TRIATLÓN

Entrevista a David Solla, triatleta solidario que recauda fondos para la lucha contra el Alzhéimer

“Cuando la cabeza flojea, saber que compites por alguien te ayuda a dar un poco más”

david-solla-triatlon-alzheimer

(15-2-2017). David Solla es un joven triatleta gallego que ha puesto en marcha el reto ‘Corriendo no me olvido’ que pretende recaudar fondos para la lucha contra al Alzhéimer. Una enfermedad con la que se siente especialmente involucrado porque le ha tocado vivirla de cerca.

¿Como surgió idea de convertirte en triatleta contra el Alzhéimer?

Llevo haciendo triatlones desde hace más de 3 años, y este año quería dar un empuje más a mi afición, haciendo que mis entrenos y mis kilómetros tuvieran un valor añadido. Pensé en varias causas solidarias, pero como el tema del Alzhéimer me ha tocado de cerca, pues la decisión fue relativamente fácil. Me di de alta en Migranodearena y me puso en contacto con la Asociación de Familiares de Enfermos de Alzhéimer y otras demencias de Galicia (Afaga), con sede en Vigo.

Tu abuela, diagnosticada de Alzhéimer hace 5 años, fue el origen de todo ello. Como bien dices, correr por una causa concreta, o bien por alguien, da un valor añadido a la práctica deportiva.

Sí, sin ninguna duda. Desde que empecé a finales de año con todo este proyecto, a publicar posts en Facebook y en las redes sociales y demás, mucha gente ha respondido muy bien. Esto te motiva y te da un extra, sobre todo, a la hora de los entrenos. Fue el origen de todo. Cuando entreno o compito, pensar en ella, la verdad es que me ayuda a dar un poco más. Me ha criado, desde pequeño siempre he vivido con ella. Y poder hacer esto por mi abuela es algo que me motiva mucho. Incluso es algo que me ha sorprendido a mi mismo. Cuando la cabeza flojea, te ayuda a tirar un poco más.

Quería que mis entrenos y kilómetros tuvieran un valor añadido

Ella, tu abuela, ¿sabe alguna cosa de todo esto?

No, lamentablemente, no. La enfermedad está bastante avanzada y ya no asimila lo que puedas contarle. Ya no me reconoce. Hace cerca de un año que no sabe quién soy. Pero a pesar de todo, se la ve feliz, aunque tenga sus berrinches (cuenta dibujando una sonrisa en su rostro).

Afirmas que “corriendo no me olvido”. Un gran lema para luchar contra el Alzhéimer.

Esta frase resume bastante bien lo que es mi causa. Ojalá que con mi iniciativa pueda ser un referente para otra gente, no sólo la que hace deporte, sino la que debe sufrir de cerca la consecuencias de esta enfermedad. Hago lo que me gusta y, además, puedo ayudar a otra gente. Pocas cosas más satisfactorias puedes encontrar en la vida.

david-solla-triatlon-alzheimer-galicia

David Solla compagina su trabajo con el triatlón y con el hecho de vivir entre Madrid y Galicia.

El objetivo inicial era reunir un mínimo de 6.000 euros. ¿Cómo va en este sentido el proyecto, hasta ahora?

La verdad es que, por ahora, hay mucha gente que se ha interesado en mi proyecto, pero en cuanto a las aportaciones, poca cosa. Pero me imagino que cuando llegue el momento de los retos más grandes, aumentarán de forma ostensible. Tengo muchos seguidores en las redes sociales, pero económicamente, aún debemos hacer un salto de calidad.

Pocas cosas más satisfactorias puedes encontrar en la vida

El principal objetivo es correr el North West Triman en distancia Ironman, que se celebrará el 25 de junio en As Pontes. Son cuatro kilómetros nadando, 180 kilómetros en bici y un maratón.

El objetivo es intentar acabarlo por esta causa, por la lucha contra el Alzhéimer. Y después tengo otros retos en mente para seguir dando visibilidad a mi proyecto solidario.

¿Será la prueba más exigente que habrás hecho hasta la fecha?

Nunca he corrido ninguna distancia Ironman. He hecho un medio Ironman con desnivel, el triatlón de la Bola del Mundo, que dicen que es el más duro de España. No sé si va a ser la más dura, o la más costosa, pero estoy seguro que no será fácil.

Dices que tienes otros objetivos a la vista tras el Ironman. ¿Puedes detallarnos alguno de ellos?

Todo depende de cómo acabe el Ironman, pero tengo muchas ganas de hacer un Everesting. Es una prueba que ahora se ha puesto de moda y se trata de acumular un desnivel de 8.848 metros durante un día, esto es, el equivalente a la altura de la montaña más alta del mundo. Lo haría cerca de donde nací, en Tui, en el Monte Aloia, que forma parte de un Parque Natural. Es una prueba bastante dura, por la cantidad de horas que te pasas encima de la bici (admite, sincero).

En las pruebas largas te pasan mil historias, te vienes abajo y te vuelves a recuperar. Es un año concentrado en 10-12 horas

Como triatleta amateur, que debe compaginas los entrenos con su trabajo, no debe ser fácil. ¿Cómo te lo haces?

Realmente, para poder hacer los entrenos para preparar el Ironman es complicado. Hay semanas con mucha carga de entreno, que se juntan con mi trabajo y con el hecho de que casi vivo en dos sitios, en Madrid y en Galicia. Cuesta bastante, pero con los ánimos de la gente todo es un poco más fácil. Soy bastante disciplinado, intento cumplir siempre con el entreno marcado. No sólo influye un factor físico, sino también un factor mental. Y eso es algo que también hay que entrenarlo. Las pruebas de larga distancia son como un año corto. Son como un año reducido a 10-12 horas. Te pasan mil historias. Te vienes abajo. Vuelves a recuperar el optimismo… y la preparación mental y el saber que hay gente detrás apoyándote, te ayuda a superar esos momentos de flaqueza.

 

Si queréis ayudar a David en su reto, sólo tenéis que entrar en http://www.migranodearena.org y buscar el lema “Corriendo no me olvido”.

 

Información de contacto:

https://www.facebook.com/triatletalzheimer/

http://www.migranodearena.org/es/reto/13890/corriendo-no-me-olvido/

@AfagaVigo


No hay comentarios

Añade el tuyo