TRIATLÓN

Entrevista al reciente ganador de la doble corona mundial de triatlón cross

Rubén Ruzafa: “El triatlón cross me da más libertad que el MTB para organizar mi vida”

(3-9-2014). A punto de cumplir 30 primaveras, ha conseguido un hito en el mundo del triatlón cross. Ha ganado la doble corona mundial: el XTERRA y el ITU. Rubén Ruzafa siempre se mueve entre dos aguas. O, mejor dicho, entre la bicicleta y la carrera a pie, cuando sale del agua. Y lo hace a la perfección. Como los grandes campeones. Padre vasco. Madre malagueña. Ha sacado lo mejor de ambos territorios. Con tantos éxitos deportivos como los que lleva arrastrando desde el mundo del MTB (fue doble campeón de España), no es extraño que viva en el Rincón de la Victoria (Málaga). Se toma la decepción como una enseñanza vital. Relativiza la victoria y la derrota, como lo enseñó su padre. Ello le permite disfrutar mucho más con lo que hace. El próximo mes de octubre, el atleta patrocinado por Skechers intentará revalidar su campeonato del mundo de XTERRA en Maui.

Acabas de entrar en la historia como el primer triatleta campeón de XTERRA (el circuito mundial de mayor prestigio) y de ITU (International Triathlon Union), la doble corona mundial del triatlón cross. Todo ello tras tu victoria en el Campeonato Mundial de Triatlón cross en la localidad alemana de Zittau. ¿Es éste de momento tu mayor éxito deportivo?
Estoy muy, muy contento por todo ello. Y más, teniendo en cuenta que este es mi segundo año en el mundo del triatlón de forma exclusiva. Sin duda alguna, estoy viviendo mi mejor época deportiva. Estoy muy satisfecho con lo que he conseguido, la doble corona mundial. Sobre todo porque el año pasado, por una lesión a principios de temporada, no pude rendir durante toda el año al máximo nivel, como me hubiera gustado.

Eres campeón del mundo de XTERRA en dos ocasiones, 2008 y 2013. Y buscarás revalidar el título en octubre en Maui (Hawái).
Toda la temporada la hemos enfocado con el objetivo de hacerlo bien en Maui. De llegar a la cita con el máximo rendimiento, ya que es el principal reto de este 2014. Aun así, somos conscientes de que será muy difícil poder revalidar el título conseguido el año pasado. Hemos entrenado muy duro para ello, y veremos cómo se planteará la carrera. Ser campeón por tercera vez sería una gran alegría y poner el colofón a una gran temporada. Toda mi preparación ha ido encaminado a estar al 100% en Maui. Veremos qué pasa en el momento en que llegue la carrera.

Después de los altos y bajos de 2013, ésta, como decías, está siendo una gran temporada. Llevas ya 6 triunfos en las pruebas del circuito XTERRA en España, Portugal, Suiza, Francia, Italia y la República Checa.
Este año decidí cambiar de entrenador y Mikel Zabala (actual director de rendimiento del Movistar Team) se ha ocupado de toda mi preparación. También he trabajado mucho con el ex nadador olímpico Guillermo Mediano. Hemos dedicado muchas horas a trabajar la natación y la carrera a pie, sobre todo, la técnica en ambas disciplinas. Hemos intentado reducir las debilidades en estos dos sectores donde mis rivales me ganaban tiempo. Tampoco hemos obviado la bicicleta de montaña, pero sí es cierto que hemos trabajado con más intensidad en la piscina y en la carrera a pie. Y este trabajo ha empezado a dar sus frutos. Si antes quizás salía a unos 3 minutos de los rivales después del sector de agua, ahora salgo a unos 2 minutos. Hay que seguir mejorando, pero ya estamos más cerca. Además de todo este trabajo, mi cuerpo también se está adaptando a la disciplina del triatlón después de 2 años intensos. Esto también lo noto mucho, especialmente, a la hora de afrontar las carreras con mayor seguridad y convencimiento.

¿Cómo vives el auge del triatlón, sobre todo gracias a la figura de Javier Gómez Noya e incluso un Mario Mola que le sigue a la zaga? (Gómez Noya se acaba de proclamar campeón del Mundo por cuarta vez, y el triatleta mallorquín ha sido subcampeón del mundo).
El triatlón son 3 disciplinas diferentes y la gente no se aburre practicándolo precisamente por la variedad de deportes que supone. Creo que éste es el gran secreto de su éxito y aumento de popularidad, a parte de los grandes resultados de nuestros triatletas. Además, en el mundo del triatlón, tú te pones tus propias metas y tus propios retos. Eres la persona a batir. Acaba siendo una carrera en la que te enfrentas a tí mismo.

En el caso del triatlón cross, esta disciplina también empieza a coger fuerza…
Totalmente. Cada vez hay más adeptos del triatlón que, cansados del asfalto, se suman y se pasan al triatlón cross. Además, es un deporte muy atractivo por el contacto con la naturaleza que te puede reportar cuando lo practicas.

Hablando de naturaleza, haremos referencia a la tuya. Padre vasco y madre malagueña. ¿Has sacado lo mejor del Norte y del Sur?
(Se ríe abiertamente). En el Norte me dicen que no soy un andaluz normal. Y en el Sur que tampoco soy un vasco normal (y se vuelve a reír). Ya ves… Seguramente, he sacado lo mejor de ambas tierras. La variedad es positiva. Quizás me he quedado con lo mejor de cada parte… (reflexiona Rubén, sonriente).

Precisamente, empezaste en el mundo del deporte a través del Mountain Bike (MTB) porque tu padre te inculcó un poco el gusanillo por las dos ruedas.
Mi padre ha tenido una gran influencia en mi vida deportiva. Es el que me plantó la semilla del deporte con 12 años. Empecé en el mundo de la bicicleta de montaña, saliendo con él los fines de semana. A parte de la actividad física, lo que más valoro es la actitud con la que mi padre me enseñó a vivir el mundo del deporte. Vivirlo en su plenitud, disfrutarlo, y no condicionarlo todo a la victoria y la derrota, a los resultados. Es por esta enseñanza, por estos valores deportivos, por lo que le estoy más agradecido.

En categoría junior de MTB, eras de los mejores corredores de toda España y pasaste a profesional con el Orbea Racing Team. Incluso fuiste campeón de España de Mountain Bike élite en dos ocasiones. ¿Echas de menos ese mundo del MTB?
Para nada. No lo echo de menos, pero sí que, siempre que puedo, sigo ligado y pendiente de lo que pasa en el MTB. Cada deporte, ya sea el triatlón cross o el MTB, tiene sus puntos negativos y sus puntos positivos. En el MTB, por ejemplo, formas parte de la estructura de un equipo y sólo debes dedicarte y preocuparte de entrenar. En el triatlón cross, en cambio, tienes más libertad y eres más independiente. Y eso se nota mucho en el día a día. Puedes ir más a tu aire. Tú eliges tu propio calendario y te organizas los viajes, acabas siendo más abierto a la gente. El triatlón me da más libertad para organizar mi vida. Ahora entreno más horas, pero no echo de menos el MTB.

Hablabas antes de los valores deportivos que te enseñó tu padre y la relativización de la victoria y la derrota. Echemos ahora la vista al pasado. No fuiste convocado para acudir a los JJOO de Pekín, en 2008, con el equipo español de MTB. Tampoco entraste en la selección para los JJOO de Londres, en 2012. ¿No haber participado en unos JJOO es una espina clavada?
No haber competido en unos Juegos no es una espina clavada, porque, en su momento, lo di todo y no pudo ser. El año 2008, y este episodio en concreto, me moldeó mucho como persona y deportista. Me enseñó a saber gestionar el deporte y las decepciones. Y, echando la vista hacia atrás, me lo tomo como algo positivo, ya que me formó mejor como persona y deportista. Esperar 4 años para competir en unos JJOO es algo muy duro. Es muy duro tener que entrenar durante 2 años al máximo nivel y competir en la clasificación con otros corredores que también ansían poder estar ahí. Los errores, por pequeños que sean, se pagan muy caros. Y, en ocasiones, esas pequeñas cosas pueden echar por tierra un trabajo de muchos años. Debes sacrificar mucho por esta lucha que, en un momento dado, puede llegar a ser injusta. Ser profesional implica muchos sacrificios.

Esta decepción olímpica conllevó que te presentaras al Campeonato del Mundo XTERRA de 2008, que finalmente ganaste en Maui. Una disciplina donde podríamos decir que acabas de aterrizar después de 2 años procedente del MTB. ¿Es precisamente encima de la bici donde te encuentras más cómodo durante una prueba de XTERRA?
Te pondré un ejemplo. En Zittau (ITU) salí del agua a más de 2 minutos de la cabeza, pero una vez finalizados los 36 kilómetros de bici, lideraba la carrera con más de 2 minutos de ventaja. Es evidente que provengo del mundo de la bicicleta de montaña y que es mi sector más fuerte, pero no por ello dejo de trabajar para mejorarlo. En el entreno diario, no olvidamos ninguna de las 3 disciplinas del triatlón cross. Antes debía remontar mucho en bici. Ahora, gracias al trabajo específico del que te hablaba antes con Guillermo Mediano, no tanto. Ahora, con esta mejora en el agua, puedo ir un poco más relajado encima de la bici y también llegar más fresco al último sector de la carrera a pie. En el mundo del triatlón debes trabajar todas las disciplinas al máximo, aunque una de ellas o dos de ellas se te den muy bien. Nuestro objetivo es la mejora constante.

¿Cómo ha cambiado tu rutina de entrenos Mikel Zabala?
Con Mikel entreno menos que antes. La calidad ha sustituido a la cantidad. Entrenamos un máximo de 20-22 horas a la semana si juntamos las 3 disciplinas. Me siento mucho más cómodo. Ahora tengo más calidad de vida. Fuera del deporte, también somos personas, y este tipo de entrenos que hago ahora me permiten no ir tan cansado. Además, este menor cansancio también hace que tenga más ganas de entrenar. El cambio se nota en mi vida como deportista, pero también fuera del deporte. Ahora mismo, disfruto mucho más con todo lo que hago.

Estás a punto de cumplir 30 años. ¿A nivel deportivo, te planteas el futuro a medio-largo plazo, o bien te gusta vivir el presente?
La vida me ha enseñado que hay que vivir el día a día y no plantearte retos excesivamente lejanos. En este sentido, voy año a año y disfrutando del momento actual, que es muy bueno.

Y el próximo reto será, como decíamos al principio, revalidar el título mundial de XCROSS en Maui…
Así es. Maui es el gran objetivo del año. Antes haremos una semana de preparación en altura en Sierra Nevada para disputar el 20 de septiembre el XCROSS de Estados Unidos, en Utah. Será una prueba en altura y es por ello que vamos a hacer esta preparación de una semana en altura. Después de Estados Unidos, ya sólo tendremos en mente la cita de Maui.

Información y contacto:
www.rubenruzafa.es
@RubenRuzafa


No hay comentarios

Añade el tuyo