TRIATLÓN

Pena de cárcel para el conductor que atropelló a la triatleta María García Rubio

El accidente causó el fallecimiento de la deportista de 15 años

(29-10-2014). El Juzgado de lo Penal de Soria ha condenado a dos años y seis meses de cárcel a Juan Antonio García Molina, imputándosele delitos de conducción temeraria y homicidio imprudente, debido al accidente de tráfico en el que falleció la triatleta de 15 años María García Rubio en agosto de 2013.

Según se recoge la sentencia, a la que ha tenido acceso el Diario de Soria, Juan Antonio garcía Molina también será condenado a una pena de tres años y seis meses de privación del derecho de conducir vehículos a motor y ciclomotor, con pérdida de la vigencia de la licencia o permiso.

El fallo recoge como hechos probados que García Molina, mayor de edad y sin antecedentes penales, conducía un vehículo el 22 de agosto de 2013 por la carretera N-111 Medinaceli-Pamplona en sentido Pamplona, a la altura del km 236.44. En este mismo punto se encontraban circulando por el arcén la fallecida y una compañera, ambas menores de edad. La sentencia indica que ambas “circulaban correctamente en bicicleta, iban en hilera, en tramo recto, con perfecta visibilidad y sin ningún vehículo circulando en sentido contrario”.

“Al llegar a la altura de las mencionadas ciclistas, Juan Antonio García, que circulaba a unos 100 kilómetros por hora, se desplazó lateralmente hacia su derecha, invadiendo el arcén de la carretera, según su sentido de circulación, impactando con la bicicleta conducida por María García Rubio, que salió despedida a 35,50 metros de distancia», según el texto.

La colisión provocó el desprendimiento de la pieza cubre rueda del turismo, que impactó contra la pierna izquierda de la acompañante de la triatleta fallecida, de acuerdo a los hechos probados de la resolución judicial. «El turismo conducido por Juan Antonio García Molina no frenó, ni hizo ninguna maniobra evasiva para evitar la colisión».

García Rubio, de 15 años, falleció a causa del accidente, mientras que su compañera sufrió lesiones que tardaron en curar 40 días.

Tras el accidente, el conductor fue sometido a la prueba de detección alcohólica en la que dio positivo con 0,20 miligramos de alcohol por litro de aire aspirado.

En la sentencia ha sido clave que se demostrara que el impacto se produjo “dentro del arcén”, descartándose que “el accidente se debiera a la irrupción súbita de la ciclista en la calzada”, como muestran los desperfectos que sufrió el vehículo.
(Fuente: Diario de Soria)


No hay comentarios

Añade el tuyo