TRIATLÓN

Las Olimpiadas se olvidan de los triatletas invidentes y de la categoría PT3

daniel-molina

El triatleta Daniel Molina no acudirá a los Paralímpicos por competir en la categoría PT3.

(30-3-2015). El paratriatlón estará por primera vez en los Juegos Olímpicos en Río 2016. Aunque tan sólo se han aceptado tres de las cinco categorías que componen el deporte, dejando sin posibilidades a muchos deportistas.

El paratriatlón se convertirá en 2016 en deporte paralímpico, tras ser aceptado por el Comité Paralímpico Internacional. Aunque no irá al completo. Una decisión que ha despertado malestar entre los paratriatletas afectados que, por un momento, habían visto posible realizar su sueño de competir en unas Olimpiadas y que, de pronto, se ha esfumado.

Ni deficientes visuales ni PT3
El paratriatlón consta de cinco categorías según el tipo y nivel de deficiencia presentado por los triatletas, siendo éstas: silla de ruedas, deficiencia visual y tres que engloban las discapacidades físicas (PT2 para amputados por encima de la rodilla que compiten con o sin prótesis), PT3 (para deportistas sin extremidad superior o inutilizada) y PT4 (para deportistas con lesiones leves en piernas y brazos).
De estas cinco categorías, el Comité Paralímpico ha decidido que acudan a los juegos Olímpicos de Río de Janeiro en 2016 tres de ellas, dejando fuera a las categorías de deficiencia visual y PT3.

Deporte dividido
Esta decisión ha supuesto la decepción de deportistas españoles como Daniel Molina, triatleta madrileño con amputación de pierna por debajo de la rodilla y que actualmente compite en la categoría PT3. Lo cual, le deja automáticamente sin posibilidades de participar en las Olimpiadas.
En una entrevista concebida al medio El Confidencial, Daniel Molina ha expresado su malestar y su incomprensión ante la decisión tomada ya que, asegura, “si un deporte son cinco categorías, va el deporte entero y no lo dividen”.
Otro peligro que esboza el triatleta es la falta de interés que sufrirán los deportistas en las dos categorías vetadas para conseguir patrocinios y becas. Así como el difícil futuro que deja entrever para dichas categorías: “Si hay categorías que no son olímpicas, éstas tenderán a desaparecer. ¿Quién va a pagar por ir a un Mundial si luego no puede ir a los Juegos Olímpicos?”


Hay 1 comentario

Añade el tuyo

Publicar un nuevo comentario.