TRIATLÓN

Jota, el triatleta ciego que estudió óptica y hoy se prepara para las paralimpiadas de Tokio21

Es el único español ciego que compite en las series mundiales de paratriatlón

jota-paratriatlon

(1-6-2021). La pandemia paralizó por unos meses su meta de participar en las paralimpiadas de Tokio. Un sueño que, un año después, el triatleta invidente podrá al fin completar. Así se ha preparado Jota durante la pandemia y así ultima su participación en Tokio.

El próximo mes de agosto, por fin tendrá lugar la celebración de las paralimpiadas de Tokio 2021. Un acontecimiento mundialmente esperado por todos, especialmente por Jota García, un triatleta invidente que sintió como su sueño se topaba contra una pandemia mundial que echaba por tierra todo el esfuerzo y esperanzas de meses atrás de entrenamiento.

Jota perdió la vista por completo en 2011, con tan solo 28 años, debido a una enfermedad llamada uveítis, que provoca una pérdida gradual de la visión. Fue entonces cuando empezó a practicar deporte y encontró en el triatlón algo más que un hobbie. A día de hoy, es el único invidente total en España que está dentro de las series mundiales de paratriatlón.

Y llegó la pandemia

El 14 de marzo de 2020 la vida de todos los españoles cambió por completo y, particularmente, la vida de Jota. A tan solo unos meses de que diera comienzo las paralimpiadas y en pleno entrenamiento intensivo para conseguir la medalla, el deportista de Buitrago de Lozoya tuvo que cambiar su rutina, con la incertidumbre de no saber si finalmente llegaría la ansiada competición. Una planificación diferente de la convencional, pero que, según Jota “no sobrevive el más fuerte, si no el que mejor se adapta”.

Un entrenamiento evolutivo basado en la resiliencia y la motivación

Y así fue como con un rodillo para la bicicleta, una cinta de correr y algo de pesas, Jota continuó su camino hacia Tokio cambiando por completo su rutina de entrenamiento.

A día de hoy, Jota considera que este año le ha servido para prepararse mejor y ser más rápido en las tres disciplinas. Además de lo puramente físico, el triatleta asegura que “a nivel mental, hemos estado fuertes y constantes y, a pesar de todo, hemos salido reforzados. Antes de perder la vista, creía que para practicar este deporte debías de ser un fuera de serie, en lo que a condiciones físicas se refiere. Sin embargo, una vez me quedé totalmente ciego, me aventuré, pensando que no tenía nada que perder. Fue el principio de todo, 10 años más tarde aquí estoy, preparándome para Tokio 2021”.

“Jota blind team”, los ojos del triatleta

Este equipo lo forma Jota junto a su entrenador Nacho Jiménez y, además, Pedro Andújar como guía titular y Luis Molina, que le ayuda en Madrid, además de su perro guía. El madrileño asegura que su equipo es el 50% del trabajo, sus ojos dentro y fuera de la competición. Su relación va más allá de lo profesional, son sus amigos y su familia cuando están fuera. “No concibo la relación con mis guías solo en un plano profesional, ya que paso la mayor parte del tiempo junto a ellos. Son los encargados de informarme de todo lo que me pierdo por el hecho de no poder ver”, comenta.

La plataforma de bienestar corporativo Gympass es uno de los patrocinadores oficiales de Jota. Como tal, acompañarán al paratriatleta profesional en su camino hacia la clasificación para los Juegos Paralímpicos Tokio 2021. Jota cuenta con otros logros en su carrera profesional, fue Campeón de España en Paraduatlón Soria 2019, Campeón de España de Triatlón (Valencia), 2 Oros ITU World Paratriathlon Event y Oro ITU Open Paratriathlon World Championship.

En palabras de Federico de Vicente, CEO de Gympass, “después de varios años trabajando con Jota, nuestra admiración hacia él ha ido creciendo, no solo como deportista sino como persona. La capacidad de resiliencia y su manera de transmitir su pasión por el deporte es para nosotros toda una fuente de inspiración. Nos enorgullece formar parte de su trayectoria profesional y de su camino hacia Tokio 2021”.


No hay comentarios

Añade el tuyo