TRIATLÓN

En los papeles de Fancy Bears

Hackers desvelan el dopaje terapéutico de Alistair Brownlee

alistair-bronwlee

Alistair ayudando a su hermano en Cozumel.

(4-10-2016). El mayor de los triatletas hermanos Brownlee, Alistair, se une a la lista de deportistas de élite que aparecen en la página Fancy Bears creada por hackers informáticos para destapar las autorizaciones médicas que ciertos atletas han recibido para tomar sustancias dopantes.

Según las revelaciones de Fancy Bears, Alistair recibió autorización por parte de la Agencia Británica Antidopaje (UKAD) para tomar acetazolamida (Diamox) durante dos días del mes de octubre de 2013. La acetazolamida es un inhibidor de enzimas que suele ser utilizado como diurético o para el mal de altura.

De hecho, poco después del anuncio de Fancy Bears el propio atleta confirmó en las redes sociales que la prescripción médica le fue autorizada tras realizar unas sesiones de entrenamiento en el Kilimanjaro, y se tomaba a risa las acusaciones: «Fue un poco embarazoso que alguien como yo sufriera mal de altura en el Kilimanjaro. Por suerte estaba Jonny Brownlee para llevarme».

El grupo de piratas electrónicos Fancy Bears está publicando una serie de documentos que revelan el uso de sustancias prohibidas por deportistas olímpicos de varios países con el consentimiento de la Agencia Mundial Antidopaje (WADA, por sus siglas en inglés). Es lo que se conoce como Autorizaciones de Uso Terapéutico, que permiten a quienes se les concede la posibilidad de participar en competiciones deportivas bajo los efectos de drogas que en condiciones normales serían consideradas dopantes, pero que en este caso son prescritas por un médico para el tratamiento de una dolencia crónica que supone una clara desventaja con sus competidores.

En la última filtración figuran los nombres de veinte deportistas de catorce países, incluidos Argentina, Brasil, Australia y Estados Unidos. Entre los deportistas que se habrían dopado aparecen nombres de medallistas en los Juegos Olímpicos (JJOO) de Río 2016.

El grupo Fancy Bears empezó a publicar sus filtraciones el pasado 13 de septiembre, en concreto, los resultados de cuatro pruebas de dopaje de Simone Biles, tetracampeona estadounidense en gimnasia artística, que le fueron realizadas durante los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro.

En las siguientes semanas se han ido filtrando más nombres entre los que se encuentra el tenista Rafa Nadal, al que se le atribuye el uso de betametasona y tetracosactida, sustancias que figuran en la lista negra de la AMA.


No hay comentarios

Añade el tuyo