TRAIL RUNNING

Entrevista a Miguel Ángel Gavilán, presidente de Montañeros sin Barreras

Montañeros sin Barreras: “Nos gusta ir arropados pero no arrastrados"

Miguel Ángel Gavilán, presidente de Montañeros sin Barreras.

(22-2-2011). A los 12 años se inició en la escalada. Muy joven ingresó en el ejército y la montaña pasó a formar parte de su carrera profesional. En acto de servició sufrió un accidente y como consecuencia le fue amputada la mano izquierda. Después de más de ocho años alejado de la montaña, decidió volver y fundar Montañeros sin Barreras, un club deportivo de discapacitados que tiene como objetivo potenciar el alpinismo entre este colectivo. Entre los retos conseguidos, el Kilimanjaro, el Elbrus, el Aconcagua y el McKinley.

¿Cómo se consigue superar las barreras físicas y psíquicas en la montaña?
Se necesita una preparación técnica adicional, una formación adaptada a los deportistas. Nuestro Equipo de Alta Montaña cuenta con dos guías miembros del Grupo Militar de Alta Montaña, ellos se encargan de los medios técnicos. Nos aportan mucha seguridad. Vamos arropados pero nunca arrastrados. Es complicado, supone muchas horas de trabajo, días duros en la montaña, pero cuando la conquistas la satisfacción es máxima. También hay dos guías titulados por la ONCE, acompañantes de invidentes y dos guías colaboradores de apoyo.

Y este equipo ya ha conseguido parte del proyecto ‘7 cumbres para un invidente’
Así es, de momento se han ascendido cuatro: Kilimanjaro, Elbrus, Aconcagua y Mckinley. Ahora nos faltan el Everest, Castenz y Vínsor. Podemos ser la primera organización internacional de discapacitados en conseguirlo.

¿Algún momento realmente complicado?
El mundo de la alta montaña ya lo es por sí mismo. Pero recuerdo un momento concreto, cuando ya bajábamos del McKinley. Estábamos en el punto donde nos tenía que venir a recoger la avioneta. Eran las nueve de la noche, y a pesar de que es un glaciar y es llano, la nieve estaba en un estado muy peligroso. Llevábamos 57 kilos cada uno y lo pasamos mal. En esos momentos piensas “¿qué hago yo aquí?”. Pasas miedo.

¿Cómo os ve la gente sin discapacidad?
En un principio nos ven como locos pero cuando nos conocen y ven nuestra forma de trabajar… cambian de actitud y ven que es posible.

Este año tenéis como reto la ascensión al Mont Blanc con una deportista con síndrome de Down
Así es, se trata de una deportista de 18 años. Y además tenemos previsto escalar el Cervino con un invidente y tres discapacitados físicos. También queremos ascender el Muztang-Ata y filmar un documental que refleje el sacrificio y la voluntad de los alpinistas discapacitados por integrarse en el deporte de nivel.

Además del Equipo de Alta Montaña contáis con un Grupo de Acción Social, ¿en qué consiste?
Sí, trabajamos con niños desde los 5 años y contamos con jóvenes de hasta 30. En este grupo participan personas con distintas discapacidades físicas y psíquicas. Organizamos sencillos trekkings, visitas a centros de la naturaleza, escalada deportiva… El objetivo es estimular e integrar a los deportistas y familiares en el entorno natural. Además, es una cantera para nuestro Equipo de Alta Montaña.

¿Qué aporta la montaña a los niños con discapacidad?
Sensación de autonomía y la capacidad de trabajar en equipo.


No hay comentarios

Añade el tuyo