TRIATLÓN

Año redondo para Rubén Ruzafa

El malagueño se hace con el título mundial de XTerra

(27-10-2014). Rubén Ruzafa ha logrado por tercera ocasión el título mundial de XTerraA en una temporada perfecta en la que ha conseguido diez victorias en las diez pruebas que ha disputado en el circuito internacional.

El triatleta afincado en el Rincón de la Victoria, además, ha sido el primer triatleta de la historia en conseguir en un mismo año los dos mundiales de triatlón cross más importantes a nivel internacional: el mundial XTerra y el mundial de la Federación Internacional de Triatlón (ITU), celebrado el pasado mes de agosto en Zittau, Alemania.

Ruzafa ha cuajado una de sus mejores actuaciones en el tramo de natación, su segmento más débil. En los primeros 750 metros apenas perdía diez segundos con la cabeza de carrera y, en el 1.500, la diferencia frente al líder, el costarricense Leonardo Chacón, era menor de un minuto. Eso le ha permitido afrontar con calma la transición.

En el recorrido en bicicleta de montaña, su sector más fuerte, logró ponerse en cabeza de carrera en el kilómetro diez. A partir de ahí ha ido aumentando paulatinamente su ventaja hasta llegar a los dos minutos y medio en la T2. Finalmente, el malagueño ha entrado en meta con un tiempo de 2h29’57’’, con lo que rebaja su marca del año pasado en casi cinco minutos. Le han acompañado en el podio Josiah Middaugh y Ben Allen. “¡Lo conseguimos!”, celebraba en meta.

Un trabajo “duro y constante”
Tras la victoria, Rizafa valoraba su actuación de la siguiente manera: “estoy muy contento con el resultado. Esta mañana estaba muy tranquilo y muy concentrado. Me ha sorprendido la natación porque he salido a 50 segundos de la cabeza, algo inaudito. Sabía que la carrera empezaba bien, he cogido a los primeros sobre el kilómetro 10 y de ahí ya he cogido mi ritmo, no he gastado demasiado. He intentado sacar en los sitios en los que podía sin llegar a tomar muchos riesgos”. A partir de ahí, el malagueño se ha centrado en mantener el ritmo: “he llegado a la T2 con unos dos minutos y medio. Sabía que tenía que seguir apretando a tope. Aunque ya había gastado mucho, he intentado mantener el ritmo. Como siempre, hasta que no he llegado a la playa no me he sabido ganador. Al llegar a meta estaba súper contento porque hemos terminado un gran año. Ha sido un trabajo muy duro y muy constante”.


No hay comentarios

Añade el tuyo