TRAIL RUNNING

Entrevista a Gustavo Henrique de Freitas

"Para alcanzar cimas hay que tener un dominio mental perfecto"

Gustavo Henrique de Freitas es discípulo directo del Dalai Lama.

(1-3-2011). Gustavo Henrique de Freitas es lama budista y director del Centro Humanista de Dharmakaya. Discípulo directo del Dalai Lama, en su currículum destaca un curso de Psicología en el ISPA – Instituto Superior de Psicología Aplicada-. Actualmente imparte charlas sobre la aplicación de las técnicas budistas en el mundo de la alta competición. Bajo el titulo 'La mente del campeón', Henrique de Freitas fue el protagonista del encuentro organizado el pasado jueves, 24 de febrero, por la tienda Distance, en Barcelona, y explicó cómo mejorar el rendimiento a través de la meditación.

¿Cómo se inició en el budismo?
A los siete años ya quería ser monje budista. Empecé a leer muchos libros. Posteriormente un lama vietnamita vino a buscarme con la intención de prepararme y transmitirme más enseñanzas.

¿Pero esto cómo fue?
Bueno, no suelo hablar de ello

Pero decidió desplazarse a Katmandú, Nepal.
Sí, estuve en el monasterio de Benchen, donde estudié Psicología Budista y fui discípulo del Dalai Lama.

Actualmente ofrece charlas en las que relaciona budismo con distintas actividades como es el deporte. ¿ La práctica del budismo puede ayudar a formar una mente de campeón?
Sí, a través de una práctica bien llevada, podemos ayudar a los deportistas de élite a superar sus barreras, es decir sus miedos, e ir más allá.

¿Cómo se hace?
A través de técnicas de meditación.

¿Qué técnicas se podrían aplicar al mundo de la montaña?
El deportista de alta montaña necesita practicar técnicas de respiración y meditación que le permitan controlar su mente y llevarla hacia un estado de calma. Para subir montañas hay que superar límites internos y externos. Se requiere un dominio mental perfecto. Hay que aprender cómo actuar ante situaciones extremas.

¿Cuánto tiempo puede necesitar un alpinista para tener una mente de campeón?
Depende del profesor, pero yo creo que con ocho meses de práctica lo conseguiríamos. Se trataría de realizar sesiones diarias de meditación unos 20 minutos.

¿Qué aspectos de las enseñanzas budistas se podrían trasladar al mundo de la montaña?
El Budismo nos enseña que somos interdependientes. En la montaña se depende del grupo.

¿Una mala práctica de la meditación puede perjudicar al deportista?
Sin duda. Hay que ultrapasar los límites pero nunca querer ser quien no somos. Todos respondemos de forma distinta ante la presión y lo más importante es conseguir conocerse a sí mismo.


No hay comentarios

Añade el tuyo