TRIATLÓN

Duro golpe para el triatleta gallego

Gómez Noya se fractura el brazo y no estará en Río 2016

Gomez Noya rompe brazo

El post de Javier Gómez Noya en Instagram muestra una imagen suya, una radiografía y un comunicado.

(14-7-2016). El actual campeón del mundo de triatlón se ha fracturado el brazo izquierdo tras una caída mientras iba en bici y se perderá, por desgracia la cita a la que había dedicado toda su preparación.

La historia, con muchos obstáculos, le ha dado a Javier Gómez Noya el mejor palmarés de la historia del triatlón. Un palmarés que el gallego pretendía culminar con un oro en los Juegos Olímpicos de Río 2016 y al que finalmente no podrá optar.

Una caída mientras entrenaba sobre su bici le ha roto el radio, lo que le obliga a pasar por quirófano y no le permitirá estar listo para la cita olímpica brasileña. El oro deberá esperar.

Así lo ha comunicado el triatleta en su Instagram:

“Siento tener que anunciaros que ayer, justo cuando estaba llegando a casa después de un entrenamiento en bici, tuve una caída de esas que llamamos tonta, a no más de 15 km/h, con la mala fortuna de hacerme daño en el codo. Acudí al hospital y las pruebas de imagen confirmaron una fractura de la cabeza del radio con desplazamiento. Hoy mismo seré operado.

Este diagnóstico me obliga a renunciar al gran objetivo para el que llevaba toda la temporada trabajando duro, los JJOO de Rio. Siendo realista, no hay tiempo material para recuperarme totalmente y poder afrontar la competición en buenas condiciones por lo que lo más sensato es ceder mi plaza a alguien que lo pueda hacer mejor.

Como imaginaréis, este es un momento muy duro para mí pero no voy a hacer un drama de esto, como siempre lucharé por recuperarme lo antes posible.

Lo siento mucho por todos los que me apoyáis y animáis día a día pero, igual que muchas veces e saboreado la cara más dulce del deporte, ahora me toca lidiar con la más amarga. Gracias a todos de corazón.”

Gómez Noya consiguió la plata en Londres 2012, un cuarto puesto en Pekín 2008 y acudía a la cita siendo el actual campeón del mundo y el flamante Princesa de Asturias de los Deportes, en una posición inmejorable para el asalto al máximo metal. El golpe es duro pero, tal y como él mismo explica, luchará por recuperarse y levantarse lo más pronto posible y volver a dar guerra.


No hay comentarios

Añade el tuyo