TRIATLÓN

La recuperación de Carolina Routier tras el atropello

No podrá entrenar en tres o cuatro meses

carolina-rouitier

Carolina Routier en una imagen de archivo.

(27-4-2018). La triatleta Carolina Routier sufrió el lunes un atropello mientras entrenaba el resultado del cuál son una serie de fracturas y lesiones que le mantendrán apartada de la competición al menos 4 meses. Este es el proceso de recuperación que podría seguir.

Como consecuencia del accidente en el que se vió envuelta el lunes en una carretera cercana a Banyoles, la triatleta Carolina Routier se encuentra hospitalizada con pronóstico reservado, pero fuera de peligro, en el hospital Josep Trueta de Girona.

Según han comunicado fuentes del hospital, la joven triatleta, que el día del accidente cumplió 28 años, cuenta con fracturas en seis costillas, la clavícula, la escápula y un pómulo; además de un ojo dañado del que ha tenido que ser intervenida.

Estas graves lesiones mantendrán a la deportista apartada de los entrenamientos, al menos, entre tres y cuatro meses, siempre y cuando las fracturas evolucionen de forma faborable.

Evolución de las lesiones

Desde el diario As se ha contactado al profesor de la Facultad de Fisioterapia de la Universidad Europea de Valencia, Jorge Alarcón, quien ha hecho un análisis de lo que tendrá que enfrentar Routier en los próximos meses.

Así, especificando no disponer de más datos de los que se han hecho públicos en los medios de comunicación, el profesional estima que, si no se producen complicaciones, la deportista tardará entre 7 y 9 semanas en cerrar las fracturas abiertas.

“Hay que tener en cuenta que son un tipo de fracturas que aunque no requieren una inmovilización específica, producen un elevado dolor para el sujeto en las primeras semanas y requieren un reposo absoluto para su correcta consolidación. Tras este proceso será imprescindible que a Routier le sea practicada una intervención de fisioterapia intensa para normalizar la flexibilidad de la caja torácica, raquis, etc., así como una recuperación de la musculatura afectada que puede durar entre 2 – 3 semanas. Al mismo tiempo se debe trabajar con la atleta en el proceso de readaptación para conseguir minimizar el tiempo de vuelta a la competición”, explica el profesor.

“Por todo lo que estamos indicando, podemos concluir que, si no aparecen problemas asociados en cuanto el transcurso natural de la lesión, la atleta puede volver a entrenar a un ritmo normal aproximadamente entre 3 – 4 meses. Teniendo en cuenta la capacidad de sacrificio de la atleta y su carácter competitivo es posible que los tiempos de recuperación puedan disminuir”, finaliza en declaraciones recogidas por As.


No hay comentarios

Añade el tuyo