TRAIL RUNNING

Entrevista al corredor de Ultra Trail

Miguel Heras: “Nunca es bueno copiar el material que lleva un corredor en un vídeo”

miguel-heras

(Foto: Facebook Miguel Heras).

(7-12-2016). Miguel Heras (Béjar, 1975) ha cerrado otra temporada llena de triunfos. Desde septiembre, ha encadenado 3 triunfos consecutivos en 3 pruebas de gran nivel. Tercera victoria en 8 participaciones en Ultra Pirineu. Repóker de triunfos en la K42 de Argentina. Y, por fin, tras lucharla en las 4 ediciones precedentes, consiguió la victoria en el Grand Trail des Templiers.

Teniendo en cuenta estos grandes resultados, ¿ha sido tu mejor final de temporada?
(Reflexiona antes de responder). La verdad es que, por los mismos motivos, las lesiones, llevo ya algunas temporadas en que puedo competir mejor en la segunda parte del año. Y ya son algunas temporadas en que he repetido unos resultados similares, aunque este año quizás sí he tenido 3 victorias seguidas que me han venido muy bien. Es un buen final de temporada, aunque no sé si el mejor, ya que, por ejemplo, tuve que retirarme tras una caída y un fuerte dolor en las costillas en Endurance Challenge San Francisco. Eso sí, estoy muy contento.

Una vez finalizada ya la temporada, ¿ahora toca descansar?
No tengo en mente parar mucho. Tengo pensado dar un poco de descanso al cuerpo, pero quiero recuperarme sin hacer ningún parón muy exagerado. Corriendo un poquito menos cada día, sin parar mucho. Deseo empezar a mirar calendarios, fechas y pensar en nuevos proyectos para conjugarlo todo y a ver qué sale para el año 2017.

Va a llegar un día en que yo diga que ya está, pero no creo que para ello deba mirar la edad que pone en el carné de identidad

Hablando de este calendario para el próximo año, ¿podemos ponerle ya algunas carreras concretas?
Ahora mismo me encuentro en ese preciso instante en que debo empezar a mirar. Tengo objetivos fijos. Cada año me apetece ir al Ultra Trail del Mont Blanc. Pero tengo ganas de cambiar algunas cosas. Por ejemplo, en octubre me apetece ir a la Diagonal Des Fous, en la Isla de la Reunión, lugar al que nunca he podido ir. También me gustaría hacer algunas carreras de las que tienen lugar en Estados Unidos. Y también llevo años en que no aparezco por la Zegama-Aizkorri porque me ha cogido parado, y me gustaría poder volver esta próxima temporada. Me apetece hacer algo así más corto a principio de temporada de cara a ir cogiendo más forma para el verano.

Ahora mismo, tienes 41 años. ¿Te has planteado el hasta cuándo, o bien ésta es sólo una cuestión que te hacemos de forma recurrente los periodistas?
(Deja entrever una sonrisa). No, no me lo planteo, aunque es verdad que me lo preguntan mucho (y vuelve a sonreír). Va a llegar un día en que yo diga que ya está, pero no creo que para ello deba mirar la edad que pone en el carné de identidad. Será algo que tendrá que ver con la ilusión o la motivación, pero no con la edad. Además, visto lo visto, con el paso de los años no voy perdiendo fuelle, sino más bien lo contrario. Por lo tanto, no es para plantearme una cuestión como ésta.

miguel-heras-ultra-trail

Foto: Facebook Miguel heras.

Casos como el tuyo, el de Tòfol Castañer (44 años), o incluso el del doble campeón del mundo, Luis Alberto Hernando (39), demuestran que esto del trail running quizás tiene más relación con el vino de lo que puede parecer. Lo digo por aquello del vino, cuanto más viejo, mejor.
(Sonríe). Me encuentro en una edad buena. Quizás cuando tengamos 50 años, bajaremos el pistón, siempre y cuando se haya empezado temprano, como es nuestro caso. Estamos en una buena edad. Suficientemente maduros para conocernos bien, y suficientemente maduros para ser más sufridores que con 20 años. La edad, la madurez, creo que es una ayuda para afrontar carreras largas como pueden ser los ultras.

La edad, la madurez, creo que es una ayuda para afrontar carreras largas como pueden ser los ultras

Este 2016 se han cumplido 10 años de tu fichaje por el equipo Salomon. ¿Qué valoración haces de esta década que, de hecho, ha coincidido con la del boom de las carreras por montaña?
En su día, tuve la gran suerte de poder entrar en esta casa que es para mi Salomon. Hay muchas marcas, pero si a alguien le preguntas que relacione una marca deportiva con el trail running, a todo el mundo le vendrá a la cabeza Salomon como primera opción. Es la marca de referencia, la que empezó antes que nadie a apostar por esta disciplina. Siempre ha ido un poco por delante de los demás cuanto a iniciativas y diseños. Soy amigo de mis jefes que, de hecho, son más amigos míos que no otra cosa. Estamos a gusto unos con otros y siempre les estaré muy agradecido.

Si una zapatilla muy ligera me hace rozar casi la lesión, cambio de zapatilla, más peso y más amortiguación, y así voy más cómodo. Y eso es lo que todos deberíamos buscar

Hablando de marcas, hace un tiempo se puso de moda el calzado minimalista y ahora pisa fuerte el maximalista con una marca como es la francesa Hoka. ¿Qué calzado recomendarías para ir a la montaña?
Como todo en la vida, cada persona es un mundo y no hay dos iguales. Cada uno debe sacar sus propias conclusiones. Pero lo que nunca es bueno es hacer, o copiar y vestir, lo que ves que lleva un corredor que sale en un vídeo. Cada uno debe saber dónde está, qué necesita y para qué. Y conocer cuál es su nivel. Si hubiera una zapatilla estándar, habría una para todo el mundo. Pero ésta no existe. Hay muchos entrenos posibles, hay muchos terrenos posibles (más cortos, más largos, más técnicos, etc.), carreras diferentes, miles de pies diferentes… Por lo tanto, cada corredor debe buscar su propia zapatilla y no buscar el límite de la lesión. Y lo digo por experiencia. Si una zapatilla muy ligera me hace rozar casi la lesión, cambio de zapatilla, más peso y más amortiguación, y así voy más cómodo. Y eso es lo que todos deberíamos buscar.

Recientemente, debutaste como organizador de una carrera, el Ultra Trail de la Cobatilla. ¿Qué conclusiones extrajiste de estar al otro lado?
Normalmente, me suelo fijar bastante en el trabajo que hacen los demás. Y lo valoro mucho cuando voy a una carrera. Sabía que iba a ser difícil y que las cosas no son lo que parecen (dice con una sonrisa cómplice en la cara). Siempre hay más complicaciones de las que parece a simple vista. Fue un estrés bastante brutal para mi, que soy una persona bastante tranquila. Pero salió todo bien, fruto del mucho tiempo que dedicamos a ello. Fue estresante, pero terminados todos muy contentos.

Las montañas se cuidan pasando por ellas

Y, para terminar, otra cuestión que afecta en gran medida al corredor popular, que se ha sumado en masa a la práctica de esta disciplina del trail running. Hay algunas voces críticas que tildan al corredor por montaña como un agente contrario a la conservación de la montaña.
La montaña que está perdida, la montaña que se quema, la montaña que es inaccesible, la montaña que se estropea… en estas montañas no debería pasar nadie. Es justo donde hay más problemas, porque no pasa nadie, y nadie puede cuidar de la montaña. Recientemente, un técnico forestal me dio a entender que los corredores, en un momento dado, podíamos estropear la montaña. Me ofendí, porque, por lo menos en la zona por donde vivo, el que vigila la montaña soy yo. Casi estoy allí 250 o 200 veces al año. Puedo ver si alguien ensucia, si hay tiendas de campaña donde no deben, si el agua está parada… Nosotros ni estropeamos la montaña ni la vamos a reventar. Simplemente, la cuidamos. Además, yo nunca he visto a ningún corredor de montaña que vaya por allí tirando papeles. Incluso, de vez en cuando, debemos pararnos para recoger colillas o algún paquete de tabaco o una lata de sardinas. Las montañas se cuidan pasando por ellas y hay que evitar que los caminos se puedan perder y que se llenen de malas hierbas que después puedan provocar incendios en verano. Más que un punto negativo, creo que somos un punto positivo para las montañas.

Información de contacto:
@MiguelHeras3

https://www.facebook.com/miguelherashernandez/


No hay comentarios

Añade el tuyo