado por la calidad, en vez de por la cantidad

Primera carrera de la temporada en tu calendario y primera victoria. ¿Qué otras carreras lo van a completar?

Este año no voy a competir mucho. Optamos más por la calidad que por la cantidad y con bastante descanso entre unas y otras competiciones. En 15 días, el 22 de mayo, correré en Zegama, después en el Campeonato del Mundo de la ISF (International Skyrunning Federation) con la Buff Epic Trail (23 de julio), estaré en el Ultra Trail del Montblanc (UTMB) a finales de agosto y cerraré la temporada con el Campeonato del Mundo de la IAAF, en Braga, el 29 de octubre.

El primer año tuviste que abandonar. Y en 2015 terminaste en segunda posición. Por ahora, ¿el UTMB es una espina clavada en tu historial?

Más que una espina te diría que me gustaría ganarla. Lo reconozco abiertamente (y sonríe). Es la carrera de ultradistancia más importante del mundo y quiero pensar que no es una espina clavada, ya que si fuera así quizás no la ganaría nunca (y sonríe, nuevamente). Es muy difícil ganar en Chamonix, pero nos parece muy importante poder conseguir una victoria allí, y si lo hacemos, habremos ganado la carrera más importante que hay dentro de esta especialidad.

En tus redes sociales siempre cuelgas fotografías para tus seguidores donde se pueden ver tus pies en cimas de montañas y con unas vistas de ensueño. Y siempre las acompañas de un “a que sitios os traigo”. ¿Pero, a qué sitio te gustaría que te trajeran a ti?

(Ríe). Ahora, en este momento en el que hablamos, la verdad es que tenía muchas ganas de llegar a casa. Estaba muy cansado y en casa, con la familia, se está muy bien.  No te podría decir, ahora mismo, un lugar para estar en mejor disposición.

 

Información de contacto:

@TrailHernando
www.luisalbertohernando.com


No hay comentarios

Añade el tuyo