Proveedores de Marcas

HELLY HANSEN

helly-hansen

Presentación

Los orígenes de Helly Hansen se remontan en el tiempo hasta 1877 en un pueblecito costero del fiordo de Oslo llamado Moss.

Un lugareño, el capitán de barco Helly Juell Hansen había estado navegando desde los quince años. Cansado de estar siempre mojado, cuando contaba 35 años, él y su mujer Maren Margarethe empezaron a fabricar chaquetas, pantalones y otras piezas de ropa con un textil bañado en aceite, secado a fuego vivo.

La idea funcionó muy bien desde buen principio en un país en el que el frío y el mar son prácticamente constantes y en los 5 primeros años la nueva compañía había vendido cerca de 10.000 piezas.

De hecho, ya un año después de su fundación, la empresa obtuvo su primer reconocimiento comercial, al ganar un diploma a la excelencia en la Expo de París de 1878. El galardón animó a Helly Hansen a empezar a exportar sus productos al extranjero. Los pedidos empezaron a llegar no sólo desde los vecinos países escandinavos, sinó ahora también desde Inglaterra, Suráfrica e incluso desde países tan remotos como Chile.

Helly Juell Hansen murió en 1914, a la edad de 72 años, y el negocio familiar recayó en las manos de su hijo, Leiv Helly-Hansen. Leiv era un experto comerciante que había trabajado en Inglaterra y Alemania, y tenía la determinación de mantener el crecimiento de la compañía que había fundado su padre.

 

CREADORES DEL TEJIDO LINOX

En 1920, ya bajo las riendas de Leiv, la empresa desarrolló un nuevo tejido impermeable llamado Linox. La superficie del material era brillante y atractiva, pero su mejor característica es que no era pegajosa como los antigos tejidos bañados en aceite. Dada la fama que este nuevo material consiguió, el nombre Linox se hizo extensivo a otros materiales basados en policloruro de vinilo (PVC).

En 1931 se lanzó al mercado otro tejido, llamado Lin-O-Let, que era más delgado y ligero que Linox. Además permitía ser coloreado, por lo que se aplicó en ropa de exterior y ropas impermeables destinadas a niños y mujeres. “¿Por qué existe la creencia de que más pesado es más caliente?”, se preguntaría la marca años más tarde.

 

HELOX: EL GRAN INVENTO

El mayor hito de la marca en su primer siglo de existencia, sin embargo, se daría en 1949, cuando Helly Hansen desarrolló un material llamado Helox (combinación de Helly y de Linox), que era una capa muy fina translúcida de plástico PVC que empezó a utilizar para fabricar chaquetas impermeables, anoraks y gorros anti-lluvia. Helox tuvo tan buena acogida en el mercado que cada mes la fábrica de Helly Hansen producía 30.000 unidades mensuales.

Helox se hizo muy popular e incluso toda la delegación noruega en los Juegos Olímpicos de Helsinki en 1952 eligieron Helox para sus prendas. El éxito comercial de Helox alentó a Helly Hansen a desarrollar una versión más dura y pesada para profesionales, que recibió el nombre de Plarex. Era un material ideal para trabajos en duras condiciones climáticas como pescadores, marinos, industriales, etc.

 

SISTEMA DE LAS TRES CAPAS

El sistema de tres capas es una de las mayores contribuciones de Helly Hansen a la industria de la equipación técnica de exterior. A la marca noruega se le reconoce la invención de los primeros textiles impermeables en 1877, los primeros midlayers de calor en los años 60 (los antepasados de los actuales forros polares) y el primer baselayer técnico en los años 70.

La primera capa o capa base (“baselayer”) funciona como una segunda piel humana, expulsando la humedad del cuerpo hacia fuera. Los baselayers de Helly Hansen utilizan una avanzada tecnología basada en polipropileno que ofrece el agradable tacto del poliéster, pero sin embargo es capaz de transportar en el mismo tiempo 40 veces más humedad que el poliéster.

Mientras que el baselayer mantiene el cuerpo seco al expulsar la humedad que genera realizando actividades intensivas, la segunda capa o capa térmica (“midlayer”) aísla del frío a la vez que transporta la humedad desde la capa base hasta la capa exterior. Es la capa que aporta calor, confort y mantiene el cuerpo en una temperatura óptima, permitiendo a sus usuarios desempeñar sus funciones en entornos hostiles de frío intenso o humedad extrema. “Warm is the new black”, dicen en Helly Hansen refiriéndose a su línea de capas térmicas.

La tercera capa aporta protección contra las inclemencias meteorológicas y regula el nivel de humedad en sincronía con la capa intermedia y la capa base. Mantiene el frío, el viento y la humedad fuera, mientras que permite que el vapor de agua que hay junto al cuerpo escape a través de sus características ventilaciones.

Las tres capas configuran el sistema de tres capas, una invención de Helly Hansen que se ha convertido en un estándar en la industria.

 

Informaciones de Helly Hansen en cmdsport

Marcas

HELLY HANSEN

No hay comentarios

Añade el tuyo

Noticias por categoría